Advertisement
Inicio » Contornos

José Francés, creador de un semanario en Ciudad Real (1898)

- 25 septiembre, 2019 – 20:3512 Comentarios

José Francés (1883-1964) fue uno de los más importantes críticos de arte y escritores del país antes de la Guerra Incivil; lo que no se sabe es que anduvo escribiendo e imprimiendo un periódico en Ciudad Real con su amigo, el futuro musicólogo José Subirá.

Ambos estudiaron (como el novelista Gabriel Miró, entre otros) en el Instituto Santa María de Alarcos. Estas noticias que les voy a comunicar proceden en su mayor parte de una magnífica tesis de 2002 dirigida por Francisco Calvo Serraller que solo ahora se ha divulgado. Su autora es M.ª Piedad Villalba Salvador.

José Francés andaba rodando por todo el imperio colonial español con su familia a causa de la profesión funcionarial de su padre homónimo, quien por cierto también se dio al periodismo y reunió sus artículos en Galeradas (1898). Estuvieron en Cuba, Puerto Rico y Filipinas, y, ya en España, el joven y su única hermana estudiaron en León, Ciudad Real y Oviedo, donde el futuro escritor se graduó en el año 1900. 

Su vinculación con esta ciudad manchega, antes villa, venía de lejos, ya que su abuelo Jacinto Banqueri Roldán fue secretario y gobernador civil interino de Ciudad Real precisamente en la época en que vivieron allí, para volver a ser secretario después. Este personaje dejó un recuerdo pintoresco, ya que hubo una serie de tumultos y se vio obligado a firmar un bando que le hizo famoso al prohibir a los ciudadrealeños salir a la calle con lanzas y garrotes... Lo cuenta uno de sus descendientes, Alberto Francés, que fue entrevistado por María Piedad. En cuanto al futuro escritor, ganó su primera peseta en Ciudad Real, entre 1897 y 1898, con el periodismo:

Tenía yo catorce años y cursaba el último año de Bachillerato en el Instituto de Ciudad Real. Escribía versos, cuentos patrióticos y dibujaba caricaturas. Todo en secreto, claro es. Pero, como no me resignaba a que permanecieran inéditas mis audacias precoces, fundé con otros cuantos  compañeros de clase y novillerías –más de lo último que de lo primero– un periódico titulado Calínez. Los gastos de composición y tirada no eran muchos. Con seis pesetas de gelatina y cola de pescado, dos latas para contener la pasta y el administrador, que se copiaba todo el original literario de la redacción, conseguíamos lanzar cada sábado cien ejemplares. Yo era el director y el dibujante, y le confieso a usted que me enorgullecía más de lo segundo que de lo primero. 

El periódico tuvo gran aceptación. Las suscripciones aumentaban. Tuvimos que adquirir una segunda “rotativa” de hojadelata, glicerina y cola de pescado… Incluso tuvimos anuncios y yo empecé a dibujar las tapas para encuadernar una novela de Balzac que publicábamos en un folletín. Al liquidar el primer mes repartimos ganancias y nos correspondió a cada uno de los propietarios y redactores siete pesetas. En ellas está, pues, incluida mi primera peseta

La proximidad de los exámenes obligó a suspender la publicación de Calínez para reanudarla en el otoño “con grandes reformas”, como dicen todos los periódicos fracasados, con el pudor de su desaparición definitiva. Calinez no volvió a publicarse; pero yo no me desanimé por ello. Quería ser caricaturista a toda costa. Y tres años después me presenté en la redacción de Vida Galante con una cartera de dibujos. Zamacois no fue aquella tarde... (José Francés, 1922)

El que sería gran crítico de arte de La Esfera quería ser entonces solamente un caricaturista, pero terminó convirtiéndose, de la mano de Eduardo Zamacois, en uno de los maestros del relato corto en la Edad de Plata y en un crítico de arte eminente por méritos propios. Por entonces escribió su primera pieza teatral, La intención basta, firmada a fines de 1899 y que no "intentó" siquiera estrenar. En realidad, Calínez era una imitación de un efímero semanario satírico de cuatro páginas que imprimió ocho números en Madrid entre 1898 y 1899, Calínez, impulsado por el gran cervantista Francisco Navarro Ledesma, pero dirigido por José de Roure Mesquiriz; tomaba su título de un personaje cómico habitual en el semanario cómico Gedeón, habitualmente secuestrado por sus críticas. En su versión manchega, de la que no conozco testimonios, firmaba Francés las caricaturas con el sobrenombre de Córcholis. Por entonces era un chico muy revoltoso; Andrés González Blanco lo retrata así:

Me parecía un mozalbete republicano con visos de ácrata, que hablaba mal de todo el mundo, que adoraba a Blasco Ibáñez como un supremo dios del Arte, que colaboraba en La Vida Galante y que silbaba en las calles tortuosas de las capitales de provincia cuando pasaban las procesiones de Semana Santa. ("Prólogo" a J. Francés, Miedo, 1907)

¡Vaya si era ácrata el muchacho! Ya lo veremos. En el instituto se topó con otro inquieto aspirante a escritor,  José Subirá, quien andando el tiempo sería académico como él y uno de sus mejores amigos. Lo refiere el propio José  Subirá en "Mi amigo Pepe Francés" (1964), una semblanza que escribió con motivo de su fallecimiento:

Nos conocimos en Ciudad Real. Éramos compañeros de aulas y de estudios en aquel antiguo convento mercedario que tuvo destinos civiles tras la desamortización y que en nuestra infancia y juventud albergó un Instituto de Segunda Enseñanza inolvidable.

"Un instituto de segunda enseñanza inolvidable". Caray. Cuántas cosas se perdieron con la guerra. Pero don José continúa su narración:

Allí él y yo habíamos incubado idealismos inconcretos e hicimos los primeros pinitos de índole artística: él emborronando cuartillas blancas y yo trazando notas sobre el papel pautado. Entonces había estallado el conflicto de Melilla produciendo sensibles pérdidas el Ejército Español, siendo una de las víctimas el general Margallo. Pepe Francés encendió al punto los ánimos de la grey estudiantil, organizó una manifestación callejera, formada por chicos de diez a quince o dieciséis años y en nombre de todos elevó ante las autoridades su voz indignada por obra de la tropelía marroquí. Al hablar en público allí por primera vez, poniendo acentos exaltados y conmovedores, inició así una carrera de conferenciante que tanto prestigio le había de dar al defender causas nobles con objetividad suma por amor a la verdad ya la belleza...

El Margallo ese era un general, bisabuelo del político pepero, principal motivo de la I.ª Guerra del Rif o "Guerra de Margallo" (1893-1894) al provocar a los integristas islámicos construyendo una fortaleza militar en un lugar de Melilla santo para ellos. Sin embargo, José Subirá, que ya tenía sus años, recuerda mal, ya que eso pasó antes de su estancia en Ciudad Real. Seguramente junta unos recuerdos con otros. 

No acabó José Francés su relación con Ciudad Real pese a vivir tan poco tiempo en ella; ofreció en su Casino una conferencia en 1922: El paisaje en la moderna pintura española. No en vano el pintor manchego Ángel Andrade, seguramente promotor de esa visita, era un experto en este género.

Contornos
Ángel Romera
http://diariodelendriago.blogspot.com.es/

[Los comentarios serán moderados por el autor de la sección]

12 Comentarios »

  • Antonio dice:

    «Sin tapujos» como errata o gazapo que se coló en esta columna. No sé, pero me parece que es la de un tal Marcelino Lastra, alguien que nada tiene que ver con el gran Ángel Romera. Diferencias: que a este último lo disfruto, del otro señor no me entretengo en leerle.

    • Antonio dice:

      Cuánto me gustaría leer algo sobre la opinión que le merece a don Ángel la traición de Errejón a los suyos y el rendido vasallaje de los medios y opinadores de tertulias y demás mentideros. ¿ No le parece repugnante que le esté facilitando las cosas a ese adalid de una de las patas del bipartidismo, o sea, al PXXE?
      Por cierto, el otro día tuve ocasión de comenzar la lectura de uno de sus libros. Lo tenía mi padre en su pequeña librería, una edición muy chula del teatro de FéliX Mejía, comentado amplia y pormenorizadamente por su talento. Joer, es usted un sabio.

      • Hobbes de luto dice:

        Traición? Pensar diferente es traicionar? Pues yo me autonombro ahora mismo traidor. Espara, con mayúsculas: SOY UN TRAIDOR. Prefiero a quien busca salidas que a quien las bloquea por no sé qué pureza política de libro teórico.

        Estoy muy de acuerdo con Errejón, los ciudadanos ya hemos votado. Ahora eran ellos los que tenían que ponerse de acuerdo y sacar adelante un proyecto progresista. Podemos y PSOE la han cagado con todo el equipo y le han dado alas al trifascio.

        Entre los de la hizquierda berdadera y los del bipartidismo forever han hecho un pan como unas hostias que solo beneficia al neofascismo que busca acomodarse entre nosotros como si fuera una opción más. Si, aquellos que no gastarían un euro en desenterrar a dictadores y sus más de cien mil víctimas en las cunetas.

        No nos engañemos, Podemos ya está en absoluta descomposición. Y el «traidor» lo está haciendo de tal manera que el voto de izquierdas no se fragmente. Errejón es un traidor, si, un traidor a los que han usado el voto ciudadano para enredar y no llegar a ningún sitio.

        Creo que en el caso del traidor, por lo menos lo intenta, y con el mismo programa progresista. Y es una pena que en CLM no podamos votarles. Aquí no va a haber listas. Así Page y sus diputados podrán seguir encamándose con Girauta.

      • menda dice:

        Traidor es un adjetivo con una carga de intensidad de la que tú careces, chico. Déjalo en veleta, muy veleta. Te recuerdo, porque pareces tener fisuras en la memoria, que en este digital invertiste cientos de horas en defender hasta el hartazgo a Podemos. Que parecías necesitar una buena dosis de ansiolíticos cuando deseabas que los años fueran meses y los meses días para ir a votar para botar al bipartidismo. Resultabas cansino, pesado, brasas….

        Ahora sales con que Errejón es tu héroe y dices que Iglesias no ha sabido llegar a un acuerdo con Sánchez.
        Venga ya. Tú estás en el psoe desde hace muchos meses. Pero si desde este mismo foro pediste el voto para ese partido hasta en las municipales de Puertollano. Tú has votado al PSOE en todas sus versiones: locales, autonómicas de Page, generales. VELETA!

        Y todo esto te lo dice uno que no ha metido un voto en una urna desde las generales de 2008, coño. Pero es que no puedo con los hipócritas. A un tipo de tu carácter no le compraría jamás un coche de segunda mano.

        • menda dice:

          Disculpe la perorata, Romera. Pero es que me revientan la gente que desconoce el significado de la palabra lealtad.
          Su artículo me ha encantado, pero me gustaría que publicase con mayor frecuencia, se le echa de menos.

          • Hobbes de luto dice:

            Jajajaja, así es que estoy en el PSOE.

            Jajajajajajaja.

            Pues menos mal que no has leído que estoy de acuerdo con V.O.X. en controlar la velocidad en la ciudad.

            Madre mía la hizquierda Berdadera y sus orejeras.

            Mira chavalote, se helará el infierno antes de que yo milite en cualquier partido.

            Un beso.

  • Charles dice:

    Muy interesante. La conferencia de 1922 en Ciudad Real fue una de sus más de dos millones de ponencias que pronunció a lo largo de su vida….. 

    • Simplicissimus dice:

      ¿De dónde has copiado esta vez? Si hubiese pronunciado más de dos millones de ponencias a lo largo de su vida, tendría que haber pronunciado más de 80 ponencias diarias durante más de 65 años. Me parece a mí, Charles, que copias muy mal, como Apolino Tarúguez, personaje de tebeo. Algo parecido te pasó con los millones de judíos víctimas de la Inquisición. No tienes sentido del ridículo. No está mal.

  • srletrado dice:

    Realmente interesante. Son personalidades sólo conocidas por investigadores como este autor y que ponen en conocimiento de todos, aspectos que da gusto conocer, reconocer y anotar.

    Felicidades.

  • manuel v. dice:

    Siempre se aprende algo con Romera

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.