Patrimonio: miedo o terror

José RiveroNo se trata de la elección problemática del pasado Halloween de ‘Truco o trato’; tampoco de lo afirmado por algún político regional como García Page a la hora de aconsejar elegir entre lo malo y lo peor, como aquello de ‘Susto o muerte’. Más bien recontar ahora, la problemática abierta en el campo de la conservación patrimonial, que se debate entre unos extremos de miedo y otros extremos de terror. Miedo-pánico del abandono constante que se viene operando en muy diversos supuestos y casos, y terror inconmensurable por las destrucciones que se vienen operando de forma consentida.

32PP4Por ello, ha pasado desapercibido, o ha sido poco comentado, el informe del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas sobre el Coste Efectivo de los Servicios de las Entidades Locales (CESEL). Informe que refleja, entre otras particularidades, el gasto producido en ese ámbito de servicios locales por diferentes sectores. Y que presenta una caída entre los años 2015 y 2016 del 21,04% en el municipio de Ciudad Real, y ello pese a la inflación residual.

Dentro de las particularidades de ese Coste de Servicios, llama particularmente la atención a cualquier lector, la escasa inversión y el reducido gasto verificado en el capítulo genérico de Patrimonio, desde los diferentes Ayuntamientos. Y desde lo que pueden extraerse algunas conclusiones. Así que el gasto medio regional en Patrimonio llega a la exigua cantidad de 1,37€ por habitantes, una cantidad que expresa en raquitismo conceptual del Patrimonio y donde Ciudad Real rebaja aún más el gasto llegando a la llamativa cantidad de 0,39€ por habitante y año. Cantidades inferiores al gasto de publicidad institucional, y por supuesto al coste de las televisiones públicas, ya regionales, ya locales. Pues bien, con esos polvos pasados, ya se entienden los raquíticos lodos actuales.

En paralelo a la publicación de estos datos apabullantes, se han abierto diferentes debates civiles y ciudadanos, que tienen que ver con la continuidad patrimonial de diferentes edificios singulares, en un contexto caracterizado por un deterioro de sus valores ambientales y urbanos, como ya reflejaba el texto publicado el 20 de noviembre De fealdades, ciudades e historias.

CR2El pasado día 16, Alberto Muñoz, en estas mismas páginas de Miciudadreal en su colaboración habitual Con los ojos bien abiertos, y a propósito del inmueble conocido como Casa de la Cruz Roja (Palacete de Conrado López) en Ciudad Real, dejaba en evidencia al Gobierno local, que por boca de su Alcaldesa había declinado la prioridad de su recuperación. Una recuperación que, en palabras del autor, representa todo un símbolo de la última historia ciudadana capaz de movilizarse con un objetivo meritorio en contra de la destrucción de la ciudad. Todo ello, en la medida en que fue la oposición ciudadana la que forzó la suspensión de la demolición en  curso, en el año de 2006 y la posterior adquisición del inmueble por parte del Gobierno Regional. Los comentarios publicados  reflejan, bien a las claras, el estado de opinión de muchos lectores y sus correspondientes valoraciones políticas y culturales. Donde emergían desavenencias sobre la prioridad que se iba a aplicar en la recuperación del antiguo Colegio Ferroviario, otro elemento patrimonial abandonado y fijado como sede del Centro Regional de Folklore. Tal como  ha sido anunciando por el Consejero de Educación y  Cultura Ángel Felpeto y a la espera de un Proyecto Museográfico encargado al Instituto de Estudios Manchegos y del que se duda tanto en el fondo como en la forma.

Diego Peris, presidente de la Fundación Fisac, publicaba en Lanza, el pasado 9 de diciembre, una reflexión sobre el posible destino y la necesaria rehabilitación de otro elemento patrimonial abandonado, como es la antigua Casa de Cultura del Paseo del Prado de Ciudad Real. Obra del arquitecto de Daimiel, y en un lamentable estado de abandono tras el traslado de los servicios bibliotecarios a la nueva Biblioteca Pública del Estado. Pidiendo que la inversión prevista, por cuenta del Gobierno regional y ascendiendo a 300.000 euros, se centre en una rehabilitación austera pero orientada a la recuperación de la estructura originaria del edificio. Una alteración formal y espacial verificada, paradójicamente, con una intervención del Gobierno regional en la década de los años ochenta, y que ahora ese mismo agente destructor debe deshacer el entuerto. Una estructura originaria que, además, puede documentarse al detalle, desde los fondos disponibles en la referida Fundación Fisac. Estos hechos y comentarios, se volvieron a repetir en el diario La Tribuna del día 17 de diciembre por boca del mismo protagonista.

IMG_3268De igual forma, en esa nómina de reclamaciones y recuperaciones de inmuebles con valor patrimonial, se expresó el presidente del Ateneo Taurino de Ciudad Real, a propósito de la reforma de la Plaza de Toros. Reclamando la restitución de lo previsto en el gasto aportado por la Diputación Provincial anterior propietario, que se había reducido de 500.000 a 200.000 euros.

Como vemos un rosario interminable de demandas y peticiones sobre elementos patrimoniales desatendidos, que podrían ampliarse a otros tantos inmuebles públicos y algunos privados de la geografía provincial. Piénsese en las estructuras conventuales en proceso de abandono, como el Convento de las Terreras en Ciudad Real o el de los Dominicos de Almagro, anótese la Venta de Borondo en Daimiel y algunos elementos del patrimonio minero-industrial, también diferentes puentes de hierro de alto valor histórico en proceso de extinción. Evidenciando, en todo caso, la ausencia de un Plan Regional sobre el Patrimonio Arquitectónico, en cualquiera de sus vertientes y tipologías. No toda la defensa patrimonial puede entenderse desde los procesos declarativos singularizados de los llamados Bienes de Interés Cultural. Es preciso coordinarlo con inventarios y registros activos, con inclusiones de defensa en los Planeamientos urbanos y con una programación ordenada y selectiva de las inversiones patrimoniales.

CR1956CC1Y todo ello conviene recordarlo, ahora que se anuncia, para los próximos días del mes de enero, el bombazo de un importante Plan Estratégico Ciudad Real 2025, con un alto contenido inversor y quizás pre-electoral del Gobierno regional. Y el citado anuncio de regalo de Reyes Magos, se ha producido con el aviso de otro fenomenal derribo, sobre el vacante Hospital de Alarcos, para dar paso a un nuevo Parque, que siempre resulta una actuación sencilla, pero a veces no conveniente. Un nuevo Parque muy cercano al Parque de Gasset y a los Jardines del Ferrocarril, en una zona que pierde población, como demuestran la clausura de colegios públicos, no parece que se la demanda prioritaria de ese sector. Por lo que habrá que preguntar ¿Quién determina y quién configura las necesidades y prioridades de la ciudad, de la provincia y de la región? ¿Quién establece el ámbito de las inversiones necesarias? Flaquean los presupuestos de la Universidad regional, se cierran Colegios Públicos, no se ejecutan infraestructuras viarias de urgente necesidad, se paraliza la infraestructura hidráulica de la Llanura Manchega y se anuncian otros gastos más que superfluos prescindibles. Lo iremos viendo y lo iremos sufriendo.

Periferia sentimental
José Rivero

Relacionados

10 COMENTARIOS

  1. Como persona versada en lo que
    a geografía urbana de la ciudad se refiere, las palabras de José Rivero nos deben llenar de inquietud.
    Por los Clavos de Cristo, pero en manos de quiénes están la decisiones sobre patrimonio en esta desdichada ciudad?

  2. Buen artículo.

    Inercia municipal y caciquismo empresarial pueden estar detrás de las decisiones urbanísticas.

    Si los edificios no tienen interés como BIC para su preservación, el Ayuntamiento haría bien en desafectar los restantes y venderlos al sector privado en pública subasta. De esa forma podría afectar parte de su precio a la conservación de los primeros.

    Si son bienes patrimoniales, gestiónense como tales. Los bienes de tal carácter deben constituir fuente de ingresos públicos o bien se amortizan o se afectan a servicios públicos o uso general. Abandonar a su ruina el patrimonio inmobiliario acaba siendo un problema económico y social, como si fuese una casa vieja en ruinas de un particular.

    La jurisprudencia del tribunal constitucional califica este tipo de bienes (no afectos y muertos) con el carácter de embargables. En caso de quiebra municipal podrían pasar a manos privadas.

    No hay tanto ya un problema de conservación sino de falta de uso. Los riesgos vienen por ambos casos.

  3. El patrimonio histórico artístico de nuestra ciudad se ha perdido con el devenir de los tiempos y todos somos responsables del macroespolio que desde la mitad del siglo XX hasta hoy, ha sufrido Ciudad Real.
    Ahora parece recobrarse ese dolor imperioso por lo perdido y es que ahora se reivindica porque ahora se escuchan las demandas….

  4. Después de más de 20 años de destrucción de gobiernos del PP, estos socialistas van y recuperan en 3 años el Elisa Cendrero, El colegio Ferroviario, la Casa de Cultura de Fisac…., dejan participar (poco, pero mil veces más que la derecha)…., no se, pero si les dejamos 20 años nos recuperan las murallas!

    Somos la leche en esta ciudad

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img