Inicio » Sin tapujos

Hablemos del amor y de conciencia

- 1 marzo, 2017 – 09:0011 Comentarios
MarcelinoCoincidiendo con la fecha del último San Valentín, las Juventudes Socialistas lanzaron una curiosa campaña previniendo de los posibles peligros del amor romántico. Al leerla, me vino a la memoria una de las inolvidables tertulias en el Café la Biela de Buenos Aires con una panda de locos a los que tuve el placer de conocer. La distendida charla de aquel día no iba sobre el amor romántico, sino del amor en general. La responsabilidad de abordar tan manido asunto no fue cosa de ningún poeta, psicólogo ni presentador de consultorio radiofónico alguno. Fue de Camila, una profesora de la UBA (Universidad de Buenos Aires) especializada en la influencia de la literatura en la evolución de la conciencia humana. El Café la Biela está en pleno barrio de la Recoleta, una de las zonas más paquetas de la capital, frente al cementerio de igual nombre que el barrio. Estaba anocheciendo, y a pasar de la hora, yo daba cuenta de un generoso café con leche con medialunas de manteca. Delicioso bocado imposible de encontrar en otras partes del mundo, y bautizado medialuna en honor al nombre original que los pasteleros de Viena dieron al dulce creado durante el asedio turco de la ciudad. Luego los franceses –siempre tan dueños de lo ajeno como sus vecinos del otro lado del Canal- lo llamaron “croissant” y se apropiaron del invento. -Quizás os sorprenda saber que el amor no ha sido siempre igual a lo largo de la historia –nos largó Camila al poco de sentarse. -Y es que fue evolucionando a la par que lo hacía la conciencia. La conciencia de hoy no es la de ayer. Y el ayer está formado por demasiados años. Imaginémonos, entonces, los diferentes estadios transitados por la conciencia hasta ser lo que es hoy. Similar camino le tocó recorrer al amor. Nuestra amiga era así. Te reventaba la conversación en mitad de un chiste que no le gustara saliendo por peteneras. A ver quién era el guapo en contradecirle. Nos callamos la boca; ella siguió. -En 1.274, Dante tenía 9 años. Acababa de conocer a la bella Beatriz Portinari. Al parecer, se enamoró “a primera vista” sin haberse dirigido la palabra. Nunca antes el amor había surgido así, con un simple cruce de miradas. La historia convencional no cae en estos detalles. Piensa que este tipo de amor romántico ha existido desde siempre. Grave error. Es cierto que en las odas griegas, como en la de Píndaro y Safo, la gente se enamoraba. No era igual. Esos amores presentaban un fuerte contenido sexual, carente del éxtasis de este amor recién nacido. Dante describió su primer encuentro de la siguiente forma: “Llevaba un hermoso y fino vestido carmesí con un cinturón, y al verla, en verdad digo que el espíritu que ama en las más recónditas profundidades de mi corazón empezó a temblar de forma que se apoderó de todo mi ser (…..) el principio y el fin de la felicidad de mi vida se había revelado” Más tarde escribió que al verla por primera vez pensó que, por alguna especie de milagro, un ángel se había materializado en la Tierra” ¿Fue esto una convención poética? los estudiosos de las sociedades herméticas consideran un error hacerlo así. -¡Alto ahí, Camila! –Miguel, uno de los contertulios, pidió la palabra. ¿Qué quieres decir con eso de las sociedades herméticas? A ninguno del resto de los presentes se nos hubiera ocurrido hacer semejante pregunta a nuestra adorable Camila. Ella era muy especial. A punto de jubilarse, podía, por edad, ser la madre de todos nosotros; en sabiduría, la maestra indiscutible. Miguel se había incorporado al grupo recientemente. Desconocía las habilidades de aquella inigualable mujer con la cábala y otros saberes desconocidos para el común. Rubén, otro del grupo, se dirigió al más nuevo -No interrumpas a Camila. Déjala que siga, por favor. -A partir de la Divina Comedia –una de las obras culmen de la literatura universal, no lo olvidemos- lo erótico y lo místico se entrecruzaron como nunca antes había sucedido en la cultura Occidental. Recordemos como Dante transmite sentirse absorto ante los ojos de la amada, afirmando que la carga erótica recibida lo llevó al Paraíso. Los grandes estudiosos herméticos – Miguel ya no volvió a interrumpir- sonríen cuando se les pregunta si eso no serían exageraciones de un joven calenturiento, y suelen responder cosas así: “La mentalidad materialista actual es incapaz de entender nada porque espiritualmente está muerta, pero no lo sabe”. Con Dante y su amor por Beatriz dio comienzo un tipo de amor con gran carga sexual y mística a un tiempo y eso fue debido a un cambio de conciencia que había comenzado en la España morisca con el Islam místico de los sufíes que traspasaría los pirineos y arraigaría en la Provenza francesa al igual que en lo que hoy es Cataluña y Galicia, a través de los trovadores. Luego se extendería al resto de Europa. Alfonso X, el Sabio, hizo de trovador con sus famosas Cantigas a Sta. María. Volviendo al misticismo sufí, Ibn Arabi expresó en su transgresora obra, El intérprete de los deseos, el amor sexual en términos de amor divino –No es difícil encontrar similitudes en los sentimientos que más tarde manifestarían Sta. Teresa de Jesús y S. Juan de la Cruz- Fueron los sufíes quienes dieron a luz un sentimiento totalmente nuevo, que abrió las puertas a que otros participaran de él. Hasta entonces, el sentir erótico había sido canalizado hacia el desarrollo intelectual. Un ejemplo paradigmático lo constituyó Sto. Tomás de Aquino, capaz de escribir más de dos millones de palabras de noche, delante de un altar, en la elaboración de la Summa Teologica, demostrando una capacidad de concentración imposible para cualquier filósofo actual. La evolución de la conciencia humana desarrollada en los monasterios había cumplido su cometido con creces. En ese momento de la historia se trasladó de las celdas monásticas al terreno del placer. Pero un placer místico-sexual muy distinto de la mera atracción carnal, dominada por el componente animal de la persona predominante en la antigüedad greco-latina. La poesía arábigo-andaluza fue adoptada por los poetas provenzales y del Languedoc durante el siglo XII. Recordemos que los trovadores eran nobles que voluntariamente se pusieron bajo las órdenes de sus amadas. Este hecho tuvo su inicio en el mundo de la corte y se acabó extendiendo al resto de las clases sociales; tal fue el caso de los trovadores Bernart de Ventadorn y Pierre Vidal, hijos de un panadero y un peletero, respectivamente. El trovador Arnaut Daniel, se vanagloriaba de “cazar liebres con un buey, juntar los vientos y nadar contracorriente”. De esta manera manifestaba los poderes iniciáticos, un tanto alocados, típicos de los pensadores esotéricos. Es decir, la mística volvía a aparecer como elemento indisoluble de este nuevo amor. ¿Os podéis imaginar la energía fuera de lo común que esto supuso en las personas? La llegada de los escritos perdidos de Platón a Florencia, procedentes de Bizancio, junto con este caudal energético incontenible, produjo una explosión creativa que desembocó en un momento glorioso de la historia de la humanidad: el Renacimiento. Es decir, la unión entre hombre y mujer, a través de un vínculo místico-carnal fue clave en todo el proceso renacentista. -Querida amiga, te voy a pedir otro café –interrumpí como de puntillas.- El que tienes se ha debido quedar helado. Permíteme una pregunta.- ¿A dónde quieres llegar con toda esta historia tan desconocida e interesante? -Amigos, queridos míos ¿No os dais cuenta? ¡Se estaba creando una nueva forma de conciencia donde las parejas, por primera vez, hacían el amor cuando yacían! Los trovadores habían transformado las relaciones convencionales entre el hombre y la mujer, convirtiéndose en esclavos de ellas por voluntad propia. Los trovadores fomentaron una nueva forma de amor no concertada, sino espontánea, pudiendo darse entre personas de diferente situación social. ¡¡El amor se volvió subversivo!! Hasta el punto de ser una de las grandes sacudidas sociales, hoy acalladas. Y digo yo….. ¿por qué hay que acallar el efecto subversivo del amor? Camila siguió y siguió. Las tertulias con ella eran interminables. Cerrábamos cualquier lugar donde estuviéramos. Después había que empujarla hasta el coche, pues como retomara el hilo acabaríamos desayunando en comandita sentados en la barra de cualquier café, al azar, con tal de quedar cerca de la Universidad. Nuestra querida y admirada amiga; maestra de vida y sabiduría echó a volar antes de tiempo. El “corralito” argentino supuso una degradación económica y moral impresionante. Camila fue señalada y objeto de un secuestro exprés. Se comía el mundo con un corazón demasiado frágil. Falleció de un fallo cardiaco al poco de ser liberada. Sé, como el resto de quienes la disfrutamos, que habrá montado mil y una tertulias en otras tantas estrellas perdidas en la bóveda del cielo. Llevaba un tiempo sin recordarla como se merece. Mi agradecimiento a la curiosa campaña de las juventudes socialistas. Gracias a ella, recuperé a una sabia mujer. Antes de su secuestro, y posterior muerte, nos recordaba el efecto subversivo del amor místico-carnal. Que era la primera vez en la historia que una subversión no había sido con sangre, sino con un despliegue sin precedentes de las capacidades humanas creativas. Nos conocía. Sabía que nos encantaba complicarnos la vida con nuestro idealismo irredento. Y nos dejó un legado imborrable: La conciencia como motor subversivo, ya que fue un cambio de ella la que propició un sentimiento amoroso que fue más allá del puro deseo carnal. En su entierro, una lluvia de rosas se apoderó de todo. Éramos nosotros con la flor mística utilizada por los trovadores para rendir pleitesía a su amada. La nobleza negra veneciana no podía permitir que el empujón renacentista continuara. No paró de instigar hasta sumir a Europa en una serie de guerras encadenadas sin cuartel. El enemigo a abatir: La Monarquía Hispánica. De eso, ya hablaremos en otro momento. Sin tapujos Marcelino Lastra Muñiz mlastramuniz@hotmail.com Os dedico la canción sefardí Marinero soy de amor, aparecida en el capítulo XLIII de El Quijote https://www.youtube.com/watch?v=ny0ccX-QL68&index=6&list=RDFg3BrNCfRLE

11 Comentarios »

  • Ángel Manuel dice:

    Deliciosa historia.

    El amor como acto de conciencia y voluntad (en este caso definido por Fromm) y no como simple emoción. Quizás por ahí van los de Juventudes Socialistas para contrarrestar la atracción fatal por Podemos de sus votantes.

    Lo de unir Amor y Mística ya tuvo un precedente en la Literatura no citado, El Cantar de los Cantares, libro bíblico. En él se dice:

    Cantar de los cantares, VII, 1-3

    1-[…] ¡Oh hermosa Princesa, y con qué gracia andan esos tus pies colocados en tan rico calzado! La juntura de tus muslos son como goznes, o charnelas, labrados de mano maestra.

    2-Es ese tu seno cual taza hecha a torno, qu enunca está exhausta de preciosos licores. Tu vientre como montoncito de trigo, cercado de azucenas.

    3-Como dos cervatillos mellizos son tus dos pechos. […].

    EN LA CULTURA ORIENTAL todo está menos segmentado y clasificado. Se entremezclan los opuestos en armonía. Su percepción es completa, es espiritual.

    El deseo de Occidente por someter a la Razón (a la clasificación más bien) y por tanto someter a control la realidad, estrecha su forma de entenderla.

    Descarto el idealismo, pues me parece tan racional como la teoría de la relatividad. El idealismo no se entiende en Oriente, paradójicamente están muy unidos a la realidad (por eso también los cambios son muy lentos allí) que aceptan.

    En Oriente tiene más importancia encontrar el sentido de las cosas que su explicación. Por éso Oriente es espiritual y tradicional.

    • Marcelino Lastra dice:

      Buenas noches Ángel. Muchas gracias por tu comentario. Sólo decirte que el cantar de los cantares encaja más como un amor de claro componente sexual, en vez de místico-carnal, el cual se caracteriza por la facilidad de sentir el ardor carnal sin llegar a tener contacto físico. Y que al yacer los amantes hacen el amor, en vez de puro placer sexual.

      Un abrazo

  • Francisco de Goya dice:

    Preciosa narración. Muy difícil de encontrar en los medios al uso.

  • Lilabert dice:

    No soy erudito, ni siquiera puedo ahora tener la memoria – que nunca tuve – y récordar lo leído y estudiado pero sí tengo en lo más superficial de mi corazón es decir aquí mismo, en mi puño, lágrimas de mis amores sentidos, no muchos, pero sí se que el amor programado, estudiado, calculado, no es amor será otra cosa pero no es amor. El amor sí es subversivo, impulsivo, irracional muchas veces y sobre todo es sentido, apasionado y humano, sí humano. Todo lo demás se enmarca dentro de un día que fenece y esperará sin sentido alguno que el año que viene venga con una oferta mejor que la de este año. Durante el cual seguiremos mirándolo la mirilla envidiosos como el vecino se besa con esa mujer que siempre aparece en nuestros sueños.

  • Yui dice:

    Detallado análisis el que haces de la evolución del amor y precioso retrato de esa profesora tan carismática, Camila, que tuviste el gran privilegio de conocer personalmente y a su vez, empaparte de su sabiduría.
    Gracias, Marcelino, por esta reflexión tan profunda sobre el Amor Romántico.

  • atilu dice:

    Un relato precioso y escrito formidablemente.
    Ahora, que antes de Dante, también se yacía y se «conocía carnalmente». Como precuela, me atrevo a encarecer la lectura de Ovidio… O incluso la Biblia.

    Sólo una duda, quizá no lo haya entendido bien, pero creo que quien tenía nueve años era Beatrice. (Y de ahí los 9 círculos…), Dante tenía 12 o 13.

    • Marcelino Lastra dice:

      Muchas gracias por tu respuesta.

      Efectivamente, carnalmente se hacía desde el comienzo de los tiempos. Ese no es el asunto. A partir de Dante lo que se da es un amor místico-carnal, es decir, el enamorado puede sentir el ardor carnal sin necesidad de contacto y, por otro lado, cuando hay contacto la relación ya no será carnal pura, sino místico-carnal y las personas por primera vez harían el amor al yacer.

      En cuento a la edad de Dante, según mis datos, salvo error u omisión,
      tenía 9 años

      Te reitero mi agradecimiento

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.