Inicio » Divagario

Patrimonio versus Matrimonio

- 26 junio, 2019 – 21:1516 Comentarios

Cuando el Patrimonio peligra, y lo hace de continuo, como podemos ver en el abandono conventual de Almagro (La Asunción y La Encarnación), de Ciudad Real (Franciscanas) o de Villanueva de los Infantes, todos miramos a otro lado.

Por no hablar de otras tantas realidades patrimoniales abandonadas y olvidadas, que van desde la Venta Borondo en Daimiel al Martinete de Los Pozuelos, cuyo abandono nos hace enmudecer a todos.

No es que callemos al enmudecer, sino que perdemos el habla y la memoria.

Cuando el Patrimonio peligra, y lo hace de continuo por abandono físico o por falta de reconocimiento oficial, damos –mejor, dan ellos– un salto que los lleva al Matrimonio.

Es decir a matrimoniar ideas patrimoniales auténticas con ideas matrimoniales falsas.

Como la intervención (¿…?) en la calle San Francisco de Almagro, sin que Ayuntamiento y Patrimonio hablen, por que han enmudecido.

O como que pintar de colores fuertes y chillones –para contradecir el silencio patrimonial– un silo de grano del viejo SENPA, hoy en desuso, es una obra de arte no discutida.

Y por ello, indiscutible.

Pura apariencia, pura virtualidad.

Puro eufemismo.

Algo de eso pasó y se jaleó con estruendo, en 2008 con el proyecto promovido desde el Instituto para la Promoción Turística de Castilla-La Mancha, con la llamada Ruta Volver, en homenaje al director calzadeño, Pedro Almodóvar.

Iniciativa que jalonó de artefactos discutibles y muy coloreados, plazas y plazuelas con iconos visuales que –según los promotores y artífices– remitían al universo cinematográfico almodovariano.

Algo de eso está ocurriendo ahora con el proyecto Titanes, promovido desde Autrade con apoyo económico de la Diputación Provincial, y consistente en revestir de pintura plástica los silos en desuso, dispersos por la geografía provincial.

Creyendo algún asesor que la idea del revestimiento de un edificio, bebe de las instalaciones precedentes del artista búlgaro Christo y de la marroquí Jeanne Claude.

Envolver con tela el Pont Neuf parisino o el Reistag berlinés.

Algo de la aventura de los silos, se publicó en estas páginas el 22 de abril.

Donde se daba cuenta de la nueva buena de ese raro matrimonio entre colectivos sociales de discapacitados, pintura urbana, neografiteros.

Proyecto de menor entidad y muy discutible en sus formas y en sus resultados.

Que probablemente no haya respetado tramitaciones administrativas de Impacto Visual y otras secuelas ambientales y, puede que patrimoniales.

Por más que el presidente de la institución provincial, afirme que se trata de “un proyecto de arte mural sin precedentes” (¿…?).

Sin precedentes, cierto.

Pero la otra derivada de Arte mural, habría que demostrarla.

Incluso podíamos leer en defensa de esa idea, que siendo tan buena no se explica su retraso, que: La iniciativa Titanes, que ha adquirido visos de realidad gracias a los 400.000 euros que aporta la institución provincial, se ha convertido en un ejemplo de repercusión nacional e internacional a través del arte”.

Sin justificar exactamente, que se entiende por tal cosa. Por mucho que se repita.

Detrás de esta brillante y original idea que ya es una realidad, además de la Diputación y de Laborvalía se encuentra el artista Okuda y su equipo Ink and Movement, de reconocido prestigio dentro y fuera de nuestras fronteras (¿...?).

Incluso se llega a afirmar que “El prestigio de los artistas que están participando en Titanes es incuestionable. Llevan años trabajando en el espacio urbano y han desarrollado interesantes trayectorias que les han llevado a exponer sus creaciones en los sitios más representativos y emblemáticos del mundo”.

Me imagino que la aparición de un reportaje ¿pagado? en la revista de la beautifull people de la arquitectura y la decoración, Architectural Digest, del 24 de junio pasado, ha colmado el discurso matrimonial de conveniencia.

Discurso que anuncia la buena nueva de los silos coloreados, bajo el son triunfal de: “Si no has grafiteado La Mancha, no eres una estrella del 'STREET ART'. De moles de hormigón a impresionantes murales. 14 estrellas del 'street art' han transformado los silos de Ciudad Real en el museo al aire libre más grande de La Mancha (y del mundo). No es vandalismo, es por una buena causa.

Tomen nota, por si acaso, de la formación estelar y monumental: Spok Brillor, Ricardo Cavolo, Equipo Plástico –formado por Eltono, Nuria Mora, Nano4814 y Sixe Paredes–, Fintan Magee, Nychos, Okuda San Miguel y los brasileños Bicicleta Sem Freio.

José Rivero
Divagario

Etiquetas: ,

16 Comentarios »

  • Charles dice:

    Conservar el patrimonio es cosa de todos…..

  • Manuel v dice:

    Quizá Pepe la sobre actuación política sea lo prescindible. Pero hoy los silos se ven mejor.

    • JOSE RIVERO SERRANO dice:

      Manolo, verse los silos se han visto siempre, aunque sin colores ácidos y feriales. Otra cosa será su valoración patrimonial como elementos procedentes del patrimonio industrial y agrario clausurado y extinto.
      Si el principio de la visualización de la arquitectura es el incremento cromático a granel, me veo grafiteadas y coloreadas catedrales, parlamentos, muszeos y palacios. Y desde esa tendencia decorativista y colorista ‘a la páge’ recuerdo la prédica del arquitecto vienés Adolf Loos ‘Ornamento y delito'(Ornament und Verbrechen) en un temprano y lejano 1908.

      • Manuel v dice:

        Mientras no toquen la mezquita de Córdoba, el acueducto de Segovia, la catedral de Santiago o el monumento al Minero, habrá que abrir la espita de la tolerancia. E insisto con permiso de tu «bastedad»sobre el asunto. La pared bien pintada o la arquitectura arrumbada recobrada por el color refresca el ojo. Otra cosa es el Arte o los trasuntos colaterales, prro no está la belleza en el ojo del espectador? Salud

  • Cio dice:

    El artículo huele a naftalina, creo yo, y mezcla churras con merinas. Rescatar el patrimonio amenazado es sin duda necesario, pero mezclarlo con esta iniciativa, ¿a santo de qué? y más cuando casi todos los ejemplos que se citan son bienes eclesiásticos no de diputación. (Pero no entremos en el tema competencias que da para una enciclopedia)
    Da la sensación de que cuestiona todo sin dar argumentos, sólo dejando caer la crítica y por supuesto sin saber mucho de la materia, porque cuestionar tal plantel de artistas es sin duda desconocer el tema.
    Abramos un poquito la mente hombre, si algo ha hecho evolucionar el arte y todo en general es el ir un poco más allá de lo convencional, y aunque personalmente nos pueda parecer una horterada, juzgarlo públicamente y tan cargados de razón e ironía no es sano.

    • JOSE RIVERO SERRANO dice:

      Los opinadores ocultos me merecen la misma consideración que a usted la naftalina en el armario. De la que pasa, sin solución de continuidad, a la ganadería ovina y al patrimonio religioso o al rol de la benefactora Diputación, en un salto mortal y sin red.
      ¿Desde cuando son los silos propiedad de la Diputación Provincial?, ¿tiene la Diputación una política específica de Patrimonio y Artes Plásticas? o ¿juegan por aproximación?
      Y ya el ‘bric-à-brac’ de la sabiduría prestada y de las iluminaciones impostadas: «Da la sensación de que cuestiona todo sin dar argumentos, sólo dejando caer la crítica y por supuesto sin saber mucho de la materia, porque cuestionar tal plantel de artistas es sin duda desconocer el tema».
      Para acabar con la idea evolucionista del arte, que es una idea tópica de la peor historiografía del XIX. Y sobre todo el progreso evolutivo del arte(¿…?) subvencionado, pero con gestos rompedores.

  • manuel v. dice:

    Pero los lectores y lectoras saben quién es Pepe Rivero. De Cio no tenemos la menor referencia. Y si me permite, lo que irrita no es una opinión sino el hecho de que la misma venga oculta en la máscara de la red. Yo me solidarizo con Pepe, no porque sea amigo y compañero hipóstilo, que lo es -de hecho discrepo de su tesis sobre el coloreamiento masivo- sino porque me irritan quienes tercian bajo el cómodo y burgués parapeto del anonimato, que será una cuestión a reflexionar en el futuro, qué digo en el futuro, ya, para al menos potenciar la discrepancia y el debate entre ciudadanos diáfanos. En tiempos de la Revolución Francesa, el pueblo se peleaba por ocupar una silla en primera linea para ver el desfile de aristócratas camino de la guillotina: hoy están las redes.

  • Cio dice:

    Si tanto le interesa Manuel v. Le diré que mi nombre es Rocío, no conozco de nada a José y creo que a usted tampoco, aunque «Manueles» conozco muchos, quién sabe.
    Espero de verdad que José no se tome esto como algo personal, insisto, no les conozco de nada, simplemente he expuesto mi opinión igual que lo han hecho ustedes.

    • JOSÉ RIVERO dice:

      Rocio no hay opinión personal desde el anonimato, igual que no hay discurso sin pensamiento. Desde el encubrimiento que otorga el alias de las redes, sólo hay ruido y comentarios supefetatorios. La equidad de opiniones exige transitividad y visibilidad. Los que navegamos en estos mares, como dice Manolo Valero y otros colegas ciudadrealitas podrían corroborar, ya sabemos cuál es la fuerza oculta de los comentarios sin nombre y sin apellido.

  • Cio dice:

    Insisto, no me he ocultado, es que no he visto necesario identificarme, de hecho el formulario no lo exige. Intuyo que todo esté tema ya va más allá de este artículo y como no suelo leer este medio digital me van a permitir que termine el tema aquí.
    ¡Sigan opinando y debatiendo! Es un ejercicio sano.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.