La mujer del Valle (17)

O sea que el pi3 era la merbrorina.

“Sí, en tres partes de la amalgama o como diablos se llame eso que luego se procesa en el laboratorio. El mercurio no mata, poli, al menos no del todo, en bruto sí, dicen, imagínese desde los romanos… Ahora es un veneno, y ya no se usan en los termómetros, ni en las lámparas. Ahora todo es digital… El caso es que… Oh, por qué no la protegí. Tuve miedo, sabes?
relatovalero

La mujer del Valle

Manuel Valero

Capítulo 17

Sigue ya tendrás tiempo de lamentarte. Ahora estás haciendo lo correcto. ¿No me pasará nada. Bueno, mentiste la primera vez, pero eso no es tan grave como participar en un asesinato y tú no ha hecho nada de eso. Gracias… Sigue…

“Berto comunicó con Araceli y fue a verlo a Munich, le dio el pen y si le pasaba algo lo entregara a las autoridades españolas o que lo destruyera. No le dijo de qué se trataba. Un día fueron a su casa y lo tiraron de un cuarto piso después de registrar la casa sin encontrar nada. El gato ronroneaba indiferente ajeno a la suerte de su dueño. Miraron en el ordenador y hallaron la dirección de Araceli. Fueron a por ella y el resto ya lo sabe… La cogieron, la obligaron a que les diera la fórmula. Se negó, la inyectaron pentotal para un caballo y murió. Luego la tatuaron”

Sí, fue con un cigarro, una venganza macabra. Ahora toca la pregunta final, la obvia, la del millón que a vaces se nos pasa, dijo Wen. Antes de que acabara Antoine le dijo un nombre en alemán:

“Langes Leben”

¡La multinacional farmacéutica¡

Imagínate la ruina y la paradoja: un empleado de la farmacéutica que vive de la enfermedad descubre un medicamento contra todas las enfermedades.

Vaya ahora sí parece un parece una trama de telefilme de sábado por la tarde, le dijo el poli. ¿Le resulta gracioso? Me resulta aburrido. Y como diría el viejo Abdón, el viejo, je, tiene gracia… ¿Quién es ese Abdón? Un héroe, amigo, un hombre. Y sin pastillas, roza los cien y los tienes más puestos que tú y que yo. ¿Y qué diría ese amigo tuyo tan joven y tan viejo? Que todo es lo mismo, que los tópicos se anudan unos tras otros en un bucle infinito. Todos los casos, todas las historias son por lo mismo, poder, dinero, celos… No hay nada que se salga de eso. La película Seven fue muy original pero la historia era la de un psicópata que mataba al albur de los pecados capitales. Vale, bien, tiene el final hijoputa que tiene pero eso es lo que lo hace diferente. La conquista del mundo, el acopio de dinero, revolucionarios que se vuelven felones apenas tocan el sitial de mando, ideas nobles que se prostituyen, los míos son los mejores, los tuyos lo peor… este mismo caso… Todo es un gigantesco deja vu, nada es absolutamente nuevo desde que el mundo es mundo. Y ahora menos, el mundo es un mundillo, un piso de estudiantes, pequeño, estrecho, loco, desordenado. No hay lugar para la buena causa, la nobleza, el desinterés, la solidaridad. Si hasta la solidaridad se postula en anuncios de la tele como si las ong,s fueran fabricantes de detergentes. La gente se rasga las vestiduras cuando ve islotes de plástico flotando en el mar, cuando han utilizado ese material durante toda la vida. Todos somos insoportablemente estúpidos. Y  ahora resulta que un tipo que descubre el combinado de la eterna juventud se convierte en el enemigo número uno del sistema porque es la ruina del sistema. Todo es aburrido, aburrido, muy aburrido… Al bailarín se le quedó una cara de conejo después de escuchar el monólogo del poli.

Wen llamó a comisaría. Acompáñeme, le dijo a Antoine.

En la comisaría nadie daba crédito. Antoine se convirtió en testigo protegido y en la primera reunión que se convocó en la capital se hizo evidente el pedazo de marrón que había caído sobre ellos. Un agente de la Inteligencia nacional resopló ante la llegada de los ministros de Defensa y de Interior. No es posible, esa compañía tiene tentáculos en todo el mundo y la lista de accionistas alcanza a lo más granado del mundo. Y además tiene una Fundación Filantrópica y no deja de exhibir su buen altruismo por las televisiones del mundo. Hay políticos, cantantes, futbolistas, grandes empresarios, otras compañías farmacéuticas… No esto no puede filtrarse a la prensa. Ahora una filtración pondrá al soplón de parte de las sombras, dijo el ministro del Interior. No tenemos la completa seguridad de que la mano ejecutora sea Lan…Langes Leben, apostilló el juez. “Larga vida” en español precisó Wen. Y añadió: Ese tal Berto, el descubridor de algún modo, trabajaba para ellos, notó que lo seguían, un día vio en la cola del supermercado justo detrás de él a un joven que vestía la camiseta con el logo corporativo de la compañía. Lo vio debajo de una camisa blanca. Se confundiría, dijo el ministro de Defensa. Las camisas blancas son ligeramente transparentes y alguien habituado a ver una imagen corporativa lo puede deducir. Máxime si ese Berto ya tenía la mosca detrás de la oreja. Joder, por una simple manzana la que se puede liar, dijo alguien. El ministro lo miró. Lo demás comenzaba a encajar. Berto se corta cuando daba cuenta de una manzana, se aplica por error el contenido de un frasco creyendo que era otro antiséptico, experimenta una mejoría no solo del pequeño corte sino de su estado general de salud y de las dolencias que padecía. Eso le llama la atención y comienza a trabajar por su cuenta. ¿Nadie sabía de la existencia de ese frasco?. ¿Qué tiempo llevaría en el laboratorio, entre otros frascos y matraces? Varios años a juzgar por las costras del tapón del envase. Casualidad. Alguien hizo la mezcla creyendo que hacia otra cosa, dejó el frasco y lo olvidó. El frasco reposó en el olvido hasta el liviano accidente de ese muchacho. Al descubrir lo que descubrió contactó con la mujer del Valle, ya sabía que había levantado sospechas. Lo siguieron, lo mantuvieron bajo vigilancia hasta que fueron a su casa a por el botín y lo único que encontraron fue la dirección de Araceli. Lo tiraron por el balcón para que pareciera un suicidio y después fueron a por la chica. Una empresa que hace pastillas para la salud no puede permitir una salud  que no necesite pastillas.

Jesús bendito, sopló el ministro de Defensa. Nadie debe saber nada de esto.¡¡Nadie!! tronó. Y Wen se acordó de Abdón y le entró un escalofrío cuando repitió a media voz la orden del ministro. Nadie, señor.

Relacionados

Euromillones

1 COMENTARIO

  1. El verdadero peligro del mercurio viene de los gases de mercurio, los cuales son incoloros e inodoros y solo pueden detectarse con visión UV.
    Aunque algún día habrá que desmontar la leyenda negra y la imagen negativa del mercurio.
    Por cierto, las fábricas que elaboran antibióticos estimulan la resistencia a los mismos en el medio ambiente.
    Y es que las farmacéuticas pueden ser tan peligrosas como los cárteles de la droga.
    Seguimos muy atentos……

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img