Pollo con salsa de miel y mostaza

mediterraneamenteHoy os traigo una receta riquísima, muy fácil y que encantará a todo el mundo: pollo con salsa de miel y mostaza. Esta receta me vino a la cabeza tras comer en un restaurante un delicioso plato de pollo acompañado con esta salsa.
Ya estaba cansado de las salsas de miel y mostaza de bote que venden el los supermercados y que, aunque te pueden sacar de un apuro, no me llegaban a convencer por su sabor un tanto artificial. Cuando llegué a casa empecé a pensar en cómo podría hacer una salsa que se pareciese a la que habíamos comido en el restaurante, que tuviera ese contraste dulce y agrio de la miel y la mostaza y que, a su vez, no resultase empalagosa.

Pues comencé a probar diferentes combinaciones. Lo intenté varias veces y, tras varios intentos fallidos, llegué a conseguir la receta que, si bien no era calcada a la que había comido, no tenía nada que envidiar a aquella. Desde entonces la he hecho en bastantes ocasiones, ya sea para una cena un día de diario en casa, o para una cena con amigos o con la familia. Os puedo asegurar que a todo el mundo le ha encantado, han repetido, y me han pedido la receta. Por esto, y porque realmente está muy rica, hoy la comparto con todos vosotros. Veréis que es una receta muy sencilla y rápida, y con ingredientes que probablemente ya tenéis por casa. Así que... ¡manos a la obra!

pollo-motazaPOLLO CON SALSA DE MIEL Y MOSTAZA

INGREDIENTES (para 4 personas):

- 400 gr. de contramuslo de pollo deshuesado (cortado en trozos de bocado).

- 1 clara de huevo.

- Dos cucharadas de harina.

- 150 ml. de caldo de pollo.

- Tres cucharadas de miel.

- Tres cucharadas  de mostaza (la mejor opción es la mostaza de Dijon).

- Una cucharada de azúcar moreno.

- Una cucharadita de harina de maiz (maizena).

- Dos cucharaditas de agua.

- Aceite de oliva, sal y pimienta.

- Perejil picado para decorar.

ELABORACIÓN:
1.- En primer lugar, limpiar los contramuslos de pollo de parte de la grasa que tengan. Yo le dejo un poquito de grasa ya que le da muy buen sabor. Cortar en trozos pequeños o de bocado y poner en un bol. Añadir sal, pimienta, y las dos cucharadas de harina, asegurando que la harina cubra bien los trozos de pollo. Añadir una clara de huevo y mezclar bien. El añadir harina y la clara al pollo conseguirá que quede una especie de rebozado muy fino al freirlo.

2.- En una sartén con un par de cucharadas de aceite de oliva bien caliente, añadir el pollo y cocinarlo a fuego fuerte durante 2-3 minutos o hasta que el pollo haya cogido un poquito de color (no hace falta que esté hecho del todo porque lo continuaremos cocinando más tarde). Apartar a un plato y reservar.

3.- En un recipiente, mezclar la miel, la mostaza y el azúcar moreno hasta que el azúcar se haya disuelto bien. En la misma sartén que habíamos utilizado para hacer el pollo, para aprovechar el jugo y el sabor que haya quedado del pollo, añadir el caldo de pollo y calentar a fuego medio-alto hasta que llegue a ebullición. Añadir la mezcla de miel, mostaza y llevar de nuevo a ebullición. En este punto debemos probar para rectificar de sal y, dependiendo de si nos gusta más  menos fuerte, podemos añadir un poco más de miel y mostaza.

4.- En un cuenco pequeño, mezclar las dos cucharadas de agua con la maizena. Volver a añadir el pollo a la salsa y dejar cocinar a fuego medio-alto unos diez minutos o hasta que la salsa haya reducido un poco y el pollo se haya terminado de hacer. Añadir un chorrito de vinagre balsámico por encima. Finalmente añadimos la mezcla de agua y maizena. Esto hará que la salsa ligue un poco y se vuelva más espesita. Una vez haya espesado, retirar del fuego y servir espolvoreando un poco de perejil o cilantro picado por encima.

¡Y listo! Ya tenemos nuesro pollo con miel y mostaza. El resultado es fantástico,un plato muy sabroso. La salsa queda dulce pero para nada empalagosa y el pollo, al haber utilizado contramuslo y no pechuga (que suele quedar más seca), queda muy jugoso. En cuanto a la presentación, lo podéis servir sobre una cama de arroz vaporizado y tendréis una comida completa, rápida, y sencillísima de preparar. Además, esta salsa no solo va con pollo, sino que podemos usar lomo de cerdo, solomillo o con lo que se nos ocurra. Es muy versátil y adaptable a multitud de platos. Vamos, un acierto en cualquier caso. 🙂

Espero que os haya gustado y espero que lo hagáis en casa y me comentéis qué tal el resultado. Recordad que podéis seguirnos en Twitter en la cuenta @mediterraneaco, donde podéis enteraros de las últimas recetas subidas al blog y donde podéis hacer sugerencias sobre platos que os gustaría ver en el blog.

Un saludo para tod@s, y hasta la próxima!! BON APPÉTIT!!

--
pie-mediterranemente
Armando Carrillo

Mediterráneamente
mediterraneamentecocina@gmail.com
twitter @mediterraneaco
http://mediterraneamenteandco.blogspot.com.es/

Relacionados

Euromillones

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img