David Cejudo pone en valor el paisaje, la arquitectura y la gastronomía de la zona en su pregón

El daimieleño ingeniero en Edificación, David Cejudo, mantenedor de la 9ª Fiesta de la Vendimia, acercó al público la vendimia vivida por los jóvenes de entre veinte y treinta y tantos años desde su experiencia a lo largo de sus 29 años. El Teatro Ayala acogió el acto más institucional de esta fiesta, donde también dejaron su impronta los vendimiadores de honor, Ceferina Ruiz de la Hermosa y Francisco Clemente, y los pisadores de este 2016, el presentador de Castilla La Mancha Media, Alfonso Hevia, y el mejor pizzero del mundo, Jesús Marquina Marquinetti.

pregon-vendimia-5-davi-cejudoFin de semana donde la 9ª Fiesta de la Vendimia acapara gran parte de la actividad de Daimiel. Durante la noche del viernes el Teatro Ayala acogía el acto más institucional de esta fiesta: el pregón y nombramiento de los diferentes reconocimientos que otorga FEDADA (Federación de Asociaciones Culturales de Daimiel), organizadora de un evento en el que también colabora el Ayuntamiento.

David Cejudo, ingeniero en Edificación y defensor de la arquitectura manchega, fue el primero en subirse al escenario y pregonar esta fiesta como mantenedor de la misma. En él puso en valor el paisaje, la arquitectura y la gastronomía de la zona unidas a la inmensa tradición vitivinícola de Daimiel. Precisamente, Cejudo abogó en su discurso por afrontar el futuro conociendo nuestro pasado. Concluyó manifestando que la tecnología más puntera, la calidad y la tradición vitivinícola deben ser los tres pilares para que el futuro del sector sea viable.

Un pregón en el que también acercó al público la vendimia vivida por muchos jóvenes como él de veinte y "treinta y tantos", y como aún todavía conserva sus primeras tijeras con las que ha vendimiado más de 18 años. Tijeras que enseñó al público y que este año ya han cumplido su función, pues como explicó Cejudo esto le viene de familia, ya que su padre es agricultor, y por ello, cada septiembre sigue teniendo la vendimia como fecha clave en el calendario.

Por último, Cejudo aseguró ser toda una responsabilidad y honor pregonar estas fiestas debido a su juventud (29 años). Un honor que hacía extensible a sus padres, abuelos, tíos y familiares, por quiénes algo sé de esto y gracias a los cuáles, hoy, soy quién soy, terminó expresando el pregonero.

Tras él llegaba el turno de los vendimiadores de honor que este año han sido el matrimonio formado por Ceferina Ruiz de la Hermosa y Francisco Clemente. Ambos saben bien lo que es la vendimia y desde bien pequeños, a los 11 y 10 años, ya comenzaron a ganarse la vida compaginando otros trabajos con las labores del campo. Tanto Cefe como Frasco, como todo el mundo los conoce, recordaron algunas anécdotas de vendimia. Por ejemplo, las tres y cuatro horas de viaje en carro para llegar al plantío o en qué gastaron sus primeros sueldos ganados en el campo, que bien les sirvieron para vestirse y alimentar a la familia durante el invierno. En último lugar, ambos agradecieron dicho nombramiento a FEDADA, al Consistorio, y a todos sus hijos y nietos, que estuvieron acompañándoles en todo momento desde el patio de butacas.

Cerraban el turno de nombramientos Jesús Marquina Marquinetti y Alfonso Hevia, los pisaores de honor del 2016. El primero en ponerse el blusón de campo y pañuelo de hierbas fue el tomellosero y reconocido como el mejor pizzero del mundo. Marquinetti, quién aseguró sentirse más cómodo entre fogones que delante del micrófono, subrayó en sus palabras que allá por donde va con sus pizzas siempre lleva los productos de la tierra por bandera, y donde tampoco puede faltar un buen vino a la mesa. Después, llegaba el turno del presentador de televisión de Castilla La Mancha Media, quien confesó que al principio de ser nombrado pisador entendió que iba a hacer pizza con Marquinetti. Por último, agradeció el reconocimiento y explicó los lazos que le unen a Daimiel bien por compañeros periodistas o por su buen amigo chef Rubén Sánchez-Camacho.pregon-vendimia-9-marquineti

Por último, clausuraba el acto el alcalde de Daimiel, Leopoldo Sierra, acompañado de una amplia representación de la Corporación Municipal entre el público. Sierra celebró la llegada de una nueva edición de la Fiesta de la Vendimia porque Daimiel en estas fechas no se entiende sin la recogida de la uva y sin su vendimia, dijo. Asimismo, reseñó la combinación de tradiciones y la evolución de una agricultura más mecanizada a través de esta fiesta, donde "debemos apostar por las nuevas tecnologías para seguir creciendo sin que suponga olvidar la huella que ha supuesto en nuestras gentes la vendimia", destacó el primer edil.

La noche concluía con la actuación del grupo folk del Centro de Adultos Antonio Gala de Ciudad Real, dirigido por Pedro Gómez Soriano, quien junto a Manuel Ortiz han creado una canción expresamente para esta fiesta y que se convertirá en himno para el 10º aniversario, según adelantó José María Díaz Salázar, presidente de FEDADA. Precisamente, Díaz Salazar pidió disculpas a todos los agricultores que este año todavía se encuentran inmersos en las labores de recogida de la uva, ya que por razones de climatología este año la recogida de la uva se ha prolongado más y seguramente muchos no puedan disfrutar de todos los actos que hemos programado, zanjó.

Pregón, música y gastronomía se unieron en la primera noche de un intenso fin de semana que continúa el sábado con diferentes actividades donde destaca la cabalgata de la uva, junto con la pisá y las actuaciones de los grupos folclóricos de la localidad, a partir de las 21:30 horas en la Plaza de España.

Relacionados

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img