Inicio » Puertollano

Puertollano: Fallece el histórico sindicalista y dirigente comunista José Manuel García Cañuelo

- 7 enero, 2018 – 10:46Sin comentarios

El histórico sindicalista y dirigente comunista de Puertollano, José Manuel García Cañuelo, ha fallecido este sábado a los 69 años de edad. Destacado luchador por los derechos de los trabajadores, fue concejal en la primera legislatura en el año 1979, secretario de la agrupación local del Partido Comunista de España y presidente del comité de empresa de Repsol.
Cañuelo
El velatorio tiene lugar este domingo en la sala dos del tanatorio “Virgen de Gracia” de Puertollano. Posteriormente habrá una despedida a las 16.30 horas en el mismo lugar. Sus compañeros Florentino López Montero (IU) y Jesús Camacho (CCOO) han escrito sendos obituarios en memoria de García Cañuelo:

Una referencia política de indudable valor

Florentino López Montero. IU Puertollano.- Ha muerto José Manuel García Cañuelo. Nos ha dejado esta tarde lluviosa y fría cuando empieza a nacer un nuevo año.

Hemos perdido una referencia política de indudable valor. Su permanente lucha contra la dictadura franquista lo llevó al exilio y sus ansias de libertad lo colocaron a la vanguardia de quienes pusieron las bases de una nueva sociedad democrática.

Fue un ejemplo permanente por su coherencia política y su análisis casi siempre acertado de la situación del país.
Desde su militancia sindical (CCOO) y política (PCE) trabajó sin descanso por los trabajadores y los más desfavorecidos con el rigor, la constancia y su indudable carisma que siempre le caracterizó.

A su lado aprendí y di mis primeros pasos como representante político en el Ayuntamiento. Siempre a su lado tratamos de ser dignos representantes de los ciudadanos, con un comportamiento irreprochable, siempre con la cabeza alta en la defensa de una sociedad más justa y más igualitaria, teniendo como eje fundamental de nuestra actividad política a los más necesitados y a los trabajadores, suspirando por una sociedad sin clases y sin explotadores.

Se ha ido pero nos queda su ejemplo para todos aquellos que seguimos anhelando los valores sociales de igualdad y fraternidad. Nos queda su compromiso con la justicia social y la libertad, nos queda su vida vivida y prematuramente acabada. No sé donde ahora estará, quizás en aquel lugar lejano donde se reúnen los “espíritus libres”, los inconformistas y los revolucionarios que hacen de la vida diaria una pequeña conquista para la colectividad más próxima y acercarnos a esa meta irrenunciable para un comunista: la igualdad y la libertad. Desde allí nos vigila y nos alienta a seguir en el camino, que el trazó, sin su imprescindible compañía, pero seguro con su ánimo.

Desde el recuerdo y el agradecimiento, gracias por tu enseñanza, tu coherencia y tu entrega. Siempre estaremos orgullosos de haber compartido contigo la militancia sindical y política en la defensa de los trabajadores y soñando siempre por una sociedad más justa y solidaria.

José Manuel García Cañuelo, histórico sindicalista, luchador; una trayectoria intachable

Jesús Camacho Segura. Exsecretario general de CCOO-Ciudad Real.- Ayer falleció José Manuel García Cañuelo. Tenía 69 años. Un duro golpe para su familia, para sus amigos, para sus compañeros; para el sindicalismo y para la izquierda de Puertollano y de la provincia de Ciudad Real. Cañuelo fue un innegable referente sindical de las CCOO, un curtido hombre de izquierdas, de profundas convicciones políticas y sociales.

El joven José Manuel trabajaba en la refinería, provenía e la escuela de aprendices de los Salesianos, pero tuvo que salir de Puertollano y exiliarse en Francia. Eran años difíciles, de cruel represión franquista que se lanzó al descabezamiento del PCE y de las Comisiones Obreras en todos los rincones de España. Una huida obligada junto con Huete, Pedro Ruiz y otros compañeros que, campo a través y en tren, pudieron eludir la búsqueda de la policía y la Guardia Civil, llegar a Madrid y, con la ayuda del partido, instalarse en el país fronterizo.

La ley de Amnistía de 1977, y el juicio ganado a la empresa para hacer valer sus derechos de reincorporación, le trajo de nuevo a la entonces Enpetrol, hoy Repsol-Petróleo. Su compromiso y experiencia le llevaron a encabezar la candidatura de CCOO en el colegio electoral de Especialistas y No cualificados y ser elegido para la Presidencia del Comité de Empresa.

Fue un presidente serio, firme, respetado y respetable. Participó en la negociación de aquellos convenios colectivos en los que había que armonizar los intereses de las cuatro refinerías públicas.

José Manuel ocupó, en una importante etapa, la secretaría general de CCOO de la comarca de Puertollano. Durante su mandato se elevó el pulso reivindicativo de la zona y se convocó la Huelga General de marzo de 1980, de la que fue impulsor; una movilización trascendente para el fortalecimiento del complejo petroquímico en Puertollano y contra el cierre de la empresa Paular. Una gran huelga general seguida por toda una comarca que, durante tres días, entendió la convocatoria y la acompañó en sus diversas expresiones. Eran años de gobiernos de la UCD y de estrategias industriales del entonces Instituto Nacional de Industria que pretendía potenciar inversiones en otras zonas en detrimento de la nuestra.

El compañero Cañuelo mantuvo una activa presencia política y sindical en otros ámbitos. Fue miembro de la Comisión Ejecutiva de la Unión Provincial de CCOO, era una aportación fundamental para desarrollar el sindicato en aquellos años, para expandir el hecho democrático laboral en otras zonas; porque sus conocimientos y sus ponderados razonamientos eran un soporte imprescindible para quienes estaban al frente del sindicato en la provincia. Una responsabilidad para la que estaba llamado a ocupar, y se le llamó, pero declinaba a favor de otro compañero.

Los primeros Ayuntamientos democráticos contaron, también, con su presencia y fue concejal por el PCE en la Corporación Municipal de Puertollano. De igual forma se incorporó al movimiento vecinal y presidió, durante un intenso período, la AV de “El Poblado”.

José Manuel era un brillante orador, gozaba de una gran claridad argumental en sus posiciones, defendiendo propuestas e intentando la síntesis y el acuerdo. Fue maestro para muchos de los compañeros más jóvenes, era un buen hombre, un líder con historia, un luchador hasta el final, una trayectoria honrada y ejemplar.

Etiquetas: