Inicio » Opinión, Provincia

Se cumple el segundo aniversario de la muerte del insigne pintor y escultor D. Julián de Campos Carrero

- 23 noviembre, 2018 – 15:33Un comentario
Ana María Fernández Rivero.- No querría que pase desapercibido, sin actos de homenaje ni artículos de recuerdo en los medios de comunicación, de Torrenueva, Ciudad Real  y nacionales, el 28 de noviembre en que se cumple el segundo  aniversario del fallecimiento, en Badajoz a los 88 años de edad, del que está considerado uno de los grandes y a la vez, tristemente, desconocidos artistas actuales: “Pintor y Escultor” nacido el 2 de abril de 1928 en Torrenueva (Ciudad Real),Crucificado de talla en nogal policromado, de 1,80 m sin la cruz, para la Iglesia de su título en Torrenueva. Es imagen procesional. Don Julián de Campos Carrero;  manchego que contribuyó con una larga y fructífera vida (unas 8.000 obras) que se encuentran repartidas por numerosas colecciones privadas de provincias españolas en Albacete, Badajoz, Cáceres, Ciudad  Real, Cádiz,  Córdoba, Jaén, Sevilla, Madrid,  Toledo, Valencia, Salamanca, Ibiza, Tenerife, etc. y de otros países como Caracas (Venezuela), Greenville (EE.UU), Japón, La Haya (Holanda), Montreal (Canadá), Setubal y Elvas (Portugal), etc. recibiendo efusivas críticas y una extraordinaria aceptación a través de las diversas exposiciones en las que participó. Julián de Campos está considerado como “un artista del siglo XV trasplantado a nuestros días”, nombrado “Pintor de la Virgen” “Virginis Mariae Pictor”  por su Santidad el Papa Juan Pablo II (en 1991). Era el prototipo de artista polifacético y versátil, de sólida formación humanística y de gran actividad artística (catedrático…pintor, escultor, dibujante, miniaturista, diseñador de retablos, numerosos trabajos de restauración, obras ornamentales, de arquitectura interior y exterior en edificios religiosos, retablos, sillerías, altares y otros proyectos de artes menores, así como encargos pictóricos y retratos). Foto 7 retablo de TorrenuevaExcelente escultor y maravilloso pintor, hombre espiritual, sencillo, culto, manchego que amó su tierra hasta lo más profundo de su corazón, a pesar de que la mayor parte de su larga y prolífica carrera transcurrió en tierras extremeñas, por las que fue sembrando su huella artística. Merece ser honrado no solo por los manchegos, sino por todos los españoles. Manchego por su nacimiento (Torrenueva), extremeño por adopción, pero internacional por su obra. De su larga trayectoria quiero entresacar que su obra fue fruto de su profunda religiosidad interior y ésta no fue ajena al ambiente familiar que respiró, pues los valores religiosos heredados palpitaron constantes en todo su arte, y por eso será al tema religioso al que dedicó principalmente todas sus fuerzas y su inclinación artística. Finalmente podemos decir, y es absolutamente comprobable a lo largo de todo su quehacer artístico, que en la obra, de Julián de Campos armonizan: por un lado, la poética clasicista de los temas religiosos (obra nobilísima y constante en su trayectoria), extraordinaria síntesis del arte italiano; de lienzos hechos con una magnífica precisión en el dibujo, bello colorido, buena composición y apropiada ambientación, donde las figuras se caracterizan por el realismo y espiritualidad, deliciosas imágenes de Vírgenes y Niños con expresiva dulzura, envueltos en ropajes que nos transmiten sus finísimas calidades táctiles de dibujo excelente y preciso, herencia de una formación y de una profesión bien fundamentadas. Virgen entronizada con ángeles músicos. Tabla en alabastro y óleo con dosel de oro bruñido, 50 x 40 cm., 1985.Y, por otro lado, la sorprendente fascinación de su visión interpretadora moderna en otros temas de usos y costumbres con óleos llenos de tipismo y colorido… en los paisajes de suave impresionismo destacando sus amplios horizontes, su sinfonía de colores… de meticuloso dibujo en los que capta y ve los puros detalles en los retratos y bodegones. Destacando la gran sensibilidad que impregna la obra de este artista, que llega a alcanzar un alto grado de perfección casi sublime que resulta imposible no [detenernos, extasiados, a contemplar]. Julián de Campos murió siguiendo las enseñanzas de San Juan Bosco …sostenido los últimos años de su vida por las dos columnas "La Eucaristía y la Virgen”; y en lo humano, aunque ya tembloroso y con limitada visión, aferrado a sus pinceles, que con una lenta y cansada pincelada terminaron de dar el color de la esperanza e ilusión, bondad y cariño, al lienzo de su vida, que yo titulo: “La grandeza de un ser excepcional que buscó, alcanzó y amó LA BELLEZA. Para él sea la honra, el reconocimiento y la memoria agradecida, por su aportación al apasionante mundo del arte que tanto le debe.

Un comentario »

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.