Inicio » Una Cosa Más

Puertollano y las dualidades extrañas

- 20 enero, 2018 – 14:1612 Comentarios

Algunas dualidades son raras, muy raras y llaman la atención. Por ejemplo que en Puertollano haya dos campos de fútbol que para sí quisieran algunos equipos de Primera, dos equipos de fútbol surgidos de la implosión del anterior equipo que fue heredero de otro anterior que lo fue de otro anterior, que escribió páginas gloriosas del fútbol en Puertollano y de paso supuso un entretenimiento de las masas obreras en un enclave minero bravo y levantisco.

ManoloValero3Me lo dijo una vez una persona admirada: al régimen le interesaba, a la empresa le interesaba. Al fin y al cabo eran los apellidos del histórico político asesinado los que dieron nombre al equipo y a la empresa que lo mantenía y lo paseaba por la España imperial : pan y fútbol. Pues eso.

Aparte de este detalle sociológico del fútbol puertollanero – los futbolistas eran nuestros héroes porque pululaban por el bar Benedicto al lado de mujeres imponentes que fumaban y comían gambas con buenos coches en la puerta-, el caso es hay dos equipos. O sea, tenemos dos estadios –el Sánchez Menor y el Cerrú-dos equipos el Calvo Sotelo (que regresa al nombre original) y el Atlético Puertollano. Y no parece que una ciudad de 50.000 habitantes si llega a esa cifra salvadora se pueda permitir el lujo de contar a pares los estadios y los equipos que incluso juegan entre sí por la hegemonía de la categoría.

bandas1Como también hay dos bandas de música– la AMC y la Banda Sinfónica Municipal– surgidas al igual que los equipos de fútbol de la implosión de la anterior Banda Municipal dirigida por Ángel Parla, que le tomó el relevo a don Emilio que formó parte del grupo de teatro lorquiano La Barraca, según relató el mismo en una entrevista que le hice para el diario Lanza. El caso es que la antigua Banda parió otras dos tras la privatización auspiciada por el Ayuntamiento en plena crisis económica y moral,  y según le cuentan a uno, tanto en el caso del fútbol (lo de los estadios es otra historia para insomnes),  cuestiones de trasunto personal, de protagonismos encelados y afectos y desafectos hacia el gobierno local que malgestionó los contenciosos, hicieron aún más fácil la bipartición original. Y ahora es la alcaldesa la que dice soñar con la reconciliación de modo que las dos bandas vuelvan a ser una y dejen de competir por el monopolio de la música en una ciudad cuyas dimensiones no da para tanto.

Llama la atención dispersar recursos cuando la concentración de los mismos daría mejores frutos que los que dan las bandas por separado que, justo es reconocerlo, son muchos y buenos.

Que haya dos equipos o dos bandas de música puede sugerir que son producto del dinamismo social, deportivo y cultural de los puertollaneros y no es así, puesto que el origen de esa dualidad engañosa se debe a la crisis que cortó por donde siempre, la cultura, y consideró que una Banda pagada por el contribuyente, era un pequeño lujo cuando caían chuzos de punto, y a otras razones subsiguientes de bastante menos relumbrón. De modo que no vendría mal que se tuvieran en cuenta las palabras de la alcaldesa Mayte Fernández y se llevara a la reflexión la oportunidad de unificar tanto las dos bandas como los dos equipos con la premisa de si la unión resultaría más fructífera que la partición, no precisamente demasiado amistosa y que aviva en ocasiones una competencia casi tóxica.

Claro que en esto de las dualidades extrañas la palma se la llevan las dos organizaciones de mujeres rurales, AMFAR y AFAMMER, que supongo que aún existen, ambas de ámbito nacional y radicadas en Ciudad Real, capital, lideradas por mujeres del PP, Dolores Merino y Carmen Quintanilla, coartada política para sus incombustibles lideresas que en campaña electoral resultan ser de lo más exultantes por el volumen del granero de voto popular que reportaban y reportan, a don Mariano las dos macroorganizaciones del campesinado femenino.

En fin, en democracia la dualidad, la diversidad, la variedad, la tan cacareada pluralidad son imprescindibles para la riqueza de la misma, pero dentro de unos parámetros naturales, lógicos y aceptables, pues hay ocasiones en que las dualidades extrañas e innecesarias, no solo desperdician energías sino que obedecen a otros trasuntos menos confesables y solo sirven para continuar en una agotadora carrera de cismas que dividen y malgastan excelencias.

Manuel Valero
Una cosa más

Etiquetas: , , , ,

12 Comentarios »

  • Julian dice:

    Un buen artículo. Enhorabuena

  • Rubén Pellejero dice:

    Y tres grupos folklóricos, y dos asociaciones contra el cancer, y hasta hemos tenido varias asociaciones contra el sida, grupos de pesca y de pájaros varios, dos clubes de atletismo, también de ciclismo… y no paras, y es que los egos de los manchemos son muchos egos y elevados

  • Cociditoiraní dice:

    Buen artículo de tanteo.
    Las banda de música se privatizó para seguir gastando 125000€ anuales y… Con la crisis como pretexto solo consiguió que varios músicos de aquella banda municipal de 2012 vieran el negocio.
    Así surgió otra banda de “idealistas” no ególatras y es por ello que existe un empeño constante en demostrar que el dinero no puede comprar la excelencia.

  • Brazodehierro dice:

    No le deis mas vueltas. El sueño de esa señora es que la banda buena fuera la suya.
    Mientras tanto varios listos han vendido una marca blanca como gourmet sinfónico a 125000€ anuales

  • zángano cebollero dice:

    La competencia es buena siempre que enriquezca. El problema es que en tiempos pretéritos se tuvo la feliz idea de recortar en lo que se consideraba prescindible, aunque en realidad no lo fuera. Para el caso de la banda municipal se contó con unos asesores de excepción salidos precisamente del propio seno de la antigua banda municipal. Estos asesores parece que se veían así mismos como los salvadores en ciernes de una banda municipal caduca y que no valía lo que se pagaba por ella, y sin quererlo ni beberlo le hicieron el juego al ávido procer municipal. Lo que se dice hacer de tonto útil. El resultado; se privatizaba la banda y una empresa “externa” se hacía cargo de todo, con lo que se ahorraba dinero y se agilizaban trámites burocráticos. Resultado real; se está ahorrando poco dinero y ante la injusticia manifiesta y la manera chapuzera en que el ayuntamiento hizo las cosas se provocó una huida masiva de músicos de la privatizada banda “municipal”. Así se apareció la AMC banda de música de Puertollano,una asociación sin ánimo de lucro que trabaja muy duro sin prácticamente recursos económicos y que está dando a Puertollano premios y una agenda musical destacada desde hace ya casi cinco años. No es una competencia tóxica, sr. Valero, es fruto de una actitud digna y honorable ante una actuación lamentable y chapucera que en su día gestionó el ayuntamiento de Puertollano.
    Espero haberlo aclarado.

  • Charles dice:

    Las bandas de música municipales o públicas están dejando paso a las bandas de música privadas, que se corresponden con el modelo de asociaciones musicales mantenidas por socios y subvenciones cada vez más mermadas.
    Es cierto que la mayoría de los músicos de estas bandas de música no son profesionales y tienen que compaginar esta actividad con su trabajo principal.
    A pesar de que las bandas de música cumplen una función didáctica y de difusión de la cultura musical y aunque siguen siendo pieza clave en la cultura y la educación musical de nuestra sociedad, sin embargo, siguen adoleciendo de una normalización en la cultura musical contemporánea.
    La razón podríamos ubicarla en el total desconocimiento de las potencialidades de este conjunto instrumental o, lo que es más triste, en la permanente y obcecada consideración clasista que se hace hacia las bandas de música.
    Y es que, para algunos, los músicos, y en concreto las bandas de música, siguen siendo los bufones medievales que entretienen a la sociedad y, echándoles de cuando en cuando un mendrugo de pan, pueden seguir con la fiesta.
    La Música nos hace libres y alimenta con tolerancia nuestro criterio ante la vida.
    Dado que la dualidad no existe y todo es dualismo, tal vez, tendríamos que conservar una dualidad entre emociones y racionalidad en este asunto…..

  • minero dice:

    El tema del segundo campo podías preguntarle a Hermoso a Antonio Rodríguez a Pizarro a Sánchez Mora a Navarro Piquer.al secretario municipal al Rubio etcc…seguro que las contestaciones no son tan prosaicas

  • Antonio Fernández dice:

    Puedo entender que dos equipos de fútbol sean perniciosos para una población de 50.000 habitantes, pero no que haya 2 bandas, si (como hasta ahora) funcionan perfectamente de manera autónoma. Las bandas tienen sus propias propuestas musicales, sus plantillas, sus directores… Hablar de unir, como habla la alcaldesa, o es ignorancia (porque la unión no hace la fuerza, sino la aniquilación de una de las dos entidades), o es que no se ha explicado bien.

    • Cantaro de agua dice:

      La diferencia entre las dos bandas de música (una obra cultural) y los dos equipos de fútbol es simple: el dinero. El negocio radica en las escuelas de fútbol, las cuotas, la venta de material deportivo hace del deporte básico un auténtico negocio. Por poner un ejemplo: el presidente de uno de los clubes es profesor/monitor de una de las escuelas por la que cobra un auténtico sueldo. El otro presidente del otro club vive de ello. Adiós al amor al deporte. No digo más.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.