Carta a los Reyes Magos

Queridos Reyes Magos,

Un año más os he visto repartir ilusión y alegría a grandes y pequeños. Un año más os he visto recorrer pueblos y ciudades en las cabalgatas. Un año más he disfrutado de la cabalgata más bonita y entrañable del mundo. Un año más habéis repartido juguetes a los niños de Corral de Calatrava, como lleváis haciendo toda la vida, niños que esperan ansiosos el regalo de «los Reyes de la calle». Una tradición que se mantiene gracias al trabajo y esfuerzo del Grupo Popular de Teatro.

opinionPero… Una vez más he visto como ‘Sus Majestades’ hacían regalos diferentes a niños y niñas de la misma edad. Si desde pequeños vemos como a los niños, por ser niños, se les regala un coche, y a las niñas, por ser niñas, se les regala una muñeca, ¿cómo vamos a luchar por conseguir igualdad salarial y romper los techos de cristal? Si nos lo han dicho los Reyes Magos: las niñas cuidan muñecas, los niños conducen.

Y no, a los niños no les gustan más unos juguetes que otros por «cuestiones biológicas», pero los anuncios, los catálogos y los dibujos animados les dicen que eso es «lo normal» y los niños no hacen más que lo que ven. (Y si alguno pide algo que muchos consideran que no es normal para su género vienen problemas como el bullying, no es un tema de «son solo juguetes», hay mucho más, aunque los Reyes tengan en cuenta que a una niña en concreto no le gustan las muñecas).

Si los Reyes consideran que a los niños (o a sus padres) no les va a gustar recibir una muñeca hay mil juguetes por encima de los «estereotipos de género»: juegos de mesa, de médicos, de plastilina, construcciones, cocinitas, LIBROS…

Sé que es difícil organizar una cabalgata en la que todos los niños del pueblo (e incluso de fuera) tienen juguetes de manos de los propios Reyes y que el presupuesto es limitado y el trabajo mucho, pero es importante educar en la igualdad desde la cuna.

Talía Nieto Hernández

Relacionados

Euromillones

48 COMENTARIOS

  1. Lamentablemente, los estereotipos y el sexismo aún perduran en los juguetes y la Navidad sigue siendo tierra fértil para el machismo……

  2. No hace mucho vi un documental de investigación noruego sobre el estudio de elección de juguetes en la guardería por los niños.

    Y la conclusión fue rotunda hay predeterminación biológica mayoritaria en la elección. Los niños ante la libertad de elección estimulada por los cuidadores siguen eligiendo juguetes tradicionalmente asociados a su sexo.

    Soy padre de un niño de tres años, y mi hijo sólo se fija en coches y barcos y ve anuncios de muñecas.

    En el muestrario de La Mezquita que cogimos para él y que sobó semanas, jamás me pidió una mueñeca.

    ES QUE SERÍA EL COLMO QUE A LOS PADRES AHORA SE NOS TACHARA DE ADOCTRINADORES.

    MIRA, SE HA DE SER REBELDE….PERO CON CAUSA.

    • Depende de la orientación natural del alumno. Algunos no lo tienen tan claro como tú crees. La mayoría sí; pero hay unos pocos que no.

      • Pues esos pocos no pueden cambiar los sistemas pedagógicos tradicionales.

        No cabe su exclusión sino su tratamiento especial y su tolerancia por parte de los demás, esencialmente su familia y profesores.

        Invitar a todo niño o niña a cuestionarse su orientación sexual antes de su adolescencia es una barbaridad pedagógica y es intolerable toda ingenería social y legal destinada a ello.

        La homosexualidad o transexualidad debe desarrollarse de forma natural bajo el principio de libre desarrollo de la personalidad. Y nada mejor que respetar la edad sexual y su capacidad de discernimiento que se expanden a partir de la adolescencia.

        • Imagínate que padeces una enfermedad rara. Según tu forma de pensar, habría que dedicar todo el dinero de la investigación a las gripes y al sarampión.

        • Imagina que además de una enfermedad rara, existen más enfermedades que padece mucha más gente, incluidos los pacientes de la enfermedad rara.

          Según tú habría que dedicar todo el dinero a la enfermedad rara.

          Así se crean las neurosis.

        • Lo siento pero como varón no he desarrollado lo suficiente mi instinto de maternidad como para jugar con muñecas.

      • Pues a esos pocos que no lo tienen claro se les ayuda para que los cuatro gañanes de turno no les amargan la vida, se les respeta y acepta con naturalidad. Su elección vital o sexual es suya y tan digna de respeto como el resto. Pero de ahí a convertir la excepción en norma media un mundo. Los padres sólo queremos la felicidad para nuestros hijos; y si mi hijo es de esos que no lo tienen claro, lo querré igualmente y con la misma intensidad y cariño.

        • Pienso igual.

          Y no admito la ideología de género que no deja de ser más que uno de esos ismos en los que el marxismo con su dialéctica del enfrentamiento se ha transformado.

        • «Pues a esos pocos que no lo tienen claro se les ayuda para que los cuatro gañanes de turno no les amargan la vida…»

          Aquí en MiCR los gañanes de turno no son 4, sois 2, no infles las cifras. Y si cada vez sois menos es en parte gracias a éstas cosas.

    • Nos gustaría ver el documental que mencionas para sabe qué edad tenían los niños y niñas de ese estudio. Es posible que ya estuvieran condicionados por los estereotipos de género, ya que desde que nacen, por ejemplo, se les asigna el color rosa si son niñas o el azul si son niños.

  3. Pues yo lo que pienso es que habitualmente quienes hacen este tipo de propuestas son los primeros que caen en un machismo tremendo, aun sin darse cuenta. Así, consideran que todo lo vinculado, tradicional e históricamente, con la mujer es malo: muñecas, labores del hogar, determinadas profesiones, cuidado de familiares, etc; y todo lo vinculado tradicional e históricamente con los hombres es bueno: coches, determinadas profesiones, determinadas vestimentas (el no uso de faldas), etc.
    Vamos a ver señores y señoras mios/as: que las niñas se sientan atraídas por las muñecas no va a condicionar en modo alguno que en el futuro vayan a ganar más o menos dinero en sus profesiones. Las muñecas NO SON MALAS, NO SON NEGATIVAS. Lo mismo que un niño prefiera jugar con un tractor de juguete no va a hacer que en el futuro quiera ser agricultor. Y sí, lamento decir que los gustos por los juguetes tienen un condicionamiento genético sexual, pero ello no es negativo. Ser mujer y tener gustos que habitualmente tienen las mujeres NO ES NEGATIVO, ser hombre y tener gustos que habitualmente tienen los hombres NO ES NEGATIVO. La negatividad está en sus cerebros.

    • Aparte de lo dicho, el artículo lo veo como una forma de autopromoción de quienes lo han escrito. Hoy en día se sube al carro del feminismo todo quisqui, a ver qué sacan.

      • No voy a entrar a contestar a todo, cada uno tiene su opinión, de hecho, el escrito no está concebido como un artículo de opinión si no como una ‘carta al director’, pero ¿serías tan amable de explicarme a quién promociona?

        Gracias

        • Te respondo:
          «…Una tradición que se mantiene gracias al trabajo y esfuerzo del Grupo Popular de Teatro»

        • La carta es una crítica al Grupo que es quien elige los regalos diferentes según el género de los niños, regalos que, a mi juicio, deberían ser iguales para niños y niñas según su edad.

          Definitivamente no sé escribir.

  4. Los «Reyes Magos, Astrónomos..o lo que sean» no deben asesorar a los niño/s qué juguetes llevarles, sino hacerles llegar, en la medida de lo posible, con lo que cada uno/a les pide, independientemente del género que sea cada uno/a. Simple.

  5. Educar en igualdad desde la cuna… Yo no quiero ser igual a nadie, mucho menos que nadie sea igual que yo. La diferencia es natural, la desigualdad es natural. Un hombre es un hombre y una mujer es una mujer. ¿Por qué ha de ser un hombre como una mujer? Un hombre tiene sus gustos y pareceres y una naturaleza distinta de la mujer, y por ello no es mejor ni peor. Lo mismo ocurre con las mujeres.

    Lo que está ocurriendo con el tema de la ideología de género es muy peligroso, y va siendo hora de que los padres empezemos a preocuparnos. La educación de los hijos es responsabilidad única de los padres. El Estado no es quien para educar a nuestros hijos. Si yo quiero educar mis hijos en unos valores, nadie es quien para impedirlo. Y si mi hija quiere una muñeca, se pide una muñeca a los Reyes Magos.

    • Se trata de educar en igualdad DE OPORTUNIDADES.
      Cada individuo es diferente, por supuesto.
      Pero los niños y las niñas tiene que tener acceso a las mismas cosas, en este caso juguetes, para que puedan elegir libremente.
      Y si después, las niñas eligen muñecas y los niños camiones, perfecto. Pero si a un niño que elige una muñeca se le llama “nenaza” o se intenta quitarle la idea de pedírsela a los Reyes Magos, no se está dando igualdad de oportunidades.
      Y si tú eliges educar en valores machistas a tu hijo, tal vez sean otras hijas las que sufran su machismo cuando sean mayores.

      • Lo adoctrinador es apartar a un niño de sus inclinaciones naturales, pues científicamente éstas existen. Los niños de inclinan mayoritariamente hacia juguetes de niños y las niñas de niñas.

        Forzar a lo contrario provoca crisis de identidad y neurosis.

        Los niños no son experimentables.

        • Si es tan natural, no habría problema en darles acceso a todo tipo de juguetes y no limitaría sus preferencias, pues elegirán lo que “naturalmente” prefieran. Y así, de paso, te aseguras de que la minoría que elige lo “no natural para su género” está satisfecho.

        • O sea que hay que satisfacer a una minoría…que cuestiona un sistema pedagógico que funciona para la mayoría.

          Mira, tú con tus hijos haz lo que quieras con los míos no.

        • Una minoría son los niños y niñas que sufren acoso o bullying por elegir cosas diferentes, por ejemplo, un niño que juega con muñecas es marginado y tachado de heterosexual. ¿No hay que satisfacer las necesidades de estos?

  6. El pedo mental sobre este y otros temas hace temblar al más tranquilo. Igualdad, igualdad, igualdad, palabra que se viene repitiendo en boca de políticos.as desde una ignorancia de conceptos supina. Menuda chusma.

  7. Desde luego el personal facha de MCR los tiene cuadraos. Cada vez que se habla de igualdad, sale el verdadero orangután que llevan dentro…

    Qué repelencia.

        • Tonto de los cojones te define bien entre otras cosas.

          Puestos todos a ponernos chulos y a insultar.

          Tonto… porque lo eres.

          De los cojones… porque es ahí donde se esconde tu dignidad, en dos bolitas tan pequeñas como ella.

      • Más bien es que eres muy joven y que te falta aceptar una realidad natural que también es armoniosa.

        Te falta la perspectiva de la madurez.

        Yo también tenía esa actitud de rebelde sin causa a tu edad.

        Para ser rebelde con causa hay que conocer muy bien la realidad, estudiarla, en lo bueno o natural aceptarla, y experimentarla u observarla en los demás. Así se depuran las ideas erróneas.

        Los matices y las correcciones nos hacen ser personas con sentido crítico y AUTOCRÍTICO.

        • Eso sólo lo averiguarás tú misma cuando experimentes las CONSECUENCIAS de confrontar tus ideas con la realidad.

          Dentro del libre desarrollo de tu personalidad.

      • El mío de pequeño nunca ha jugado con cocinita de pequeño, eso sí, ahora con 22 el tío hace cada plato que te mueres de gusto… Desgraciadamente Talia tenemos un grupo de personajes cual muro de granito que se creen que si juegas de pequeño con cocinas eres nenaza pero si de mayor tienes una estrella michelín eres un crack y pagan 250 euros por ir al restaurante con una espera de 6 a 8 meses… ja ja ja ja. Qué te juegas que ninguno de los que no regalan cocinitas a sus niños por si se convierten en «nenazas» no tiene huevos a decirles nenazas a los chefs reputados o jefes de cocina… ja ja ja.

        • Qué gilipollez.

          Sencillamente mi hijo no juega a las cocinas porque no las pide.

          Ya aprenderá a cocinar y a planchar como hemos hecho todOs.

          Es que os hacéis la verdad unas pajas mentales con esta tontería…

          Ojo, que hay gente que vive de ello.

          52.000 euros del Ayuntamiento de Madrid para pagar un informe de impacto de género en relación con las obras de soterramiento de la M-30.

          (Para eso bien sirve la tontología de género)

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img