Primates muy cercanos

Fermín Gassol Peco.- Y cada día que pasa, más. Esto de los descubrimientos genéticos en primates es la historia de casi nunca acabar y digo casi porque puede ser que estamos ya al final de la misma.  Cada cierto tiempo, periódicos y revistas especializadas nos traen noticias sumamente curiosas y reveladoras sobre el apasionante mundo de nuestros “parientes” más cercanos.
fermingassol
Ya sabíamos de la proximidad que los humanos mantenemos con los grandes simios, una cercanía que después de cada hallazgo parece resultar más evidente. Hace unos años se descubrió que los chimpancés compartían con nosotros el noventa y seis por ciento del genoma y desde entonces los científicos continúan dando distintos porcentajes de similitud con los humanos. Ahora ya sabemos que los orangutanes y los homos sapiens compartimos el noventa y siete por ciento del mapa genético, es decir que con un poco menos pelo y bastante maquillados podríamos pasar unos por otros.

Este es el punto en que la ciencia se encuentra actualmente. Pero los científicos que se dedican a investigar dicen que aún se desconocen las dotaciones genéticas de otros primates superiores. Dentro de poco tiempo podremos conocerlas porque estos estudiosos están volcados en cuerpo y alma en su hallazgo; la cuestión no es para menos. Porque eso de tener a un tiro de piedra la posibilidad de descorrer el velo que tapa el secreto mayor, cual es el momento de nuestro origen genético, justifica cualquier desvelo.

Y es que los próximos descubrimientos demostrarían que compartimos el noventa y ocho por ciento del genoma con los gorilas y el noventa y nueve con los bononos, como algunos creen ahora. O sea que podríamos estar ante la última puerta que nos permitiera hallar el origen del hombre desde un punto de vista genético. Faltaría por encontrar ese uno por ciento que contendría, quien sabe si el gen del alma. Menudo hallazgo.

De los orangutanes, por ejemplo, sabemos ya que son animales “muy inteligentes”, que utilizan signos para comunicarse entre ellos, fabrican herramientas para conseguir alimentos, desarrollan técnicas para mejorar su entorno y ante la prueba del espejo se reconocen como ellos mismos. Los investigadores se atreven a decir también que utilizan determinadas plantas como medicinas para curarse las heridas y poseen un sentido muy evolucionado de la estética y de la reciprocidad, así como una mirada y una expresión casi humana.

Sin embargo y siguiendo con las opiniones de los mismos estudiosos, parece ser que este “compadre” no dio en su día, hace ya la friolera de catorce millones de años, el paso a la utilización del lenguaje debido a que las mutaciones genéticas se produjeron de manera mucho más lenta.

Un mundo apasionante éste que estudia a nuestros “parientes” más antiguos… y cada día más cercanos, eso sí de momento y por ahora, que cualquiera sabe lo que la ciencia mañana puede llegar a descubrir. La ciencia y algunos programas de televisión especializados en mostrarnos los instintos animales más ancestrales y básicos que todos llevamos dentro… que todo también puede andarse y descubrirse ya fuera de los laboratorios, y si no, que se lo pregunten a esos homos más o menos sapiens que se exhiben en algunos programas de la tele, apoyados todavía en “cinco patas”.

mono

Relacionados

Euromillones

5 COMENTARIOS

  1. No pareces protestante, éstos envían a Darwin a la hoguera.

    Tampoco Darwin es que lo explique todo, pero una parte importante sí.

    De todas formas creo que hay que poner en su sitio al darwinismo, que no explica las mutaciones genéticas no adaptativas al medio.

    Si combinas a Darwin y a Nietzsche pues el producto es bastante más que primate, es genocida. Si lo aderezas con Marx o a Rosenberg ya tienes el plato al gusto.

    Y para probarlo, aquí va un texto de Engels:

    «No hay país en Europa que no disponga en alguna de sus esquinas de una o varias ruinas de pueblos, residuos de antiguas poblaciones, arrinconadas y sometidas por la nación que con posterioridad se convierte portadora del desarrollo histórico. Estos restos restos de una nación machacada sin piedad por la marcha de la historia -Hegel dixit-, estos excrementos de pueblos, se convierten una y otra vez hasta su extinción o desnacionalización en portadores fanáticos de la contrarrevolución. Es más, su propia existencia es una protesta contra la gran revolución histórica.

    En Escocia los gaélicos, apoyo de los Estuardo desde 1640 a 1745.

    En Francia los bretones, apoyo de los Borbones desde 1792 a 1800.

    En España los vascos, apoyo de Don Carlos.

    La próxima guerra mundial hará desaparecer de la faz de la Tierra no ya sólo a clases y dinastías reaccionarias, sino también a pueblos reaccionarios enteros. Lo cual también es un progreso.»

    «Neue Rheinische Zeitung» – Der magyarische Kampf. 1849

    Si es que a partir del siglo XIX se empezó a cocer el XX.

    La evolución de los homínidos es uno de los temas más apasionantes de la Historia del ser humano.

  2. Fermin ya se que doy mala imagen de los catolicos, pero yo elegi ser un laico radical, estuve muy metido y descubri que mi compromiso estaba fuera de la Iglesia, no en medio, por fortuna no creyeron que debia ser religioso.

    Soy belicoso y muy critico cuando estoy dentro por eso busco periferias. Y esta es una.

    Solo un hola, respondes a todo el mundo. Cuando puedas. Te leo siempre.

    Le han querido dar mucha caña al Seminario, y a la Iglesia. Y hay cosas buenas y malas. Pero el silencio es aun peor que la temeridad.

    La gente lee mas de lo que creemos los comentarios. Y no es justo que no aparezca la cara virtuosa de la Iglesia que amamos pese a sus defectos, porque nos hace mucho bien. Una mentira repetida 300 veces puede convertirse en real. Por eso estamos donde estamos.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img