Inicio » Opinión

Carta abierta a los vecinos de Villamayor de Calatrava

- 23 mayo, 2019 – 15:246 Comentarios

Fernando Callejas. Churriago de prédica y de corazón.- Villamayor de Calatrava ha pasado  de ser ejemplo y referencia comarcal por sus gentes y costumbres a ser un reducto infame de la peor gestión política.

Los churriagos de corazón, residan donde residan, con su libertad de expresión, con respecto y sin miedo al qué dirán, junto con los vecinos con derecho a voto el 26 de mayo, tenemos la oportunidad de recuperar, obviando a esos "churriagos de adopción vía padrón", la senda democrática y constructiva que jamás se debió perder en nuestro municipio.

La historia más reciente de nuestro querido pueblo está escrita, para deshonra de cualquier churriago que se precie de serlo, en las letras más negras y sonrojantes que jamás pudimos pensar e imaginar.

Han sido años bochornosos, judicializando nuestro día a día, acosando a vecinos, concejales, cargos políticos, secretarios municipales, director del colegio público, empresarios (¡madre mía los empresarios!), chavales a los que se pretendió configurar un currículum lamentable, destruyendo tradiciones (banda municipal, peña taurina), recurriendo a la censura, sí, a la censura en pleno siglo XXI, y obstruyendo el acceso a la información y a las cuentas públicas, además de rehuir cualquier iniciativa de diálogo. 

En definitiva, ensuciando la convivencia ciudadana hasta límites insospechados, hasta que un puñado de personajes a sabiendas decidieron utilizar su patria chica, sin tener en cuenta que es  la de todos, para medrar políticamente, sin escrúpulos y a costa de lo que fuese necesario, sin reparar en artimañas, amparándose en el cargo uno, y otros falsificando la imagen de ése uno, para tratar de ocultar una cobardía congénita con un único fin: implantar el miedo, para lograr algo que a día de hoy aún no han sido capaces de conseguir.

El 28 de abril un grupo importante de churriagos de derechas optaron por decir no a la lista más votada en Villamayor de Calatrava; los mismos que tienen la opción de volver a decir no el 26 de mayo, poniendo en valor el afecto a su pueblo por encima de su ideología, y son a esos vecinos y vecinas, habitantes a tiempo real a los que hay que dar las gracias por el paso dado el 28 de abril y animarles a sumarse a un proyecto distinto, sí, pero de personas que llevan por  bandera el dialogo, la honestidad y el sentimiento churriago, pues es labor de todos reconducir y restablecer la convivencia entre vecinos y velar por la prosperidad de nuestro pueblo.

El 26 de mayo tenemos la oportunidad de repudiar en las urnas al más nefasto representante público de Villamayor de Calatrava y peor equipo de gobierno de la democracia, pero también tenemos la oportunidad de decirle a un grupo muy reducido de personas que pretendieron vender un caballo de carreras, a sabiendas de que lo que ofrecían era una mula falsa, que la dignidad de un pueblo y  la de sus vecinos no puede ser subyugada y coartada por proyectos tan deshonestos, tan sectarios y en el fondo tan cobardes y torticeros.

Independientemente del credo e ideología, el 26 de mayo debemos apostar por un proyecto aperturista, honesto, trabajador, cercano, dialogante, humano, cercano y fraternal.

Recordemos que si no luchamos por lo que queremos, no merecemos lo que deseamos.

6 Comentarios »

  • Sergio dice:

    Hola Fernando. Perdone que me tome la libertad de contestar a esta carta que dirige a los vecinos de Villamayor de Cva. puesto que yo no me incluyo entre ellos y, por tanto, no me encuentro entre los destinatarios de su escrito. No nos conocemos y, por tanto, antes de nada debo presentarme. Soy ese director de colegio que usted incluye en su listado de «acosados» por el actual equipo de gobierno de Villamayor.

    Pero comprenderá que no le escriba como director del colegio, por supuesto. Le escribo desde mi casa, la casa de otro ciudadano más asqueado de todos aquellos, sean del partido que sean, que llegan a lo público para medrar y para llevarse por delante, cueste lo que cueste y con una sonrisa y unas formas exquisitas, todo lo que se interponga en su camino.

    Una de esas cosas con las que este señor ha arrasado ha sido con el clima de respeto y colaboración entre la escuela y el ayuntamiento que existía antes de la llegada a la alcaldía de su hermano, D. Juan Antonio Callejas. No le voy a enumerar la lista de ocasiones en las que, en mi opinión, el centro y el claustro de maestros del colegio se ha sentido atacados y perjudicados por las actuaciones del equipo de gobierno porque la lista es larga, pertenece al ámbito escolar y porque seguro que ya es conocedor de muchas de ellas. Pero sí que puede hacerse una idea de lo importante que ha sido para este equipo municipal el único colegio del pueblo repasando la lista de las 91 actuaciones que el ayuntamiento ha llevado a cabo durante los últimos cuatro años de gobierno y que han publicado con orgullo. Le animo a buscar a ver si consigue encontrar, entre tanto autobomobo, alguna relacionada con el colegio.

    Pero como decía, el motivo de este escrito es otro. Como ciudadano quisiera felicitarle por la valentía (tantas veces echada en falta) de decirle al emperador que va desnudo, de ponerle los pies en el suelo al que sus aires de grandeza le impiden aceptar la más mínima crítica a su labor, de decirle claramente que ni tiene los méritos ni el fondo ni la valentía ni la validez ni la dignidad para representar a su pueblo y mucho menos a la provincia de Ciudad Real (por mucho que haya recibido el premio al pelota con el segundo puesto a la lista provincial al Congreso de los Diputados).

    En mi opinión, una persona que ha llevado la convivencia de su pueblo a estos límites y cuyo único mérito fue llegar a la alcaldía con métodos más que dudosos (sí, Sr. Callejas, yo también recibí su correo animándome a empadronarme en Villamayor para las elecciones) no debe seguir ni un minuto más al frente de un pueblo como el suyo.

    Peino las suficientes canas como para saber que esta respuesta a su carta tendrá consecuencias para mí. Las asumo con gusto. No siempre hay que callar.

    Un saludo.

  • Buenos días, Sergio

    No tenemos el placer de conocernos, efectivamente. Felicitarle a Vd, ya que no es cuestión de valentía, sino de dignidad como persona y como profesional

    He procurado siempre velar y defender los intereses de Villamayor, sin hacer mención a mi vida privada y familiar, por lo tanto mi trayectoria pública solamente tuvo un objetivo, velar por los intereses de Villamayor con la honradez y honestidad que mamé. Antes como representante público y ahora como churriago de a pie.

    Efectivamente peinamos las suficientes canas,como para saber de quien debemos rodearnos, que asesor nos conviene y a lo que jamás hay que recurrir en la vida para prosperar. Pero cada cual es un mundo y hay personas que buscan las alturas o necesitan escuderos para volver a medrar, demostrando que lo único que fueron y serán son mediocres personas y pésimos vecinos. El tiempo es un juez que siempre dicta sentencia con lentitud pero con sabiduría, solo es cuestión de sembrar y saber esperar.

    El miedo se vence, aunque hayan sido pocos hasta ahora los que lo han manifestado públicamente, en privado es otra cosa, pero es que Sergio a los vecinos de Villamyor hay un par de juegos que siempre se nos dieron muy bien, el escondite y la pedrea, juegos hoy extinguidos al menos entre los zagales.

    Estimado Sergio, en la vida tomar decisiones acarrea consecuencias, y si en su caso las tuviese, que lo dudo, pues su honestidad le define como persona y como profesional, cuente con este humilde churriago , pues estaré a su lado siempre que me lo pida, aunque solo estemos Vd y yo.

    Un sincero saludo.
    Fernando

  • Emilia Pilar Gijon Mosqueda dice:

    Gracias a los dos por su valentia, y no, no estaran solos. Yo tambien estare con vosotros. Somos demasiados los heridos, demasiados los agravios y demasiada la soberbia, como para que no pase factura. Saludos a los dos

    • Manuel J. Callejas dice:

      Fernando, Sergio,yo también quiero dar mi humilde opinión sobre tu carta y tu comentario y quiero remarcar vuestra valentía y honestidad.
      Crecí allí y,aunque llevo muchos años fuera de Villamayor, siempre hago gala de ser de Villamayor allá por donde voy. Todos llevamos en el corazón a nuestra tierra y a nuestras raíces.
      Muchos de vosotros ya sabéis que la maldad, cobardía y cinismo que acumula, en su ser, este personaje, sólo la conocemos los que la estamos sufriendo en primera persona, pero en silencio; Aunque, eso sí, SIN MIEDO y sin dejarnos amedrentar por sus malas artes, su soberbia y su cohorte de palmeros que siguen intoxicando y tergiversando la realidad de las cosas.
      Villamayor no se merece a un alcalde tan cobarde, miserable, mezquino, cínico, hipócrita y sectario como Juan Antonio Callejas.
      Los que estáis censados y tenéis derecho a voto, tenéis la oportunidad de desalojar del Ayuntamiento a este personaje dañino, con la mente y el alma podrida y que sólo sabe enturbiar y envenenar la convivencia así como generar problemas y enemistades allí donde pisa.
      Tampoco quiero olvidarme de esos palmeros, hipócritas interesados, que están contribuyendo a «alimentar el ego del monstruo» y que serán las primeras ratas en huir del barco cuando empiece a hundirse. No voy a citar a nadie, pero ellos saben a quien me refiero.
      Los orientales le llaman Karma, y en Castilla decimos que «a cada cerdo le llega su San Martín» y a este lo están engordado y está casi a punto.
      Ciudadanos de Villamayor, !no os dejéis someter por un déspota, ególatra!
      Saludos.

  • Sergio dice:

    Pues Fernando, Emília y Manuel, ahora que ya sabemos que este señor va a estar al frente de la alcaldía otros 4 años a mí sólo me queda por añadir que, además de suscribir todas y cada una de las palabras de mi comentario anterior, lo siento enormemente por los churriagos que viven allí, los que sufren de verdad esta situación de enfrentamiento. Espero sinceramente que puedan superarlo cuanto antes.

    Dije que sabía que mi respuesta tendría consecuencias y que las asumía con gusto. Y así es. Siempre tendré buenos recuerdos de Villamayor.

    Repito: no siempre hay que callar.

    Saludos.

  • Maria Isabel Fernandez dice:

    Buenas noches!
    Algunos nos dimos cuenta el sabado de la situacion k ibamos a tener en cole, otros, se iran dando cuenta a lo largo de estos dias y otros…..ni se daran (no hay mas ciego k el k no kiere ver).
    Puedes estar trankilo y con la cabeza bien alta x el talante que has demostrado tener y segura estoy que si preguntamos a los chiquillos por tu marcha, te echaran de menos (claro, aquellos k no hayan recibido malas influencias en el nucleo familiar, que tmb lo habra habido). En estos tiempos, estamos perdiendo algo esencial..el respeto hacia la figura del profesor dando lugar a actuar de muy mala fe y con cierta prepotencia.
    Nada mas Sergio…que en tu nuevo destino te vaya bastante mejor que aqui y que encuentres lo que aqui no hemos sido capaces de darte.
    Fomentar la educacion y el respeto, es esencial para hacer de nuestros hijos grandes hombres y mujeres y tú lo has hecho.
    Un saludo y lo dicho…que todo vaya muy bien.
    PD: no quiero olvidar a nuestros chicos, que son los que junto a ti también han perdido.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.