Inicio » Opinión

¿Según Pujol la secesión para “evitar morir de hambre”?

- 4 marzo, 2019 – 07:46Sin comentarios

Jesús Millán Muñoz.- Parece ser que el ministro Fernández Díaz tuvo una entrevista, en julio del 2012, con el señor Jordi Pujol, para intentar frenar todo el famoso proceso de secesión, para intentar llegar a un acuerdo. Entre lo que ahora se ha filtrado por el señor Díaz, parece ser que en un momento de la conversación, el señor Pujol le dijo al señor Díaz, y le indicó que era necesario independizarse “para evitar morir de hambre”.

Desde que surgió esta información hace aproximadamente tres meses, en los medios de comunicación, debo indicar que no hago nada más que darle vueltas a este concepto o idea. Desde luego, debo confesar que no soy capaz de entender, ni de comprender lo que exactamente expresa, o mejor dicho lo que quiere decir exactamente, o si se quiere decir de otro modo, existen diversas interpretaciones posibles, pero entre otras, quizás haya que matizar algunas:

                        - Primero, ¿si Cataluña va al hambre si no se independiza, hay que preguntarse, qué sucederá con otras regiones, que ni de lejos tiene la industria y la población de Cataluña actual?

                        - Segundo, ¿Cataluña podría haberse formado, llegar hasta el hoy, si no hubiesen existido siglos de evolución y de confirmación dentro del suelo del Estado de España?

                        ¿O Cataluña podría haber llegado a lo que es, si no hubiese tenido el paraguas del Estado español y de la sociedad española en todos los ámbitos, desde hace siglos?

                        - Tercero, es obvio y evidente, que este problema, tiene muchos tintes, supuestamente racionales, pero son más los irracionales, es decir, los sentimientos y afectos y emociones y pasiones.

                        Lamentablemente, las pasiones son difícilmente racionales y razonables. ¿Por lo cual, este problema en muchos sentidos, se ha convertido en una “polémica grave de familia”, y ya saben ustedes, que en un disgusto grave familiar, “el acuerdo y la vuelta a la armonía, puede ser difícil”?

                        - Cuarto, ¿Imaginen como hipótesis, como posibilidad, que dentro de Europa, estén formados los Estados Unidos de Europa, o no lo estén, o estén a medias, como ahora, pero en la Península Ibérica, como geografía y territorio, imaginen que para el año 2.030 exista en dicha Península, cuatro Estados, estos dentro o fuera o medio dentro de Europa?

                        ¿Es decir, Portugal, lo que haya quedado de España, y otros dos Estados…?

                        ¿Por tanto, cuatro ejecutivos, cuatro legislativos, cuatro poderes judiciales, cuatro ejércitos, cuatro sistemas de servicios de inteligencia, etc.?

                        ¿Qué es lo que sucedería, que con las diferencias y matizaciones que se quieran, volveríamos a la Edad Media, con todos los graves problemas que durante siglos sucedieron, y aunque estemos en Europa, o sea en mayor o menor grado, la realidad de los futuros Estados Unidos de América, la realidad es que todavía no existen plenamente…?

                        ¿Por lo cual, no es imposible pensar, que se podrían producir enormes contradicciones y polémica y diatribas y diferentes intereses en la misma península ibérica, por mil razones posibles, desde el agua, a la economía, a los recursos naturales, a los flujos económicos, etc.?

                        - Quinto, ¿independientemente que tengas una ideología equis, o tengas otra, independientemente seas secesionistas o no lo seas, independientemente vivas o existas o hayas nacido en una región o en otra…?

                        ¿Dividir hipotéticamente toda la península ibérica en tres o cuatro o cinco Estados, contando con Portugal, en una situación mundial, que ya existen Estados con mil millones de habitantes, y también Estados que son continentes enteros o al menos, una gran parte de un continente, con millones de kilómetros cuadrados, y con recursos ingentes, tanto naturales, como demográficos, como científicos…?

                        ¿Dividir un Estado de cuarenta y seis millones de habitantes, de quinientos mil kilómetros, con recursos naturales limitados, con ciencia y tecnología limitada, con sistema económico limitado, con cantidad de empresas limitado…, dividir el pastel en tres o cuatro Estados, pongamos para la fecha del 2.030, teniendo en cuenta la situación de Europa, del Mediterráneo, del mundo, y todos los demás parámetros, es llegar a pensar si una parte de los habitantes de este territorio, de la Piel de Toro, han caído en una especie de locura colectiva…?

                        - Sexto, ¿cuándo una parte de la población, de regiones no desarrolladas, con menos población, con menos industria, con menos recursos de todo tipo, sean conscientes de lo que se les avecina o de los que les ha caído encima, drásticamente caerá su estado de bienestar, porque sus regiones o determinados Estados, que nazcan de esa división, no puede satisfacer, el actual nivel de estado de bienestar, que ya de por sí, es deficiente, se tarda meses en el sistema sanitario, sin contar otros casos…?, ¿Sin contar todas las vulnerabilidades que se podrían crear a nivel de seguridad nacional, de defensa, de la economía, etc., etc.?

                        ¿Entonces esa población, que ahora parece está dormida, o que está inconsciente de todo el proceso que se está produciendo, puede que tenga respuestas imprevisibles e impredecibles, radicales posiblemente y no moderadas, dentro o, y fuera de las urnas…?

                        ¿O dicho de otro modo, se pueden producir, lo vimos en el primer tercio del siglo veinte, se pueden producir consecuencias imprevisibles ahora, impredecibles, al menos para mí?

                        ¿Se podría llegar a que fuerzas sociopolíticas, que expresen lo que el pueblo quiera oír, prometan dar lo que el pueblo quiere escuchar, y por tanto, el sistema democrático moderado, que ha hecho de Europa, la razón de su progreso, se convierta en algunas regiones o en algunos Estados hipotéticos o futuros de la Península Ibérica, la población, viendo las múltiples necesidades no satisfechas, camine hacia posiciones no moderadas, incluso no democráticas…?

                        - Séptimo, ¿no olvidemos la situación mundial, a nivel de competitividad económica, ni la situación del Mediterráneo en todos los niveles y aspectos, y otros parámetros…?

                        ¿Por lo cual, si la Península Ibérica se debilitara de tal forma, al construir tres o cuatro Estados, en un plazo medio de tiempo, todas las presiones internas que resurgirán, presiones de mucho tipo, sociales, culturales, demográficas, religiosas, etc., y todas las presiones exteriores, reales y posibles que surgirían y que en parte están semidormidas, pero que despertarían, y otras que desconocemos, podrían convertir la Piel de Toro, en una especie de campo de pruebas y de intereses de todo tipo?

                        ¿Sería entonces un enorme error, para todos los habitantes, todas las regiones, todas las ideologías moderadas de la actual Península Ibérica, al menos democráticas y moderadas y racionales y razonables, y desde luego, sería una enorme debilidad para la formación de Europa, como un Estado, para poder hacer frente a los retos del futuro, por lo cual, Europa tendría el flanco suroeste en una enorme debilidad, lo que sería un enorme inconveniente para la formación real de unos Estados Unidos de Europa?

                        - Octavo, habría otras razones y motivos y causas, de enorme preocupación, entre otras por qué tantos que detentan cátedras y son los grandes prohombres del saber, de la universidad española, especialistas en tantas ciencias sociales, por qué, ellos y ellas que saben la realidad, desde sus puntos de vista, por qué no bajan un poquito al coso y nos indican sus ideas y sus conceptos y sus previsiones, no solo lo realicen a niveles privados, sino públicos, al menos por honestidad, porque durante décadas han ostentado el saber académico y han estado bien sentados en los buenos sillones del saber y del conocimiento, con todos los recursos que eso proporciona.

                        - Noveno, ¿supongo que ahora se estará negociando todo este problema, aunque se indique lo contrario, esperamos y esperemos que exista el suficiente sentido común, la racionalidad, la prudencia, el auténtico saber, conocer mínimamente la realidad actual del mundo y del Mediterráneo y de la Península Ibérica, porque si se equivocan y es fácil hacerlo, las consecuencias pueden ser imprevisibles e impredecibles, para millones de personas, y para las actuales y futuras generaciones de seres humanos…?

                        ¿Por tanto, si ustedes señor Pujol, dicho con todo respeto, sin animadversión, si ustedes van al hambre, dónde iremos los demás…? ¿Y si varias regiones actuales de la península ibérica, se desequilibran tanto por “el hambre”, al final las consecuencias serán para todos, hayan formado ya Estados independientes o no, sean regiones autónomas o no, tengan un estatus o tengan otro, es decir, será mucho más negativo para todos, porque un arco romano necesita muchas dovelas al mismo tiempo para sujetarse, y al final el castillo se caerá…?

                        ¡Paz y pan y bien…, pax sociopolítica, paz interior y pan…!

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.