Inicio » Opinión

Sobre Dios, II

- 26 agosto, 2016 – 00:0114 Comentarios
Jesús Millán Muñoz.- 0. ¿Antes de negar a Dios, no tendríamos que pensar y dedicar diez años, al menos a recoger datos, ideas, conceptos, experiencias sobre este tema…? ¿Antes de utilizar el nombre de Dios en algo que puede ser inmoral, dicho por los derechos humanos, no habría que dedicar diez años a reflexionar, pensar, recoger datos, pensar experiencias, etc.? opinion 1. Hasta ahora no ha existido ninguna civilización o cultura que haya sobrevivido siglos que no haya respetado el derecho a sus ciudadanos que crean en Dios… 2. Puede que en la realidad no exista Dios, pero debemos aceptar que en el siglo veinte, dos grandes ideologías que tomaron el poder en gran parte del territorio mundial, eran esencialmente ateas, no pondré nombres, y fueron causantes de grandes catástrofes en la humanidad, en nombre de el progreso o la libertad o la justicia o la solidaridad se hicieron enormes programas de extinción de millones de seres humanos, en guerras, movimientos de población, campos de concentración y de exterminio, etc. Por lo cual debemos aceptar seamos ateos o agnósticos o creyentes en una religión o en otra, que las ideologías que no creen en Dios de forma sistemática y lo aplican en sus programas sus consecuencias pueden ser nefastas. Por lo tanto, nos guste o disguste quizás el concepto de Dios, un Dios racional, con una moralidad aceptable, una religión tolerante puede ser buena para la supervivencia de individuos, colectivos, grupos, sociedades. Que se diga que en Nombre de Dios o de determinadas religiones, en el pasado se han hecho crueldades y se han producido sufrimientos sin nombre, no podemos negar ese hecho, pero tampoco podemos obviar que en esto todas las religiones positivas, ni todos los colectivos de esas religiones actúan o han actuado de igual modo y con las mismas consecuencias… 3. El universo en lo que se denomina energía y materia visible es casi ilimitado y casi infinito para nuestra percepción. Ahora se ha añadido que existe otra materia y energía que denominan invisible, por lo cual, no sabemos cuales son sus límites. No sabemos exactamente cuales serán sus leyes y sus parámetros, y desde luego no sabemos lo que existe o ha existido o existirá en dicho universo de forma natural. Por lo tanto, no podemos negar la hipótesis de Ser Supremo, sea en la forma que nosotros los humanos los concebimos o en otras formas o maneras, que todavía no hemos vislumbrado, Algo Eterno o Sobrenatural. Porque ni siquiera sabemos lo que existe ahora en el universo. 4. Nosotros en el universo, nuestro planeta, es como una mota de polvo en un universo de miles de millones de años luz de radio, por poner una distancia imaginaria. Nosotros intelectualmente o con los conocimientos que disponemos quizás seamos como una hormiga en comparación con nosotros… Es decir, sin negar todo lo que hemos alcanzado apenas somos nada o casi nada… Por lo cual, la hipótesis Dios es posible o al menos es racional… 5. Se dice que han existido en toda la historia cien mil millones de seres humanos. No sé si de nuestra especie o de todas las especies humanas. Por lo cual es un número muy limitado. Porque al final la acumulación cultural está en relación directa con el número de seres existentes. Ahora mismo viviríamos un ocho por ciento de los existentes en miles de años. Nuestra especie es la evolución de dos millones de años, en distintas especies humanas. Por lo cual, es apenas nada o casi nada en el tiempo… Dicho de otro modo, debemos pensar que somos una especie muy primitiva, y que la acumulación cultural que disponemos, incluyendo la ciencia es muy limitado… 6. Igual que no podemos saber con absoluta certeza de que no exista vida en el universo o que no haya existido además de nosotros, igual que no podemos saber con absoluta certeza de que no exista o haya existido vida inteligente, mayor o menor que la nuestra, no podemos negar con absoluta certeza que no pueda existir un Ser Supremo que nosotros denominamos Dios. 7. En la historia humana, en concreto en la historia del cristianismo, siglo tras siglo aparecen figuras humanas, que denominamos santos y santas que en Nombre de Dios, dicen ellos realizan portentos, actos y signos y milagros y señales que superan nuestra capacidad como cultura y como saber. Podemos estar de acuerdo o en desacuerdo con esta cuestión, pero al menos, no podemos negar dicha posibilidad. Y los signos-milagros que por el cristianismo están aprobados como milagros, deberían ser estudiados y analizados por todos los seres humanos, sean cristianos o no, ateos o agnósticos o creyentes en otras religiones… No uno o dos o diez sino unas docenas, de los aprobados oficialmente… 8. Los humanes, todos, grandes o pequeños, mujeres u hombres, se tienen que enfrentar a dilemas muy difíciles en la vida, varias veces a la vida, a misterios del bien y del mal. Y pensar que existe Dios, por lo general puede y ayuda a tomar la decisión correcta, en casi todos los casos, siempre que sean incentivados por religiones o revelaciones tolerantes, racionales, con un alto nivel moral… Dicho de otro modo, los humanes y las sociedades que las conforman, necesitan a Dios para vivir y sobrevivir, siempre reiteramos revelaciones y teologías abiertas al diálogo con otras religiones, con la ciencia, con la filosofía, etc. 9. Las altas jerarquías religiosas y las grandes mentes teológicas de todas las religiones del mundo o de todas las revelaciones positivas existentes actualmente deben buscar modos y maneras de encuentro entre sí. Buscar limar sus diferencias, y especialmente, no lanzar jamás a sus fieles a unos contra otros… A enseñarles que deben respetar la conciencia de los demás seres humanos, sean ateos o agnósticos o creyentes en otras religiones. Y que ellos, ni sus propias religiones pueden obligar a que los demás cambien de religión o de creencia… A no ser, que ellos hagan milagros y portentos tan grandes como ir a un hospital y en Nombre de su Dios y de su religión, con una oración en cinco minutos mil enfermos se curen inmediatamente. A no ser que hagan ese portento en Nombre de su Dios, no pueden, no deben obligar a los demás, de ninguna manera a que cambien de religión o de ideología o de creencias… Porque Dios, de existir Dios, Dios permite que los hombres, unos sean ateos o sean agnósticos o no practicantes o crean en unas religiones o en otras… y si Dios, tiene que castigarlos, ya lo hará Él, a cada uno cuando muera o fallezca de muerte natural… 10. En la cruenta e incivil guerra civil española, decían algunos individuos de una determinada etnia lo siguiente: “no están formando lío, unos por creer y otros por no creer…”. Creo que el sentido común, la racionalidad, la prudencia, el amor a los seres humanos o el amor a Dios, o el amor a ambas realidades, para los que digan creer en Dios o los que digan creer en los hombres o en ambos. La racionalidad y la prudencia muestra y demuestra que un concepto de Dios, es aún, al menos es aún necesario para la propia supervivencia del ser humano, tanto como civilización, como especie, tanto se sea ateo o agnóstico o creyente en una revelación o en otra…
Etiquetas: ,

14 Comentarios »

  • Charles dice:

    La verdad no demanda creencias…
    Si aislamos a alguien, sus creencias son las de siempre, pero al no haber nadie que las reafirme, se acaba convenciendo de que está equivocado…

    • Angel Manuel dice:

      Entonces eso no es Verdad, tras ésta la Paz por la reconciliación con el Creador, y esa experiencia la tienen millones de personas, entre las que me incluyo.

      La fe es un grano de mostaza que se convierte en un árbol grande y frondoso y los pájaros anidan en él.

      No hay más Dios que el personal, Dios ni es una idea ni una creación, Dios es una experiencia racional y sobretodo espiritual.

      No todo lo que tiene explicación deja de existir por ello. Es nuestro espíritu lo que nos permite descubrirlo y la acumulación de experiencias razonarlo, pues Dios es alguien lleno de sentido y personalidad.

      Dichoso aquél que lo encuentra porque no tendrá ni miedo ni explicarse trágicamente así mismo.

  • Charles dice:

    No hay palanca más poderosa que una creencia para mover las multitudes humanas; no en vano se dice que la religión liga y aprieta a los hombres.
    Nada nos enreda en mayores males que el atenernos a los rumores, en la creencia de que lo mejor es lo aceptado por consentimiento de muchos, y el seguir los ejemplos más numerosos, rigiéndonos, no por la razón, sino por la imitación de los demás.
    La palabra «creencia» es algo difícil para mí.
    Estoy recordando que Friedrich Nietzsche dijo: «¿Es el hombre sólo un fallo de Dios, o Dios sólo un fallo del hombre?»
    Yo no sé si Dios existe, pero si existe, sé que no le va a molestar mi duda…

    • Angel Manuel dice:

      En absoluto le molestará, no te es indiferente.

      Yo diferencio entre creencia y experiencia personal o espiritual de Dios. Vivo en las dos, pero solo la segunda me da verdadera consistencia.

      El tema es apasionante. Occidente se ha hecho en base a estas cuestiones, porqur si Diis exuste y el Hombre es creado a su imagen y semejanza (tradicion judia) y su Hijo se hizo ser humano (tradición cristiana), entonces ser Hombre es algo verdaderamente digno y valioso. No somos simples animales, que es a lo que llegó a ser el superhombre de Nietzsche para sus semejantes, quizas no en sus planteamientos teóricos pero sí en su aplicación práctica (fascismos).

  • Censor dice:

    Cuando Charles habla de Dios, me gustaría estar en su cabeza para saber a qué Dios se refiere. Leyendo sus citas (incluidas las no entrecomilladas), y conociendo a sus autores, resulta fácil colegir a qué Dios se refiere. Pero siempre hay dudas…, aunque sé que a Charles no le va a molestar mi duda.

    A todos los que ven un problema en la existencia (o no existencia) de Dios, y los infinitos males que Dios y las religiones han generado, yo les diría que Dios no mata, mata el hombre. Y se mata, y se ha matado, igual en nombre de Dios que en nombre de la Razón, o la Libertad, o la Justicia, o la Igualdad…

  • Hobbes dice:

    Sólo hay un Dios verdadero en La Tierra: El dinero.

    El resto, necesidades propias de cada uno. Y, sobre todo, el gran negocio poderoso de algunos. Da igual La Meca, El Vaticano o El Palmar de Troya. Como dices bien, Charles, la cosa es «ligar, apretar» y controlar. Sobre todo, controlar.

    Por eso se te ponen estos de los nervios. Has acertado.

    Los que vivimos Ā divīnīs, y no esperamos nada Ad æternum somos mucho más libres y más felices. Y esto no me lo discutís ninguno en vuestro fuero interno.

    Censor, la existencia de Dios no sería ningún problema: OJALÁ, y que además fuera como lo describís los practicantes en vuestros textos. Ibais a estar finos…Por lo demás, absolutamente de acuerdo contigo. Mata el hombre, el mismo que JAMÁS ha podido demostrar la existencia de ningún dios.

  • Angel Manuel dice:

    «Los que vivimos Ā divīnīs, y no esperamos nada Ad æternum somos mucho más libres y más felices. Y esto no me lo discutís ninguno en vuestro fuero interno.»

    Los que experimentamos a Dios no somos menos libres ni menos felices que tú.

    Yo no puedo afirmar que como creyente pueda ser más feliz que otro que no lo sea, eso es un disparate. En concreto, a mí Dios me ayuda a ser feliz, pero sólo éso, cada uno busca su camino a la felicidad, y sólo él, y aquí de poco vale comparar.

  • lupita dice:

    Parafraseando al autor del artículo yo diría que 0. Antes de afirmar a Dios…

    Cierto es que antropológicamente, casi todas las sociedades han tenido un concepto del más allá. No siempre hablamos de Dios. Baste recordar que ha habido sociedades politéistas desde hace más de muchos miles de años de lo que existen las sociedades monoteístas.

    ¿Acaso ellos estaban equivocados y nosotros en el acierto? No, simplemente que el desarrollo de las ciencias han dado explicación a muchas cosas: el trueno, el día y la noche, la circulación de sangre, etc

    A medida que las sociedades desarrollan sus conocimientos, sus dioses van cayendo poco a poco.

    Yo me preguntaría si el conocimiento de Dios ( o incluso esa experiencia personal que comenta Angel Manuel) es innato o es fruto de vivir en una sociedad que perpetúa mitos y que lleva (quizá 2.500 años) montando una sociedad monoteísta.

    Un esfuerzo de lógica, un esfuerzo racional nos llevaría a prescindir de la idea de Dios (por cierto, que nuestra sociedad también nos lleva a elegir un modelo de Dios, judío, cristiano, islámico, etc) pero nuestro anclaje social nos lo dificulta tanto que a duras penas, podemos pensar en otro modelo.

    Y quizá no sea tanto la idea de Dios, sino la idea de pensar que tras la muerte hay algo más…

    • Angel Manuel dice:

      Lupita ni innato ni social.

      Pues resulta que tuve un taller de oración según Teresa de Jesús y luego nos vino un carmelita a enseñarnos técnicas de oración, y sentí a Dios dentro y no era yo.

      Estuve mucho tiempo razonando lo que me pasó y adentrandome y hallé a Dios. Y luego, pues nada volvió a ser lo mismo, me entendía de otra forma. Esto con 16 años.

      En mi caso la providencia y la voluntad.

      La espitualidad no se aprende, se practica.

      Y

      • Angel Manuel dice:

        Hay que encontrarse con Dios con mentalidad oriental (apertura) y luego entenderlo con mentalidad occidental (razonarlo).

        La espiritualidad y la Fe en concreto es fruto de una experiencia interior que marca.

        Si la gente no la vive, solo vanidad intelectual que sirve para poco y menos para conocer el alma humana y a Dios.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.