Inicio » Opinión

Las visitas hospitalarias a las madres que van a parir

- 11 abril, 2019 – 10:006 Comentarios

Alberto Parrilla. Matrón del Área del Campo de Montiel. Quería abordar el tema de las visitas hospitalarias a las madres que acaban de parir. Esto va dirigido a los familiares, amig@s y conocid@s de recientes mamis y papis para intentar concienciaros sobre la importancia de las visitas.

Más concretamente sobre la importancia de las NO visitas. La situación es la siguiente:

• Una madre ha pasado por un proceso de parto, mejor o peor, en el que, a veces, pueden llegar a ser realmente traumático.

• Con un descontrol hormonal brutal producido por la expulsión del órgano placentario.

• En un lugar (Hospital), donde, por desgracia, la intimidad brilla por su ausencia, con la posibilidad de tener que compartir habitación, con un pijama humillante y sin la seguridad de su hogar.

Los cambios que viven en estos primeros días son abrumadores:

Lactancia Materna (que puede ir bien o muy mal), recuperación del proceso de parto, adaptación a su bebé, cambios hormonales. Y, podemos sumar también, los problemas de cada persona, de cada pareja, de cada familia.

Todo esto, puede producir un estado de vulnerabilidad en la madre que produce que una situación, un comentario o un gesto que en otro estado sería un pequeño granito de arena, es estos momentos se convierta en una montaña.

Puestos en situación, creo que ahora podréis empatizar con el estado de la madre.

Pero entonces ¿debería de ir a visitar a un familiar/amiga/conocida recién parida? La respuesta es sencilla, depende de la madre.

Algo tan sencillo como mandar un mensaje o realizar una llamada al acompañante de la persona que vamos a visitar y preguntar sobre la posibilidad de visitarla.

Si nos dan el visto bueno para ir, entonces tener conciencia de que vamos a visitar a una persona con las condiciones antes mencionadas por lo que deberíamos evitar:

  • Consejos (probablemente los sanitarios y la madre, preparada para el
  • parto y postparto en clases previas, sepan más que nosotr@s)
  • Opiniones (te las guardas para otro momento)
  • Criticas (ni se nos pase por la cabeza criticar nada)
  • Visitas largas (lo ideal es 5 o 10 minutos, dejamos el regalo, damos un beso y nos vamos)
  • Coger al bebé sin el permiso materno.
  • Más de 2-3 personas por visita.

Nos han dicho que prefieren que no vayamos al hospital, entonces entenderemos la situación, no recriminaremos absolutamente nada de su decisión y esperaremos unos días o semanas hasta que sepamos que estén preparados para poder ir a visitarlos a casa con cita previa.

Tras esta parrafada, decir que cada situación es distinta, que cada mujer es diferente y que cada parto, postparto y lactancia es un mundo.

Tenéis que estar ahí para cuando os necesiten y convertiros en un apoyo, vamos a intentar acabar con las visitas por compromiso y ayudar lo máximo posible, algunas veces ayudaremos desde casa, no molestando y otras veces nos necesitarán más cerca.

Vuestr@ familiar, amiga, conocida os agradecerá de corazón seguir estas pautas. Un saludo y gracias por leerme.

Etiquetas:

6 Comentarios »

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.