Inicio » Historia e Historias de Ciudad Real

El terremoto de Lisboa de 1755 en Ciudad Real

- 19 noviembre, 2018 – 09:202 Comentarios

El 1 de noviembre del año 1755 ocurrió el mayor desastre natural de la historia de Ciudad Real, el conocido como terremoto de Lisboa, que devastó la ciudad, destruyendo su casco histórico y matando a muchos ciudadrealeños.

La Casa del Arco, ayuntamiento de Ciudad Real en 1755 y destruido y vuelto a edificar con parte de sus elementos y otros añadidos.

La Casa del Arco, ayuntamiento de Ciudad Real en 1755 y destruido y vuelto a edificar con parte de sus elementos y otros añadidos.

El terremoto de Lisboa de 1755 tuvo lugar entre las 9:30 y las 9:40 horas del 1 de noviembre de 1755, con aproximadamente un 9 en la escala de magnitud de momento.

Las consecuencias de aquél tremendo desastre aún son visibles hoy en los edificios de nuestra ciudad.

El Teniente Corregidor de Ciudad RealLuis José Velarde y Viedma,Teniente Alcalde, en su informe al Intendente de La Mancha, Subdelegado del Gobierno, del 21 de noviembre de 1755 describió los hechos del terremoto así:

“[…] A la hora de las diez de la mañana, estando gran parte del pueblo en las parroquias e iglesias de conventos los extrañó conceptuando se hundían sus fábricas, y para ello, atropelladamente, las desampararon, dejando los coros y altares los eclesiásticos y religiosos, respectivamente, saliendo a las calles con las sagradas vestiduras y, enterados de sumovimiento nunca visto de la tierra fueron bastantes los clamores por los hijos de los padres, y de los familiares unos porotros, pues habiendo principiado a dicha hora, sido su duración de diez a catorce minutos, moverse las torres, Iglesias, ylos más fuertes edificios, como si fuesen cipreses afectados de recio viento, todos conceptuaron los efectos de hundimiento.

Contrafuertes de piedra, reforzando la nave del lado norte de la iglesia de San Pedro, tras su reconstrucción en la puerta de la umbría. Foto Antonio José Martín de Consuegra Gómez

Contrafuertes de piedra, reforzando la nave del lado norte de la iglesia de San Pedro, tras su reconstrucción en la puerta de la umbría. Foto Antonio José Martín de Consuegra Gómez

Y los destrozos causados, y hasta ahora advertidos, y reconocidos por peritos, son:

— En la Parroquial de San Pedro, de fuerte y admirable fábrica bastante daño en machos, arcos, bóvedas, maderas, enyesados y demás partes que componen el todo de la fábrica, y para el reparo y seguridad se hacen precisos muchos gastos.

Contrafuertes de refuerzo en la puerta del perdón de la catedral de Ciudad Real foto AJM

Contrafuertes de refuerzo en la puerta del perdón de la catedral de Ciudad Real foto AJM

— En la Parroquial de Nuestra Señora del Prado se reconocen en su suntuosa fábrica, de una nave de grande elevación y correspondiente anchura, bastantes quiebras, quedando maltratada su armadura, quebrados dos de los estribos de la Puerta de la Umbría, y otros dos a la parte del altar mayor, para cuya ermita, y que se mantengan sin ruina de la Iglesia se hacen precisos muchos gastos.

— En la Parroquial de Santiago, el medio cuerpo de arriba de la torre se halla con aberturas y la bóveda, para que no se arruine, necesita mucho reparo, y por haberse hundido un arco de ladrillo de dicha torre sobre el tejado de dicha iglesia se halla maltratado y con la precisión de repararse.

— En el convento de Santo Domingo se descubren grandes quiebras en sus capillas, coro y cuerpo de la Iglesia y su torre cuarteada, los dos cuerpos de ella, y su chapitel, y sin repararla, y fortalecerla, no pueden usar de las campanas como antes y sí sólo tocarlas a pulso. En los claustros altos y bajos, en las celdas y demás oficinas se registran muchas quiebras y parte del tejado cayó sobre una de las capillas, causando mucho daño.

Grieta en una ventana de la iglesia de Santiago. Foto AJM

Grieta en una ventana de la iglesia de Santiago. Foto AJM

— En el convento de San Francisco, se descubren en su Iglesia, Capilla mayor y en las agregadas, bastantes quiebras, y lo mismo en las celdas y demás oficinas y, por haberse desprendido de la espadaña, o campanario, un remate de piedra, y caído sobre un tejado, causó destrozos.

— La Iglesia de San Juan de Dios quedó tan ruinosa y destrozada, que ha sido preciso desalojarla de los altares y colocar al Santísimo Sacramento en la capilla de la enfermería, y poner los enfermos en su cuarto alto y, además de esto, los cuartos y oficinas no dejan de tener muchas quiebras.

— En el convento de religiosas Carmelitas descalzas, se descubren algunas grietas en él y la mayor en la media naranja o linterna de la capilla mayor, que por el gran quebranto de todos cuantos lienzos le están dados garrotes, además de haberlos apuntalados.

— En el convento de religiosas Dominicas se ve quebrantada una de las esquinas de la Capilla mayor, movida parte de sus aleros, y lo interior del convento muchas quiebras en celdas, claustro, y vistas, y en la cerca de la huerta lo mismo, con hundimiento de algunas tapias.

— En el convento de religiosas Franciscas, por lo que hace a la Iglesia se quebrantó el arco toral de la capilla mayor, y dos estribos, cayendo la mayor parte de los aleros a la parte interior, de que resultó destrozo de los tejados, y en lo interior del convento, algunas quiebras.

— En la ermita hospital del Santísimo Cristo del Refugio, son muchas las quiebras que se necesitan de pronto reparo.

Fuente:  Archivo Histórico Nacional

historia-e-historiasHistoria e Historias de Ciudad Real
Antonio José Martín de Consuegra Gómez

https://ciudadreal.wordpress.com/

Etiquetas: ,

2 Comentarios »

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.