Inicio » Ciudad Real

Ciudad Real: La Fábrica reorienta su producción hacia el arte conceptual

- 2 diciembre, 2018 – 18:238 Comentarios
Casi dos años después de la inauguración de su primer espacio en el barrio de la hormiga, y de tres de trayectoria como colectivo cultural, La Fábrica abría las puertas anoche de la que será su tercera sede, en la calle Postas de Ciudad Real. Nueva ubicación y planteamiento de proyecto, orientado ahora hacia residencias temporales para creadores de arte contemporáneo y conceptual con propuestas innovadoras. Sergio Afonso, uno de los motores de La Fábrica, comenta que se ha elegido este enclave, diferente a los anteriores, de mayor tamaño y en la periferia, “porque una manera importante de llevar la cultura y el arte a la ciudadanía es estar cerca del centro”. En los anteriores espacios tenía el problema de que, “aunque la gente se acercaba a las afueras, también decían que les deba pereza llegar hasta allí, a pesar de que vivimos en una ciudad pequeña y de que se puede llegar a pie a cualquier lado”. La idea, explica, es disponer en el centro de Ciudad Real de un punto de acceso al arte moderno y conceptual, “esta es la tercera versión de La Fábrica”. “Ya no se busca tanto la técnica, el paisaje o el retrato, aunque seguimos abiertos a ellos, pero nos importa más el concepto y la idea”, detalla Afonso. Para el arranque de esta nueva etapa La Fábrica cuenta con obras de cinco artistas internacionales que han recurrido a la destrucción como herramienta para la creación e idea central de sus propuestas. Así, Luandino Ngema, de Angola, ha trabajado la destrucción de la arquitectura, y por ello ha tallado en la pared una imagen, aprovechando una obra que se ha realizado en el inmueble.  Con tierras del desierto, Fátima Benlabbah trabaja el arte abstracto y reconstruye el paisaje con estos materiales sobre lienzo, con la particularidad de que todos sus cuadros están atados con cuerdas, simbolizando el vínculo de las personas con paisaje en el que vive. El arquitecto sirio Sahij Ibn al Arabi, creador muy vinculado al grafiti y al arte urbano, destruye el arte, lo quema, y lo transforma. En otra de las habitaciones puede verse el montaje sobre destrucción de la luz, aún sin concluir, de la colombiana Cornelia Guzmán. Interviene en la iluminación para conseguir una proyección dinámica sobre cada una de las caras de unas cajas que la componen su propuesta de arte tecnológico. Por último, La Fábrica expone una muestra de fotografías del chino Yang Yang, que retratan las vicisitudes de la vida cotidiana en su país. La Fábrica cuenta además con un espacio dedicado a la gastronomía, en concreto a productos locales y artesanos de la región.
Etiquetas:

8 Comentarios »

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.