Advertisement
Advertisement
Inicio » Ciudadano en Blanco

Terceras elecciones: ¡bueno para la democracia!

- 8 agosto, 2016 – 10:0224 Comentarios
ciuadadano-en-blancoUn proceso político puede ser muy complejo. Puede ser difícil de comprender de entrada. Puede requerir tiempo para llegar a una decisión firme. Puede requerir repensar las cosas, y cambiar de posición. Repetir una votación no es necesariamente negativo. Es más, puede ser conveniente. Higiénico. Permite rectificar una posición inicial poco meditada. O equivocada. Ir a unas terceras elecciones podría ser lo correcto desde un punto de vista democrático. Los votantes del PP han mantenido firme su posición. Esta era más sólida, estaba más consolidada. El PP, sin duda alguna, siempre ha representado mejor a sus votantes. Y en consecuencia, estos no han cambiado su postura en este proceso deliberativo prolongado. En cambio, en el caso de Podemos e Izquierda Unida, no todos sus votantes de diciembre de 2015 tenían una posición firme, consolidada. Y muchos se lo han pensado mejor. Se han dado cuenta de que bien unos u otros no les representaban verdaderamente. Y como es lógico, han cambiado de posición. Y en caso de ir a unas terceras elecciones, un nuevo posicionamiento de los ciudadanos estará más informado, más meditado, será más coherente con la realidad de las candidaturas. El resultado de la votación será más representativo. Y por tanto, más democrático. ¿O no? Obviamente, no. Pero gran parte de lo que he escrito antes es correcto. Es bueno repensar las cosas. Es fundamental que las candidaturas representen lo más fielmente posible a sus votantes. En teoría, unas terceras elecciones sí deberían ser algo positivo. Pero no lo van a ser. ¿Donde está el fallo? Si quieres responder por ti mismo a esta cuestión, no sigas leyendo. Esta es mi respuesta: El problema no está en el razonamiento que he utilizado, que es correcto. Lo que son falsas son las premisas. La primera premisa falsa es partir de que los procesos electorales en España son democráticosYa sabemos que no lo son. Y por tanto, los resultados, sean los que sean, nunca van a beneficiarnos desde un punto de vista democrático. Por ejemplo, sin democracia, no hay racionalidad, sino visceralidad: Por un lado, la gente es fiel a los partidos por fanatismo, por egoísmo, o por que les han lavado el cerebro. Su fidelidad a un partido no es virtud, sino todo lo contrario. Y por el otro lado, la gente cambia de posición no por estar más informada, o haber meditado más, sino irreflexivamente, por hastío, o movida por sentimientos manipulados desde la televisión. Mutable cual veleta orientada según de dónde sople el viento. Su cambio de postura, por tanto, tampoco es positivo. Y la segunda premisa falsa es partir de que representación es igual a democracia. No es cierto, como ya ha quedado demostrado también en más de una ocasión. Representación es contrario a democracia. Democracia es participación directa. Representación es oligarquía. Unas terceras elecciones mejorarían la representatividad -de los votantes, no del conjunto de la ciudadanía-. Es decir, sería buenas para la oligarquía. Más oligarquía, menos democracia. Conclusión: unas terceras elecciones no serían buenas, porque no hay democracia. Así de sencillo. Y por esa misma razón, tampoco lo fueron ni las segundas, ni las primeras. Ni ninguna de las anteriores. Por eso apenas se ha notado que llevemos tanto tiempo sin gobierno. Por eso no importa si hay unas elecciones, dos o cuarenta. Es irrelevante. Porque lo llaman democracia, y no lo es. Gonzalo Plaza Ciudadano en blanco
Etiquetas: , ,

24 Comentarios »

  • Manchego dice:

    Esto ya no consiste en mas o menos democracia. Esto ya es algo de puro realismo. Un pais no puede estar paralizado sin aprobar medidas importantes, estamos a punto de ser sancionados por Europa al no aprobar presupuestos ni techo de gasto. Entre otros aspectos, por que la política internacional de un gobierno en funciones, está severamente limitada. Somos el hazmereir del mundo democratico, jamas se ha dado que un pais que se dice serio y desarrollado tenga que repetir por dos o tres veces unas elecciones generales. A la vez que la confianza en nosotros mismos de los españoles, tocará suelo, mas bien cavará un hoyo, al comprobar como los políticos, y especialmente el político del «no es no» y «que parte del no, no ha entendido», son incapaces de ver más allá de su puro interés partidista.

    • Yo mismo dice:

      No conozco ningún partido que sepa «ver más allá de su puro interés partidista»

      En España tenemos libertades, pero ¿tenemos democracia? ¿las decisiones importantes son consultadas con el soberano?, incluso ¿una parte proporcional del pueblo puede promover consultas al conjunto del pueblo soberano?

      • Manchego dice:

        Como he dicho antes, ahora no es momento de filosofar, si no de ponerse a trabajar. Y para ello tiene que haber un gobierno.

        • Yo mismo dice:

          ¿Un gobierno que haga lo que le de la gana?

          • Manchego dice:

            Un gobierno que haga lo que el parlamento le permita hacer!!

          • Manchego dice:

            Pero vamos, tambien podemos estar tocándonos el ombligo, mientras dedicamos sesudas reflexiones filosoficas sobre si la democracia es un ente existente o inexistente, sobre si el pueblo es soberano del todo, en medio o en parte y ya puestos, sobre si como pienso, existo. Y mientras tanto, Europa nos frie a sanciones, no se aprueban leyes que se adapten a las nuevos retos y situaciones (independentismo, recuperación económica, terrorismo internacional, etc, etc, etc), ynos gastamos una pasta gansa en nuevas elecciones. La filosofía, cuando toque, ahora no toca.

          • Yo mismo dice:

            No se si eso le convendrá a la mayoría de españoles, ni en qué medida.

          • Manchego dice:

            Yo tampoco sé lo que le conviene a los españoles, pero si sé lo que no le conviene, y es perder más el tiempo como se está haciendo.

          • Yo mismo dice:

            ¿Y qué podemos hacer los españolitos de a pie para «evitar que Europa nos fria a sanciones, no se aprueban leyes que se adapten a las nuevos retos y situaciones (independentismo, recuperación económica, terrorismo internacional, etc, etc, etc), y nos gastamos una pasta gansa en nuevas elecciones»??

          • Manchego dice:

            Los españolitos de a pie ya hicimos lo que se hace en todos los paises como el nuestro. Votar a lo que a cada cual le pareció mejor o al menos menos malo. Ahora son los politicos, y sobre todo el politico ese del «no es no», principal culpable de esta situacion, de la que todos son responsables eso si, los que deben hacer aquello para lo que están. Unos gobernar, y otros ejercer la oposición.

          • Yo mismo dice:

            Pues, si a la hora de la verdad, parece que los políticos no cuentan con los ciudadanos en las cuestiones importantes, como sí hacen en otros países, quizás entonces poco podamos hacer más que filosofear.

          • Manchego dice:

            Pues yo antes quefilosofar sobre el sexo de los ángeles, sigo manteniendo que lo que debemos hacer es recordarles, exigirles, a los politicos, que nosotros hemos hecho nuestro trabajo, que hagan ahora el suyo. O dejen que los que quieren hacerlo, lo hagan.

          • Yo mismo dice:

            Bueno….. Si a los políticos no les conviene, no espero yo que le hagan mucho caso.

    • Gonzalo dice:

      ¿No consiste en más o menos democracia?

      Bueno, para quienes no les importa lo más mínimo que no haya democracia, efectivamente, esa cuestión es irrelevante.

      Pero para los que sí nos importa, esa cuestión lo es todo. los ciudadanos no necesitamos un gobierno cualquiera que haga algo. Lo que necesitamos los ciudadanos es un gobierno democrático.

      Y a mi entender, la evidencia empírica demuestra que sí se puede estar con un gobierno en funciones -durante más de un año, al menos- sin que se note apenas. Y no sólo en España:

      http://politica.elpais.com/politica/2016/01/28/actualidad/1454013532_512285.html

      Y eso es porque las «medidas importantes» se toman por encima de los gobiernos. Ni el Pueblo ni las elecciones van a alterar esa realidad.

  • Charles dice:

    La famosa defensa de la “unidad de España” es uno de los argumentos para no aceptar una alternativa de izquierdas.
    Si analizamos detenidamente la alternativa que apoyaba Podemos, En Comú Podem, en Marea, Compromís e IU, cabe concluir que ninguna de estas fuerzas está llamando a la ruptura de España. La otra fuerza política a la que se proponía invitar a sumarse a esta alianza era el PNV, que no es tampoco un partido independentista sino nacionalista cristianodemócrata.
    “La unidad de España”, es, más bien,un pretexto bajo el cual se oculta la intención de defender los intereses económicos de la estructura de poder de este País. Entonces, la historia se repite. Las oligarquías económicas y financieras que dominaban la vida económica del País, ante el terror de ver sus privilegios afectados negativamente, realizaron un golpe militar el 18 de julio de 1936 para defender sus intereses bajo la llamada para defender la “unidad de España” que, por cierto, nadie estaba amenazando.
    Es muy necesaria la alianza de una mayoría de fuerzas políticas que quieren romper con las políticas neoliberales que han llevado a las clases populares de España a un desastre. Es urgente que se establezca este frente amplio en contra del neoliberalismo.
    Ahora, parece ser que lo importante es «la unidad de España» y los «intereses de España». Y lo dicen esas mismas fuerzas políticas que han adoptado una actitud dócil y servil ante el Estado alemán y al «establishment» financiero-económico-político de la Eurozona, así como la aceptación y promoción del tratado de libre comercio entre EEUU y la UE (el TTIP), que significa la pérdida de la soberanía de los Estados frente a los poderes económicos y financieros, sin ningún freno.
    Cuando lo viejo reverdece y lo nuevo se marchita….

    • Manchego dice:

      «La famosa defensa de la “unidad de España” es uno de los argumentos para no aceptar una alternativa de izquierdas». Pues diselo a los tuyos (Fernandez Vara, el de Aragón, Susana Diaz, Felipe Gonzalez, Guerra, etc, etc).

      Y te digo lo que le dijo el diario El Pais, no muy sospechoso de ser el gran aliado de «las derechas», a Pedro Sanchez. En la edad de la globalización, hablar de «las derechas» y «las izquierdas», es no saber donde ni cuando se vive. Cito textualmente: «Qué clase de juego arcaico es ese de dividir al país ideológicamente en dos con semejante simpleza en un momento tan complejo».

      Y añade «el líder del PSOE se ha empeñado «en conducir a su propio partido y al país entero a un callejón sin salida en el que ni deja gobernar al PP ni ofrece, al menos explícitamente, una vía alternativa».

      El Pais dixit (y no pixit, como dijo aquella socialista jijiji)

      • Charles dice:

        Es verdad que es un tema sin fin el de «las dos Españas» y que esta división fratricida es tan maniquea que no deberíamos reconocernos en ella. Pero, es obvio que,
        la grave crisis económica ha hecho resurgir las dos Españas felizmente olvidadas.
        ¿Quiénes son los míos? ¿Aquéllos que, a partir de 1982 y con la ayuda de la socialdemocracia europea, abrieron las puertas de la prosperidad para todos? ¿Los que iniciaron así los 30 años más felices y libres de nuestra historia?.
        Pues, si usted se refiere a ésos, entonces, sí son los míos…

    • Gonzalo dice:

      No hay ninguna alternativa de izquierdas. Todos los partidos políticos a los que se ha aupado mediáticamente al Poder han estado ahí para «defender los intereses económicos de la estructura de poder de este País». Todos defienden el neoliberalismo. Por eso se les ha permitido llegar al Poder.

      Y ha sido así siempre. PSOE del 82 incluido (precarización del empleo, ETTs, reforma del estatuto de los trabajadores… o en otro ámbito, la privatización de la Sanidad, etc).

      Lo de la unidad de España es uno de los dogmas que utilizan para ocultarlo, con el que lavan el cerebro a una buena parte de sus votantes.

      Pero vamos, otros dicen que son de izquierdas.

      Propaganda. Lavacerebros.

      Mismos perros, distintos collares.

    • Censor dice:

      «Si analizamos detenidamente la alternativa que apoyaba Podemos, En Comú Podem, en Marea, Compromís e IU, cabe concluir que ninguna de estas fuerzas está llamando a la ruptura de España.» Luego, hay que entender que apoyaban la unidad de España y el respeto a sus símbolos (la bandera), a sus instituciones (la monarquía) y a la lengua común de todos los españoles. Todo lo anterior es tan cierto como benéficos son los efectos del ácido sulfúrico para la hernia de hiato.
      Te olvidas de mencionar entre los salvadores de España a Bildu, ese think tank nacido para que nunca olvidemos el quinto mandamiento.

      Sobre la catástrofe provocada por neoliberalismo, decir que no veo el liberalismo clásico por ninguna parte, y al nuevo no se le espera. Sí hemos padecido ocho años infaustos de políticas torpes y sectarias y de izquierdas que, aparte de resucitar odios entre españoles ya superados, han arruinado a España para unas pocas décadas. Cierto es que Rajoy no lo ha hecho maravillosamente bien, pero resulta obsceno compararlo con Zapatero.

      Y sobre las ya clásicas mentiras sobre la Guerra Civil, recordar que en 1934 la izquierda y los nacionalistas catalanes, el PSOE y la Esquerra, dieron un golpe de estado contra la República, y que el 13 de julio del 36 el PSOE asesinaba al jefe de la oposición, Calvo Sotelo.

      Lo que no había en el 36 en España, querido Charles, era un peligro fascista, como muy bien aclaró el socialista Largo Caballero, el Lenin español. Lo que sí habia era una revolución en marcha para imponer una dictadura comunista a imagen y semejanza de la Rusia soviética. En otras palabras: «Media España se negaba a a morir».

      Münzenberg estaría orgulloso de ti, charles.

  • Hobbes dice:

    No solo terceras elecciones,sino «incineración política» de todos los cantamañanas que ahora mismo dirigen la política española. No se libra ni uno. Empezando por lo que hemos mandado a Madrid desde Ciudad Real.

    Sé que mis primeros tres renglones son pura soflama fascista para acabar con lo que hay, pero como progresista, como ciudadano que quiere ejercer como tal, no veo más que «payasos» que no servirían ni para dirigir una república bananera.

    Por primera vez en mi vida, creo que los ciudadanos estamos varios peldaños por encima de nuestros políticos. Hemos decidido en las elecciones que NO queremos un solo partido en el poder, que no nos gusta ninguna de las opciones. Hemos decidido que queremos una opción progresista, que tiene más escaños que la conservadora, y lo que hemos obtenido es:

    1.-Un candidato de derechas que quiere formar gobierno, pero no una sesión de investidura, que lee el marca pero no el estado de opinión de su país. Un tipo que, desde la Moncloa, ve cómo arde su país y no hace nada.

    2.- Un partido conservador que acusa a los demás de ser el diablo porque no aceptan a pies juntillas mantener a todos sus corruptos en el congreso y senado.

    3.- Unos partidos nacionalistas que van a hacer el agosto, como siempre.

    4.- Y, lo dejo para el final, una izquierda inmadura,llena de trolls que solo buscan su propio beneficio particular y que no son capaces de unirse para que este país vuelta a ser un abanderado de los derechos sociales.

    Eso es lo que pienso. La solución…no tengo ni idea (no es cierto, pero lo dejo así para no discutir), pero creo que unas terceras elecciones para que le digamos por tercera vez a nuestros políticos que son «lo peor»…no estaría mal. A ver si a la tercera se dan cuenta.

    España lo que no se puede permitir son cuatro años más de Alí Babá genovés. Eso es lo que han dicho las urnas. Si tiene que haber un gobierno conservador que lo haya, pero no el de piratas del Caribe.

    • Gonzalo dice:

      Hobbes, los ciudadanos no están ni un ápice por encima de los políticos, porque les han votado. Son sus políticos.

      Tampoco han decidido que no quieren un único partido en el poder. Cada ciudadano ha votado a un partido, el suyo. Si no ha ganado uno por mayoría absoluta no ha sido por falta de ganas de sus votantes.

      Y además, todos los que habéis votado a algún partido habéis legitimado las elecciones, y por tanto, habéis aceptado, de antemano, el gobierno que salga de ellas. Esto es, el de Rajoy.

      Si Rajoy gobierna, sea ahora o dentro de otras elecciones, es en parte responsabilidad tuya, Hobbes. Tú aceptaste las elecciones. Las diste por válidas. Apoyaste al Régimen.

      Y ahora vienen las consecuencias.

      Pero vamos, a ver vienen otras elecciones… y a ver si a la tercera te das cuenta.
      Que los políticos vaya si se dan cuenta. Saben perfectamente de qué va todo esto. Desde siempre.
      El que no te enteras eres tú. Ni los que les votan.
      A ver si a la tercera…

  • Charles dice:

    Entre las causas claves de la Guerra civil Española, podemos indicar la cuestionada legitimidad de la II República, la injusticia social, el fracaso de la clase política, la mala situación socio-económica de los obreros y campesinos, el anticlericarismo, el analfabetismo, la radicalización de la sociedad y de la vida política, así como la aprobación de los Estatutos de Autonomía de Cataluña y Vascongadas que encontraron la oposición firme de la derecha española, por el miedo al movimiento independentista, principal amenaza para la unidad de España. Pero, según tengo entendido, desde el mismo momento de la victoria electoral del Frente Popular, oficiales reaccionarios y monárquicos comenzaron la preparación de una sublevación militar. Hay que recordar «La Sanjurjada» o la petición de Alfonso XIII a Mussolini para un eventual golpe de Estado en España.
    Según usted no había peligro fascista. Entonces, ¿cómo podemos encuadrar la visita de Heinrich Himmler al Alcázar de Toledo junto a José Moscardó en octubre de 1940, entre otras anécdotas?
    En cuanto a Willi Münzenberg, creo que estoy bastante alejado de sus planteamientos radicalmente ilícitos y, obviamente, no me identifico con su eterna lealtad a Stalin (un personaje tirano y abominable de la Historia cuya relación con el movimiento revolucionario, no olvidemos, que comenzó en el seminario de Tiflis). Estimo que su comparación ha sido desafortunada y desacertada.
    En fin, ya se sabe que, como dijo Jean Paul Sartre, «incluso el pasado puede modificarse; los historiadores no paran de demostrarlo»…

  • Juan dice:

    La solución es sencilla que no cobren hasta que no formen gobierno.

    • Gonzalo dice:

      O mejor aún, que si no son capaces de formar gobierno queden inhabilitados para volver a presentarse -todos- durante 20 años.

      Pero vamos, soluciones hay, lo que no hay es voluntad de solucionar nada. Por parte de los políticos, ninguna. Y lo que es peor, tampoco por parte de los ciudadanos. Y así nos va.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.