Inicio » Opinión

Las Terreras, Ciudad Real

- 28 enero, 2019 – 20:02Sin comentarios

Jesús Millán Muñoz.- Denominado convento de la Inmaculada, conocido popularmente como “las terreras”, de la orden de las concepcionistas franciscanas o de la Inmaculada Concepción fue construido en el siglo dieciséis, y está considerado como BIC desde 1991, con una imagen de la virgen del siglo XV. El retablo es del siglo XX, debido a los azares de la historia, y parece ser que está el edificio en buenas condiciones materiales de habitabilidad aunque lleve cerrado desde una década.

Sin entrar en la historia de este convento, que en el periódico Miciudadreal, hacen un relato fiable el 12 julio del 2018, si indicar quizás una serie de ideas deshilvanadas, que podrían diríamos añadir IVA conceptual a esta cuestión.

                        - Partimos del hecho de que nuestra ciudad, la comarca de Calatrava, la provincia de Ciudad Real y la región necesita para vivir y sobrevivir, crear riqueza, crear valor añadido material, pero también cultural y espiritual y social y moral. Porque todo este valor añadido, diríamos amplifica contenido simbólicos, crean turismo, y hoy la industria del turismo, es una de las más importantes de las que un tanto por ciento de la población pueden vivir y existir.

                        Dicho de otro modo, necesitamos incentivar la riqueza que disponemos, sea cultural o sea social o sea arquitectónica o económica, o sea del tipo que sea para crear trabajo, y crear empleo, y por tanto disminuir desempleo, y detener en lo posible, la hemorragia migratoria de personas que nuestra provincia sufre desde hace generaciones.

                        Quizás, sea necesario o condición esencial, para lo anterior, cambiar de mentalidad, quizás, nadie se rasgue las corbatas, tenemos que ser conscientes, que hay que aprovechar todo lo que tenemos, para crear riqueza, riqueza en todos los sentidos, bajo los parámetros de la legalidad y de la moralidad, pero crear riqueza, porque los seres humanos, son cuerpo además de psique-mente o, y alma.

                        Por consecuencia, esa epidemia, que algunos dicen existe que es la envidia, que parece ser sufrimos desde hace siglos, debemos quitarnos ese traje, y cada uno, en su oficio y profesión y vocación intentar desarrollar sus posibilidades y sus talentos, y de paso y al mismo tiempo, los talentos de la sociedad, en la que se inscribe.

                        - En la oleada o epidemia que Europa está sufriendo de secularización o secularismo, parece ser que se están quedando iglesias vacías o sin uso en el Norte de Europa, y en el Sur conventos y monasterios. Se dice que en España cierra un convento o monasterio cada mes. Situación que diríamos, entre tantas novedades que suceden en la existencia en cada época, sería diríamos desde hace siglos, la primera vez que ocurre, al menos en la España cristiana, y sin entrar en el problema de las desamortizaciones que tiene otras explicaciones.

                        Se indica que en Almagro, existen dos conventos o monasterios en trance de venta, se dice otro en Manzanares, y en docenas de localidades.

                        - Ante esta situación, hay que plantearse, dos cuestiones que se interrelacionan, ¿es necesario tener una infraestructura arquitectónica, aunque no se sepa su uso exacto de momento, pero que dentro de equis tiempo, podría ser un edificio o conjuntos de edificios que podrían tener un uso debido y correcto? ¿Por lo tanto creador potencial de valor añadido, de un uso correcto y adecuado, con diversos fines posibles, y por tanto, un elemento de la industria del turismo y de la cultura?

                        ¿Por otro lado, recordamos, lo que se le achaca a Alfonso XIII, que cuándo le querían regalar un palacete, casi siempre indicaba que no lo deseaba, porque después no podía pagar el mantenimiento de dicho edificio…?

                        - En el caso de las Terreras, imagino que si las instituciones, Ayuntamiento, Diputación, Gobierno Regional y quizás otras instituciones públicas y privadas, si entre todas hiciesen un esfuerzo, podrían adquirirlo, diríamos de titularidad conjunta, o diríamos incluso cada una con un tanto por ciento, según la inversión puesta? ¿Incluso quizás se podría aconsejar a que la iniciativa privada, pusiese una parte de dicha inversión…?

                        Quizás, diríamos tengamos tres problemas, primero la voluntad de que este edificio siga en pie, y se le pueda dar un uso equis; por consecuencia la voluntad de los ciudadanos, la voluntad de las entidades públicas, la voluntad de la iniciativa privada como ayuda y aportaciones para que las instituciones lo adquieran.

                        ¿En segundo lugar, ya adquirido o potencialmente adquirido a qué se dedica? ¿Lo compra una empresa de hostelería o inmobiliaria o turística y lo dedica a un hotel restaurante?

                        ¿Lo adquiere esencialmente las instituciones públicas, y lo dedican a una ampliación de la biblioteca de la Universidad que está tan cerca físicamente, Museo o centro de interpretación del Diseño en la Mancha, o lo mismo de la Moda, o ambas cosas a la vez, un centro de interpretación del vino y del aceite y de los productos alimentarios de la Mancha, un Centro literario de la Mancha, donde se acumulen archivos y datos de autores de Castilla la Mancha, en todos los géneros literarios, desde el periodismo al ensayo, un Centro de Arte Contemporáneo de la Mancha que junto a la Merced formarían un eje de arte actual del siglo veinte, con todos los autores de dentro y fuera de la región, cumplir ese deseo de un museo y centro de arte del siglo XX y XXI de la Mancha, igual que el resto de regiones disponen de uno, se adquiere como alto centro gastronómico de la Mancha, con esa mezcla de industria y de museo, un centro regional del comic de la Mancha y con todos los parámetros de industria cultural pública y privada, con autores de la región y del mundo, etc.? ¿Etc.?

                        Para terminar, pregunten a los ciudadanos, y quizás recibirán sugerencias, de posibles usos que quizás ni imaginamos pero que podrían ser aprovechables, ser legales y morales, y quizás con potencialidad de turismo y de cultura y de empleo, usos culturales que aprovechando diríamos ser un edificio BIC, puede tener ese flujo o combinado de interpretaciones, la historia del inmueble y de soslayo el de la ciudad, el valor arquitectónico y artístico de dicho monumento, el uso o usos concretos que pueda tener, o el nuevo significado-contenido de esta arquitectura…

                        ¡Hasta aquí llega, creo y estimo mi aportación, parafraseando un programa de televisión que se dedicaba a los maestros de la fotografía, al final decía “la semana que viene otro fotógrafo”, pues eso digo yo, “la semana que viene otro modesto artículo”!.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.