Inicio » Sin tapujos

Venezuela: Los hechos por venir

- 1 febrero, 2019 – 08:298 Comentarios

Juan Guaidó presentó ayer en la Universidad Central de Caracas el proyecto generado en la Universidad de Harvard bajo la dirección del economista Ricardo Hausman y bautizado como Plan País.

Hausman es profesor de Economía del Desarrollo en Harvard. Con Carlos Andrés Pérez fue Ministro de Planificación y el primer economista jefe en el Banco Interamericano de Desarrollo. Es un hombre del sistema que lo conoce perfectamente.

Reflexionando sobre las necesidades de los verdaderos patrocinadores de Guaidó, las logias de obediencia anglosajona, y de las debilidades venezolanas, voy a aventurarme sobre cuáles podrían ser los ejes básicos del Plan País.

En primer lugar, estabilizar la moneda. Sin una divisa respetada y estable no existe soberanía nacional. Clama al cielo que el régimen chavista no entendiera algo tan básico. Esta situación ofrece a EE.UU. una buena oportunidad de insertar oficialmente –extraoficialmente ya lo está- el dólar en la economía venezolana. No sería extraño que Venezuela asumiera el dólar como moneda propia, o anclara a ella el bolívar, mediante una paridad o similares. En la práctica la política monetaria y, por ende, la económica sería transferida a EE.UU.

EE.UU. necesita recuperar países que utilicen su moneda como instrumento de comercio internacional para contrarrestar la deriva de quienes la van abandonando paulatinamente. Venezuela es una buena opción.

Volverá a ocupar en la división internacional del comercio el papel asignado por el poder anglosajón a los países que no son de su cuerda; es decir: producir materias primas. A EE.UU. le interesa que Venezuela incremente su comercio petrolero, de esta forma el dólar se moverá más y, permitirá que Venezuela pueda adquirir bienes elaborados y tecnológicos. Como éstos son más caros que los primarios debido a su mayor valor añadido, los organismos internacionales serán generosos liberando a este país créditos de envergadura. En una palabra, deuda y más deuda para tenerlo atado y bien atado. El endeudamiento es el mayor grillete para la soberanía de los estados y de las naciones que los habitan.

Para que esto sea factible y EE.UU. pueda ver como sus dólares circulan a una razonable velocidad, se impondrá al país una economía totalmente abierta. Como Venezuela no produce casi nada, se convertirá en un importador compulsivo de prácticamente todo; a cambio, exportará un petróleo absolutamente dependiente de la tecnología estadounidense para su refino, y cantidad ingente de minerales, entre ellos el codiciado coltán, ya en manos extranjeras.

Nadie se interesará por el desarrollo industrial del país; nadie ¿Si no lo hizo el chavismo, que era su obligación moral, quién va a exigírselo a los demás que, encima, comenzarán el Plan País con grandes remesas humanitarias de alimentos y medicinas como primera medida de choque?

Nada será gratis; que nadie se confunda. Esta acción de extrema necesidad se pagará con la adquisición de productos fabricados en los países “solidarios”; endeudándose, si fuera necesario, para corresponder a la humanitaria acción.

Exportar petróleo y minerales, a cambio de importar de todo y recibir préstamos para pagar los bienes de alto valor añadido, ha sido y es el modelo colonial tradicional británico; el que se ha multiplicado desde que el R.U. creo su Imperio.

El Plan País pondrá énfasis en recuperar territorios entregados a organizaciones narcotraficantes, olvidando, claro está, que es la Cía. su principal controladora.

Esperemos que todo quede en esto y no se acabe optando por mantener al país en un estado permanente de caos.

Dije en mi anterior artículo, que mi humilde experiencia me había llevado a deducir que las desgracias de los pueblos no son consecuencia de la ineptitud de sus dirigentes, sino de su cobardía y traición. Me dejé en el tintero una tercera cualidad, además, muy importante: la maldad.

Si el chavismo no hubiera sido un traidor a su pueblo, habría tenido tiempo más que suficiente -20 años- para desarrollar tecnología propia de refino del petróleo. De haber creado una industria potente de derivados del mismo. Hoy en día, no llega a un 18% el petróleo utilizado para energía. La inmensa mayoría ya se dedica en desarrollar derivados nuevos.

Si el chavismo se hubiera preocupado, de verdad, por el futuro de su gente, habría convertido Venezuela en uno de los principales países agroalimentarios del mundo, terreno no le falta; especializándose en cultivos no transgénicos.

Si al chavismo, en fin, le hubiera dado la gana, podría haber desarrollado una red de infraestructura ferrocarrilera muy necesaria para un país que carece de ella y ha apostado toda su red de comunicación a potenciar el transporte terrestre, subsidiando la gasolina, es decir, dilapidando el petróleo, convirtiendo al país en un embotellamiento continuo, en donde una persona del extrarradio tiene que levantarse a las 3 de la mañana (he dicho bien) si quiere evitar los atascos y no quiere llegar a su trabajo tarde.

Que nadie olvide esta traición y la maldad de la que se nutrió. Y que nadie confíe un instante en los nuevos salvadores, no vayan a ser lobos bajo la piel de corderos o repugnantes sepulcros blanqueados.

Sin tapujos
Marcelino Lastra Muñiz

Etiquetas:

8 Comentarios »

  • Ángel Manuel dice:

    Un artículo fantástico Marcelino, muy bien explicado.

    En política internacional España es un Estado fallido, ni está ni se le espera, por esa ciega adhesión de ir juntitos con la Europa de Alemania y Francia. Y que no sirve para nada, porque a la hora final los servicios exteriores de los países socios han tratado por su cuenta el asunto venezolano.

    Si España tuviera una política exterior expansiva y ambiciosa, accederiamos al petróleo venezolano a precio más barato que el iraní o saudí, a cambio de la cesión de tecnología de derivados del petróleo.

    Pero a España ni está ni se la espera en Venezuela.

    Si no quieres mojarte en el conflicto venezolano, tampoco pescas.

    Venezuela tras echar a los chavistas lamentablemente no tendrá más alternativa que abandonarse a los intereses de EEUU, que se han comprometido de verdad con expulsar a Maduro.

    Putos complejos.

  • Hobbes de luto dice:

    Me parece encomiable la preocupación por Venezuela. Pero me pregunto ¿Si no existieran esos trabajos que Podemos le hizo a Chavez en su día, estaríamos hablando de Venezuela? Porque a Venezuela le hemos vendido armas desde siempre, y parece que no ha ocupado nunca una sola línea en los medios, a no ser para hablar de sus golpistas y dictadores. Como en el resto de países.

    Es tan relevante Venezuela para España como para marcar nuestra agenda, nuestras elecciones y nuestro día a día?

    No es mejor que empecemos a evitar que se ahoguen en nuestro Mediterráneo jóvenes con todo el futuro por delante y dejemos a los países de América Latina organizarse?

    Esto es de locos, Marcelino.

    • Bombo y platillo dice:

      Pues va a ser que no. Primero consigo el poder, me apalanco bien. Hago mis nombramientos (mis amiguetes, se entiende) y luego haré política, donde si queda tiempo y algo de dinero me ocuparé de alguna ONG, por riguroso orden de afinidad. De eso se trata, y para eso todo vale, se hablará de lo que parezca que conviene para el primer fin mencionado.

    • pasmao dice:

      Muy sencillo Hobbes

      África es un problema del resto de Uropa y de la cosa árabe, mayormente las monarquías esas. A nosotros, a España y a los españoles, que no nos digan nada porque históricamente no tenmos mucho que ver con África, por cercana que la tengamos.

      Desde el Tratado de Tordesillas, donde se dejó a Portugal mangonear por allí obligándonos a nosotros a inhibirnos África ha sido teritorio tabú para España.

      Excepto Canarias, y 4 plazas, no pintamos nada hasta el congeso de Viena, donde fue a rpresentarnos un solemne idiota, un pijo sangreazul especialista en protocolo, que no consiguió nada para nosotros, mientras UK, Francia, Holanda, los nórdicos, Alemania, Italia, Bélgica.. se la repartían con escuadra y cartabón.

      Nos dejaron Guinea Ecuatorial, el Sahara español, y después la parte del Rif .. porque pensaban que de ahí no se podía sacra nada.

      Por el camino de las potencias Uropeas (no España) la cosa árabe islámica, incluso antes de ser islámica, se ha dedicado desde los tiempos del Antiguo Testamento al tráfico de esclavos.

      Así que en el tema africano si alguien tiene que poner recurso que sean los que la han fastidiado. Y a los españolitos y a la piel de toro, que nos dejen en paz.

      En Venezuela donde hablan nuestro idioma, tienen muchas nuestras costumbres… y además pertenecen al territorio estratégico del idioma/cultura que en un mundo globalizado es nuestro principal activo.. y no esas miserias de los del burka, hay que mimarlo.

      El problema de Venezuela para nuestra progresía inícua no es Podemos, y lo que haya podido tener que ver en Podemos, es algo mucho mas jodido:

      1/ Por primera vez en mucho tiempo en Latinomérica se empieza a conocer a nuestra idiota izquierda nacional. Lo que era un secreto de familía lo emiezan a saber todos. Y supongo que eso es muy molesto.

      Zapatero, certeramente apodado el «imbécil», desde hace unos meses, por allí, ha certificado de que pasta está hecha nuestra progresía local. Y por si hubiera alguna duda Sánchez lo ha ratificado.

      Una enorme parte del mundo cultural latinoaericano, de izquierdas, que comulgaba con semejantes individuos porque nunca había tenido la oportunidad de ver cómo desempeñan cuando tienen oportunidad, ha quedado horrorizada.

      Toda esa tradición, desde la 2ªRepública, que otorgaba a la izquierda española cualidades taumatúrgicas, se ha ido a la «miercoles» en un par de años.

      Y eso, señor, no lo van a recuperar jamás.

      Por eso no quieren que se hable de Venezuela. Porque cualquier crónica que venga de Latinoamérica, de esos que antes les ponían cómo superferolíticos, ahora les pone cómo chupa de dómine.

      Un cordial saludo

  • Ángel Manuel dice:

    A Madrid están llegando oleadas de venezolanos desde hace meses.

    No vienen de turismo.

    Podemos además entendernos con ellos en el mismo idioma, con lo cual te cuentan lo que están viviendo allí, además y muchos descienden de españoles.

    Ayer mismo, atendí a un informático venezolano que ha recibido una oferta de trabajo desde Suiza. VIENE GENTE PREPARADA.

    Existe una catástrofe humanitaria con millones de desplazados en la frontera venezolana.

    Pero hemos de priorizar a Kunta Kinte o a Mohamed Ali.

  • Charles dice:

    Hay medidas que son obligatorias y necesarias para la reconstrucción de Venezuela. Una de ellas es solicitar financiación y ayuda internacional, dado que Venezuela está en bancarrota, lo que incluiría una reestructuración de la deuda externa.
    La idea de anclar el control del cambio al dólar no me convence mucho. Solo hay que ver cómo terminó Argentina en el año 2.000 después de anclar el peso al dólar.
    El ‘Plan País’ no lo veo como un cambio radical para la política venezolana, pero sí representa un cambio importante, un ejemplo de un programa económico que actualiza la política del país.
    Estaremos atentos…..

  • pasmao dice:

    Buenas tardes Don Marcelino

    Extraordinaria columna, y mas en estos tiempos ovejunos que nos toca padecer.

    Parece usted coincidir en muchos de sus puntos con personas cómo Cesar Vidal, con quien supongo que tendrá numerosos desencuentros; también con un rojo, un clásico de la literatura conspiranoica que todo podemita de pro tendrá en su estantería (pero del que no habrá entendido nada):

    John Perkins «Confesiones de un sicario economico»

    Enlazo un video al respecto de Youtube que resume bastante bien su postura, la de él, y por lo que veo la suya:

    https://www.youtube.com/watch?v=oh-j0icoz3o

    Es curioso que cuando murió Franco nuestra deuda respecto del PIB era menor del 10%, y precisamente la política de Franco, durante el desarrollismo, la anterior fue bastante lamentable, contribuyó a crear precisamente ese modelo (de mucho mayor valor añadido) que los chavistas pudieron desarrollar, sobre todo teniendo petróleo, pero que por desidia, incompetencia, autosuficiencia… no hicieron.

    Modelo, en España, que ha sido desmantelado «gracias» a esa incorporación a la NATO y CEE, que muchos echaron tanto de menos durante el franquismo. Por algo sería, me temo.

    Modelo, que a su manera, también procuró desarrollar Gadafi en Libia y todos sabemos cómo acabó y cómo nos está repercutiendo.

    Puede que los chavistas utilizaran cómo «activo» o parapeto, frente a intervenciones desde fuera su completa incompetencia y desidida, su no querer hacer jamás hacer prosperar a su nación para no ser vistos cómo una «amenaza» desde el status quo globalista. Pero pese a ello, o porque se pasaron de idotas, están acabando como están acabando.

    Aunque, aquí no se dice, queda mucha poblacion que aún apoya a Maduro y a los militares. Población que tiene acceso a armas.. así que yo no estaría muy seguro de cómo puede acabar eso.

    Me temo que llegaremos al verano y seguiremos con esta historia, pero con muchos muertos en el interín.

    Un cordial saludo

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.