Creaciones: Museo de Arte de Tomelloso

Jesús Millán Muñoz.- Entre el gris de la tierra y el azulado del cielo, se encuentra en un lugar de la Mancha, el Museo de Arte Contemporáneo Infanta Elena de Tomelloso. Como todo en la Mancha, semiolvidado y no valorado lo suficiente, en esa lucha entre Quijote y Sancho. En definitiva, una representación de la vida y de la existencia, de cada uno de nosotros, de todos, de la humanidad.

- En un cubo alargado se encuentran tres salas, de una dimensión y volumen suficiente, dónde se encuentran colgadas, como la escena del Quijote volando, más de cien pinturas de un tamaño diríamos grande, dónde se encuentran obras de diversas temáticas, de diversos autores, casi todas de una estética y tendencia, dentro de la neofiguración…

Los dos viajeros llegaron a ese lugar, en una tarde de primavera, con mucho viento, con cierto frío, llevando una idea, quizás natural, pero limitada, se encontraron con un museo digno y honesto, mucho mayor, en extensión, sin entrar en los almacenes, dónde se hallará, supongo cientos de obras.

Fue una sorpresa grata, de encontrarse con una creación, porque al final, cada obra de arte será un ejercicio de autoría y de creación, pero crear un recipiente, como un museo, como este museo, es también en sí una obra de arte.

Fue una sorpresa alegre, que ambos viajeros, se llevaron por encontrar un museo, no demasiado grande, comparado con los grandes monumentos museísticos del mundo del arte de estos dos últimos siglos, pero si un museo, que merece ser más visitado, valorado, engrandecido por todos los castellano manchegos, por todos los que respiran el aire de la Piel de Toro, y por algún extranjero que torciese por estas veredas, cercanas, de autovías, y se quisiese detener unas horas.

- Como casi siempre, dicho con todo respeto, y quizás intentando que salgamos del sueño en el que la Mancha lleva durante siglos, hacemos poco, somos poco hacedores de realidades y de cosas, pero incluso cuándo hacemos algo, no somos capaces de valorar lo suficiente, lo suficiente lo que realizamos…

Este es un caso y un ejemplo, todos, personas y entidades, universidad y centros educativos, dentro de sus organizaciones culturales, de sus visitas a ciudades y monumentos culturales, deberían pensar, dejar un tiempo para la visita de este museo, y también otros que se encuentran en los terrenos del Quijote, entre estos marrones, de casi todo el año, mezclados con los verdes de algunos meses, besando el azul con pocas nubes de tela que penden colgadas, casi todo el año.

- Indicábamos que existen más de un centenar de cuadros, todos lienzos, utilizando diversas técnicas y estéticas, diversas temáticas, diversos autores. Puede que la inmensa mayoría de autores, en el panorama español del ranking del arte, sean de segunda fila, pero también hay que indicar, que todavía la inmensa mayoría no han terminado su respirar y dar sombra en este mundo. Por lo cual, no sabemos, el lugar que ocuparán en el arte nacional y el mundial, no sabemos nunca, este es el misterio del arte, qué obras, si se conservan dentro de un siglo serán valoradas y cuales no. De las millones que se producirán cada año en el mundo.

Dicen que Shakespeare y Picasso, dos genios, tenían una cosa en común, que tomaban de lo anterior, lo que creían conveniente, y ellos lo perfeccionaban, lo modificaban, lo variaban, tomaban lo antiguo y lo hacían nuevo. Decían, que cuando Picasso visitaba los estudios de sus amigos, por ejemplo, Matisse, éste daba las vueltas a los cuadros, porque si los veía Picasso, los copiaba, y lo hacía mejor que ellos.

Quizás, el carácter enormemente proteico y creativo de ambos personajes-personas-autores-creadores, tengan esta realidad en común, la creatividad en ellos fue enorme, pero también el copiar-transformar lo que otros, a lo mejor inventaban o diseñaban o modificaban o entreveían, ellos lo recogían y lo llevaban a la perfección.

Digo esto, porque creo, que los museos, tanto éste que comentamos, como docenas o cientos que existen en ciudades pequeñas o medianas, que no están en los circuitos de los grandes tour de la cultura, pueden ofrecer, a muchos Picassos del presente o del futuro, ideas, ideas nuevas e innovadoras, que ellos o ellas, podrían perfeccionar, que podrían situar en el candelero internacional, cierto es que no deberían olvidar a los autores originales, que merecen haber tenido esas ideas.

Quizás, en estos tipos de museos los grandes marchantes del arte, los grandes museos del mundo, los grandes críticos deberían bucear, y se encontrarían con autores olvidados, que deberían elevar y representar en los circuitos internacionales.

Pero cómo decían los griegos, que no sirve ninguna filosofía, que no cure o intente curar alguna enfermedad. Creo que no sirve un pequeño artículo periodístico, si, con respeto y suma reverencia, no indica algunos fallos o fallas, para perfeccionarnos todos, para sobrevivir todos los de la Mancha. Yo, sugeriría a la dirección de este museo, que tengan una página Web de dicho Museo, que en ella, tengan expuestos, al menos los nombres de todos los autores y obras que disponen, expuestas y en el almacén, que busquen y prodiguen el valor de sus obras, y que se convierta dicho centro, en un lugar de visita de centros escolares, de universidades, de excursiones de todo tipo.

¡Y que les doy la enhorabuena, porque es una gran idea, dentro del marco de las bodegas de vinos y aceite, de toda España, que están realizando colecciones de arte, dignas y honestas, y que merecen ser más valoradas y más visitadas, por todos…!

Relacionados

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img