Inicio » Divagario

Microlitos

- 18 octubre, 2016 – 12:10Sin comentarios
joseRivero2Etimológicamente Microlitos, alude a las piedras pequeñas, incluso a las piedras minúsculas. Esas que acaban incomodando y limitan su utilidad. Pero esas piedrecitas o piedrecillas, sirven para señalar y señalizar. Retomando su vocación caminera Las llamadas piedrecillas o piedras camineras así llamadas, para distinguirlas de las piedras de cantera y de las piedras de rio o canto rodado. celan La vieja clasificación de las granulometrías de las gravas, establecía categorías casi comestibles, entre las gravas, gravillas, almendrillas y piñoncillos. Granulometrías diversas para ser incorporadas en los procesos de fabricación de hormigones, junto a la arena. La arena como piedra menor aún que las piedrecillas o Microlitos. Como en el poema de León Felipe, “Como tu piedra pequeña, como tu piedra ligera”. Corominas establece la procedencia de la voz griega Lithos, para aludir a la piedra. Acepción que casi permanece en alemán Mikrolithen. Los otro Microlitos, son los textos aforísticos del poeta rumano Paul Celan. O Paul Pesaj Antschel o Ancel. De Ancel, saldría por la inversión Celan. clean-1Considerado por muchos como el poeta en lengua alemana, más importante de la segunda mitad del siglo XX. Nacido en Czernowitz en 1923, en plena Bucovina, y muerto en Paris en 1970, tras lanzarse a las aguas abrileñas del Sena. Que cuentan los citados Microlitos, con muchas particularidades, entre otras la de estar escritos unas veces en rumano, otras veces en alemán y otras más en francés. Esos Aphorismen celanianos (nada que ver con Cela y sus derivados) aparecen acompañados por otros textos, que los editores denominan como Contraluces y Fragmentos. Publicados en una colección de nombre paradójico, dentro de la editorial Trotta. ‘La dicha de enmudecer’, se llama la colección. Casi parecido a ‘La dicha de callar’. Pero quien calla y enmudece o es mudo o está muerto. Y no escribe ni lee.clean-2 Para exponer ese conjunto de textos prosísticos de Celan, todo un campo exploratorio de la lengua y de sus sentidos, más lejanos y más próximos. Y de sus sinsentidos. Para bordear la poesía solemne y funeral. clean-3Para exponer las salas contiguas y colindantes de la más pura expresión poética. Una habitación alada y fría. Piedrecillas montaraces, no para construir grandes fábricas pétreas y dedicarlas a la memoria de los dioses, sino menudas piezas de calce y engalce, para soportar la vida. Y descubrir sus sentidos. Piedrecillas menudas, como en la tumba de Celan. Piedras amojonadas en el camino, donde marcan la ruta que deja ver ese entrecruzado de luces que responde al nombre de Contraluces. Que también expresa un conflicto de luces y sombras. Y a veces no deja ver. Una ruta de piedra menuda que conduce a la frialdad de las aguas. Como en el mismo Ancel/Celan. José Rivero Divagario
Etiquetas:

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.