Advertisement
Advertisement
Inicio » Sobre el muro

Oxímoron

- 12 septiembre, 2018 – 09:0810 Comentarios
pedro oliverLa crisis del sistema político de representación en España sigue provocando reconfiguraciones paradójicas, pero sobre todo sigue generando ansiedades en quienes quieren dar un cerrojazo a la crisis, un puñetazo definitivo en el tablero, puñetazo que, claro está, sólo podrían dar líderes y lideresas con fuerza y arrojo, con audacia y arrogancia. Quisieran cerrar aquello que abrió y dejó abierto el 15M. El 'macrocente' Rivera acariciaba hace unos meses la cerradura y ahora cree tener las llaves en la mano el audaz Sánchez. De esos no se puede esperar otra cosa, los dos han demostrado ser más adaptativos que un noble del siglo XIX en una revolución liberal. Pero esa pulsión de poder, la que cimenta el hiperliderazgo y la formalización política, envenena también a quienes se apoyan en los movimientos sociales para reconducirlos. La hipótesis de movimiento-partido ha resultado ser una contradictio in terminis, un oxímoron. Es verdad que el movimiento municipalista alternativo nació por el empuje desde abajo y la ilusión de cambio, lo que pilló a los partidos de izquierda despistados o incluso enfrente, por lo que se vieron arrastrados y se metieron (algunos se entrometieron) en estrategias participativas que nunca habían experimentado. Era el momentazo 15M. Pero la contradicción se veía venir. El experimento era un híbrido que incorporaba y unía los tejemanejes de unos y los vicios de otros: jerarquías, sectarismos, tratos irrespetuosos, liderazgos oportunistas, etcétera. Y así, y para escándalo del alma libertaria y quincemayista de sus promotores originales, se ha acabado midiendo el éxito o el fracaso sólo en clave electoralista, no en términos de transformación social y capacidad de influencia colectiva y horizontal en las dinámicas políticas verticales e institucionalistas, sino en términos de reparto de poder y, lo que es peor, supeditando toda estrategia al relumbrón y el papel preeminente del líder o la lideresa. La próxima vez... uy, la próxima vez. Pedro Oliver Olmo Sobre el muro

10 Comentarios »

  • Hobbes dice:

    El formato Operación Triunfo se coló, desgraciadamente, en ese conato de cambio que significó el 15M. Y se coló para devolvernos a la casilla de salida bipartidista y corrupta.

    Lo de Montón ayer fue vergonzoso, una intervención destinada a decir lo buena que era y lo bien que lo había hecho. Ni una sola disculpa por el plagio demostrado, por las explicaciones sin cuadrar… Solo le faltó una lagrimilla a ver si colaba…

    Ahora la piedra está en el tejado de Pablo Casado, quien ha perdido cualquier legitimidad con la dimisión de Montón.

    El siguiente paso, la tesis de Pedro Sánchez. Desde luego Escolar está que lo peta.

    Y así, Operación Triunfo llegará a la final. Y comenzaremos, de nuevo, con los clásicos…

  • SrLetrado dice:

    1º En España no hay ninguna crisis del sistema. Ninguna. Lo que hay es una izquierda rancia que no entiende la democracia liberal -que es la auténtica democracia- que no acepta la separación de poderes, que alguien monte una empresa y triunfe sin brearle a impuestos, o que haya un juez independiente que no controle. En España hay elecciones, unas veces se ganan y otras se pierden, y la ley tiene cumplir, por encima de manifestantes o de tuiteros de 20 años.

    2º El 15-M no vale nada. Lo que valió fue la semana siguiente: el 22 M, donde los españoles, mayoritariamente, votaron que se acabó para siempre la izquierda del muro, y sus recetas de paro y crisis. Y eso la izquierda no lo acepta; no acepta siquiera que sus propios partidos, cuando llegan al poder, y ven la realidad, traicionen su demagogia (En C-real tenemos las mentiras de la zona azul, o cómo no: las remunicipalizaciones fracasadas)

    3º Ocurrió en el 33 y ocurre ahora: cuando la izquierda fracasa, no es la izquierda, es el sistema. Ahora, llaman «régimen» al sistema democrático del 78, copia del resto de democracias europeas, y constitución más joven de toda Europa, para desacreditarla; pero no es así, la democracia española está viva: ahora hay más partidos que nunca, las leyes se votan por 3, 4 o 5 partidos. El parlamento está vivo.

    Ojalá y la izquierda entre pronto en este siglo.

    • Hobbes dice:

      Sr Letrado, cuando pase el tren del que habla, haga cola y súbase usted también. Parece, por su texto, que lo necesita como agua de mayo.

      España está en una crisis institucional de tamaño caballo. Empezando por una monarquía podrida que debe dar explicaciones de supuestos puteríos, fortunas irregulares en Suiza, relaciones comerciales oscuras…, por una cúpula judicial en manos de señoros que se perpetúa por arte de birli birloque del bipartidismo y solo asume a los grandes apellidos en Madrid. Por una cúpula del ejército en la que ocurre tres cuartos de lo mismo. Por unos parlamentos llenos de corruptos que han hecho de la política una profesión…, por un Senado que es el osario de la política española, por ayuntamientos llenos de contratos corruptos ¿Es que no lee la prensa?

      De verdad se conforma con votar cada 4 años??? Ser ciudadano no es algo más?

      Así nos va. No sé usted, pero a mí el espíritu del 15M me representa. Lamentablemente, no así los partidos políticos que no han aprendido nada. Especialmente Ciudadanos, que solo quiere ocupar el espacio del PP para hacer lo mismo: Dividir y enfrentar. Lo llevan en su ADN. Para eso, mejor que se fundan con VOX.

      • SrLetrado dice:

        Pequeños matices, dicho con respeto total:

        1º. Tal y como está configurada la jefatura del estado, más allá de lo que usted dice, ni afecta a la economía, ni a la sociedad, ni al devenir diario; es más, existiendo una republica, cuyo presidente tuviera las mismas competencias que la actual corona, nada cambiaría. Acepto el debate republica/monarquía, pero desde luego, este debate no altera la situación general del país.

        2. Yo no soy juez, pero en +/- cuatro o cinco promociones a la mía de derecho, sí hay varios, y créame, están por méritos propios.

        3. Que haya contratos podridos en ayuntamientos, se sabe porque se investiga: recuerde que gurtel, por ejemplo, se investiga y condena con el PP en el poder, y los ERES se juzgan, con un fiscal bajo el poder del PSOE, que va a acusar a deguello, como no podía ser de otra forma.

        Hay que votar mejor, o a los mejores, pero no desprestigiar el sistema porque no sea así…uno siempre puede presentarse y ver que pasa.

        4 Respeto que el 15m le represente, pero convendrá conmigo que representa mucho más unas elecciones, en las que participaron millones de votantes, no unos miles de personas ocupando una plaza. Como movimiento social tiene interés general, y si usted, particularmente se siente representado, nada tengo que objetar; pero arrogarse toda la legitimidad democrática, cuando a la semana hubo unas elecciones cuyo resultado fue diametralmente contrario a lo que significa el 15-m, permítame, que discrepe.

        Un saludo

        • Hobbes dice:

          1.- La Jefatura del Estado cuesta más de 1.000 millones de euros al año a los ciudadanos españoles (No los 8 millones que cobra el Rey para sus gastos, sino lo que nos cuesta). Es una imagen importantísima para el país, y está en todos los medios del mundo por sus líos de faldas, económicos, de corrupción…).

          2.- Esos que están por méritos propios (y le aseguro que le creo a pies juntillas) tienen su techo asegurado, y no pasarán de la CCAA. Se lo aseguro. Mire los apellidos que llegan a los dos grandes tribunales nacionales. Haga lo mismo con los generales que hay en Madrid o los grandes acuartelamientos de España.

          3.- La corrupción está tan integrada en el sistema, que ni siquiera lleva a los corruptos a la cárcel, porque la propia ley está hecha para que no sean delito sus corruptelas. Teniendo el tamaño que tienen Gütel o los Eres ¿Cuántos han devuelto el dinero o están cumpliendo penas?

          4.- «arrogarse toda la legitimidad democrática» ¿Yo, la izquierda? Creo que no, aunque no represento a la izquierda, ni falta que me hace, bastante tengo con lo mío. Pero cada uno es dueño de sus interpretaciones. Uno intenta ser Ciudadano, no súbdito. Seguro que con miles de errores, pero participando y haciendo crítica de aquello que entiendo que no es normal.

          Por cierto, para muestra un botón de ahora mismo:

          «Mariano Pérez-Hickman ha tomado posesión como diputado del PP para ocupar el escaño que ha dejado vacío tras su renuncia la exvicepresidenta del Gobierno. El exconcejal de Pozuelo está citado para declarar la semana que viene como investigado por los vertidos tóxicos que una depuradora municipal ha soltado durante años a un arroyo».

          Y no pasa nada, mire usted…

  • Ángel Manuel dice:

    Fui testigo directo de lo ocurrido en Madrid en la Puerta del Sol durante el 15-M.

    Me dejé llevar por el entusiasmo inicial, porque muchos teníamos la certeza de que el actual sistema (partitocracia) debe ser revisado.

    Sin embargo me fui desengañando conforme iba viendo que lo que podía haberse convertido en una organización (con estructura racional) se quedó en un movimiento de indignación y en una corriente puramente emocional.

    Dos hechos me ayudaron a darme cuenta que aquello no iba a ningún sitio.

    Primero, un análisis de Zygmund Bauman sobre el fenómeno («las emociones no construyen nada, sólo destruyen), que él enmarcaba en la más nítida POSMODERNIDAD. Ni había organización ni liderazgo ni estructura racional ideológica tan siquiera.

    Segundo, la apropiación que hicieron los movimientos de ultra izquierda (anarquistas y comunistas) de algo que tuvo un aglutinante transversal. Y efectivamente, voilá, Podemos absorvió aquello y aquello desapareció por un partido que es marcadamente del sistema pues es celoso acaparador de los privilegios de la casta política.

    Respecto a por qué este sistema son sus defectos, graves, no puede ser deshechado, estoy muy de acuerdo con Letrado.

    Las urnas y no las calles son el medio para revisar el sistema, y cuando eso no ocurre (el control de las urnas), se espera el de los jueces también.

    La Monarquía se ha situado (Felipe VI) al lado de la Democracia formal, que es garaantista frente a los golpistas, es decir, a los que a través de las calles y de las soluciones políticas a problemas jurídicos, pretenden imponernos su POS-VERDAD.

    Esa POS-VERDAD consistente en disfrazar de Democracia lo que no es democracia. La Democracia es una CONSTRUCCIÓN RACIONAL y los procedimientos y el sistema de contrapoderes (que funciona a pesar de las resistencias), SON SELLOS DE AUTENTICIDAD DEMOCRÁTICA.

    La Democracia, teniendo muchos defectos, es el mejor sistema de contrapeso entre poderes pues impone límites a quienes abusan de sus poderes para saltarse la soberanía popular.

  • Charles dice:

    En cuanto al sistema político de representación en España, las bases del régimen electoral se encuentran en el texto de la propia Constitución y, en consecuencia, su alteración requiere la reforma previa de ésta.
    Por otro lado, lo cierto es que el espíritu del 15-M se ha ido diluyendo con el paso de los tiempos y la irrupción de los nuevos movimientos sociales.
    En este momento, hay que prestar atención a otros movimientos.
    En 2011, decenas de miles de personas abarrotaron la Puerta del Sol de Madrid y en 2018, apenas 150 personas eran de la partida en el séptimo aniversario.
    ¿Qué ha sucedido? No es el oxímoron, es el acomodo…….

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.