Inicio » Una Cosa Más

Desconexión

- 9 enero, 2020 – 19:097 Comentarios

Manuel Valero.- Me habían dicho que una desconexión periódica de los medios y de las redes es tan saludable para la salud mental como dejar de fumar para la salud física. Y me he dispuesto a hacer  la prueba cumpliendo el compromiso friki de empezar el año con algunos cambios, entre ellos, la cuarentena voluntaria y el retiro breve del mundo y la realidad virtuales.  

No lo he podido llevar a efecto antes con la contundencia de un integrista porque estaba de por medio el debate de investidura y considero que un ciudadano mínimamente interesado debe verlo y luego sacar sus conclusiones.  Así que me lo vi enterito. Pero ha sido culminar la sesión y me he puesto a ello con entusiasmo renovado.

Me habían dicho que quince días cada trimestre sin televisión, sin móvil, sin redes, es lo más parecido a una clínica de desintoxicación y que distanciarse  de las autovías digitales del vértigo, del ruido- demasiado ruido- produce una revitalización y una limpieza de bajos y altos tal, que vuelves al estruendo, musculoso y en forma hasta el próximo retiro. Tiene una pega: que has de sumergirte de nuevo en la vorágine de forma gradual, porque andar de retiro monacal sin tele, sin prensa, sin redes y sin móvil, con la sola ayuda de paseos matutinos o vespertinos y un buen libro, y luego  toparte de bruces con la realidad no es recomendable. Así que no sabré cómo andará este Planeta nuestro por unos días. Eso sí, seguiré reciclando la basura, afeitándome con un poco de agua en el lavabo y no a grifo suelto, y me enteraré de la temperatura del día por el termómetro luminoso de la farmacia del barrio, y de si llueve o hace sol, mirando el cielo.

Antes del retiro he oído que ha comenzado a llover en Australia, que el presidente de Estados Unidos no ha desenfundado aún ante el cuatrero chiita, que el Madrid le ganó al Valencia en la Supercopa que se jugó no sé dónde, que los chinos podrían invertir en Puertollano y que España sigue entera y pegadita, sin armagedones a la vista corta. Lo he oído inevitablemente.

Por más que te desenchufes es imposible sustraerse a la realidad orgánica y social a la que uno pertenece. Especialmente divertida ha sido la noticia del zulo de relax que había en un despacho de la Junta de Andalucía y que Cristina Cifuentes había rechazado participar en un programa basura de Tele Cinco. Eso sí. En cuanto la cosa tira por la política me pongo los cascos y escucho lo que caiga, así sea la Cuarta de Brahms o a Fito y Los Fitipaldi, que uno no ha perdido el gusto del todo. En cuestión de música, como en otras cosas, soy más ecléctico que diletante.

No sé si podré llegar al final de mi primera cuarentena y luego escribir aquí de las ventajas o no del relajo prometido, pero de una cosa sí estoy completamente seguro. No voy a entrar ni con un punto ni con una coma en el guirigay  sobre las admoniciones ni atrocidades que se nos adelantan  al corto plazo con el izquierdoso nuevo gobierno de coalición. Creo que es de elementalidad democrática esperar a que gobierne el nuevo presidente y su equipo para contar con material suficiente con que hacer una valoración. Serán los hechos los que hablen de quienes nos gobiernen, de ellos y de ellas. Empezar ya a soplar las trompetas de la catástrofe es tan absurdo como considerar que España se va a poner a la cabeza del mundo mundial en progreso, empleo,  paz y bienestar social hecha una piña toda, por la mera excelsitud de los integrantes del Consejo de Ministros.

Es fácil. Luego en junio o en julio, y si somos generosos el próximo otoño, hablaremos del Gobierno con flores o dardos según venga el aire, salvo que haya una cagada de caballo de Troya. Mientras tanto, toca relajarse, distanciarse y aplacarse para volver con más brío a la primera línea, o a la segunda, o a la tercera, que no hay cosa más patética en esta vida que aparentar lo que no se es.  Lo dicho. Nos leemos acabado el mes. La primera prueba es la del partido final de la Supercopa, pero me he mentalizado con unas clases de yoga que se puede vivir quince días, sin tele, ni redes, ni móviles. Ni fútbol. Y sin las franjas sentina de Tele Cinco, siempre. Voy a ver si eso y luego os lo cuento.

Etiquetas: , , ,

7 Comentarios »

  • Angel Manuel dice:

    La Fiscalía boliviana cita a Zapatero, Iglesias y Errejón por sus vínculos con Evo Morales.

    https://t.co/wHq0FUSSFJ

    Si el periodismo oficial pasa de estas cosas y pretende evadirse de la realidad que nos inquieta porque nuestro gobierno está en manos de gente así…

    Pues el periodismo no oficial cogerá su relevo.

    No podemos negar lo que hemos visto y escuchado en los dos últimos años. Conocemos a todos los actores.

    Usted conoce nuestra Historia y sabe que si la parte cuerda de España no se resiste entonces la otra se impone por la fuerza, esto es por el rodillo revolucionario.

    El caos revolucionario de las dos Repúblicas ya se vislumbró antes de una abdicación una, y antes de una guerra otra.

    El caos deriva de la ruptura radical con la Constitución…y ya hasta al Rey un presidente de un parlamento regional le da cuatro años o poco más, sin decirnos si para ello se sujetarán al Título X de la Constitución…

    Porque en lo de los referéndum, visto el antecedente del 1-O donde se podía votar las veces que se quisiera y al margen de la legalidad, cabe todo…tongo.

    Un Vicepresidente es requerido por un Estado extranjero por sus vínculos con el narcotráfico y un tirano…

    Y claro…hay que respetar la democracia (será la de Maduro claro) y hay que callarse.

    Meáis colonia y cagáis chiquitito…

    Eso sí, hay que respetar la libertad de expresión de los otros o entre dientes o sin admisión de comentarios.

    Porque salvar las apariencias es el último acto de decencia que nos queda.

    No hay decencia en la tibieza cuando se trata de periodismo…su función social y razón moral es también controlar el poder…el de cualquiera.

    Y si hay que juzgar por los hechos …llevamos en el caos político tres años, los mismos que nuestra economía se deteriora y aumenta la inseguridad jurídica.

    El dilema de todo español es simple, y no es la trinchera o la tibieza…

    Es sencillamente o aceptamos la realidad en su máxima tensión (porque ese es el presente) o la rechazamos por su carácter desagradable y no amable…y entonces nos volvemos líquidos y posmodernos.

    Cuando se acaba admitiendo que la realidad tiene vida propia como la vida y las cosas sus reglas…

    Por experiencia le digo que se llega a una madurez sabrosa.

    La eterna juventud es un mito del 68.

    Hay vida tras el vacío fin de quienes piensan que los ideales son como las creencias religiosas…que ambas resuelven el miedo a la muerte o la vejez, cuando solo temen a la realidad.

    Defendamos los principios no los ideales, pues unos permiten domesticar y adecentar la realidad, los otros ajustarla a los tiranos de turno.

    Entienda mi crítica de forma constructiva. Usted no es un idiota, es buena persona.

    • Bilis dice:

      Ni queriendo serías capaz de hacer escritos más feos y malos de los que haces.

      Menuda amalgama de sandeces adornadas de pomposidad!

      El fondo de todo lo que dices aburre por repetitivo y sectario, pero es que la forma ese toda una agresión al lector.

      Enhorabuena porque conseguiste realizar la cuadratura del círculo de la fealdad en fondo y forma, tus textos son el equivalente de la obra de aquel artista que consistía en una lata, llena de heces, con la etiqueta »mierda» de artista».

      Biliz 2020!

  • Charles dice:

    Hay países como Francia que ha empezado a regular un derecho a la desconexión de los dispositivos móviles por el elevado estrés que provocan. Feliz ‘détox’, D. Manuel…..

    • Angel Manuel dice:

      Y eso al totalitarismo del Frente Popular le vendría muy bien…

      Ya habéis avisado que ni redes sociales ni jueces rebeldes…ni explicaciones a la prensa.

      Son hechos.

      Y así pasó en la II República.

      Carlitos…sabemos que el Frente Popular nunca aceptó ni aceptará una democracia moderna…venezolana a lo sumo…habéis hecho vicepresidente a uno de sus artífices.

      Y pretendéis que nos callemos y no alarmemos.

  • Hobbes de luto dice:

    Te entiendo, y entiendo que Antonio Fernández publique sin poner opción a comentarios. Por cierto, si lees esto Antonio, es un pedazo de artículo de opinión. Enhorabuena.

    La mala educación de los totalitarios nos está llevando a esto. Aún no tenemos Gobierno y la ultraderecha PP+V.O.X.+Ciudadanos ya están en modo acoso y derribo. Ha desaparecido completamente el centro conservador y el respeto a los 100 días que ellos si tuvieron.

    Así no merece la pena discutir. Por lo tanto mejor desconectar y volver a lo de antes, cuando el acceso a los medios era casi imposible. Total, España va a seguir funcionando igual. Para eso los españoles somos cojonudos.

    De cualquier manera, yo sigo diciendo lo mismo. Si desde los medios se pone freno a quien solo busca el enfrentamiento, otro gallo nos cantará. Si, por el contrario, se da libertad a estar todo el día faltando al respeto y soltando burradas que no vienen a cuento, quien pierde es el propio medio.

    Y NO, quien calla, en este caso, no otorga. El no responder a estas barbaridades solo responde a una cosa: razón contra sinsentido. Merece la pena decirle a alguien que está mal de la cabeza más de 400 veces? Pues no. Así es que, silencio.

    Como he dicho ya un par de veces, la gobernabilidad de España también me importa un comino. Porque desde hace muchos años, la política está desconectada de la sociedad (por culpa entre otros también del propio PSOE). Esto nos ha llevado a que el Parlamento tenga ahora mismo más de 70 impresentables que odian sin la menor vergüenza a todo lo que representa el art 14 de la Constitución de la que tanto se les llena la boca. Esos 70 impresentables no formarían parte de ningún grupo de amistades, pero sin embargo, ahí están con el voto de quien piensa que la dictadura es una opción.

    Cuando aparecen los M.A.R., Cañizares a nivel local o las Cayetanas, los Núñez o Monteros, Abascales y demás, la Democracia de España pierde un gatito…ahí lo dejo.

    En mi caso, dejé las redes sociales tipo Face o Tuiter hace mucho, por incapacidad para leer comentarios de esa chusma que pone en el perfil una bandera de España y solo escribe comentarios destructivos creyéndose la esencia de la hispanidad. Y por aquí ya me voy cansando también.

    Así es que, recomendación: buscar artículos interesantes como el de Antonio y saborearlos. Perro huir de esta escoria en la que nos hemos metido y que parece que nos va a arrasar a todos en plan tsunami.

    • Ángel Manuel dice:

      A tí no te da vergüenza decir estas cosas y vestirte pomposamente de demócrata y progresista?

      Desde cuando es de mala educación emitir una opinión contraria ???

      Ya no os basta la perversión moral, también tenéis que pervertir el lenguaje y la semántica.

      Mira, tu silencio a mis comentarios sólo responde a tu impotencia de poder rebatirlos de manera razonada, y tu complejo de inferioridad.

      Vergüenza ya sabemos que no tienes porque no eres capaz ni de retractarte de los comentarios punibles que emites.

      Predicas la censura constantemente y encima tienes la desfachatez de pomposamente llamarte demócrata y progresista.

      Eres un magnífico espécimen de la izquierda totalitaria…y de la idiotez universal.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.