Advertisement

Inicio » Opinión, Puertollano

Con las manos entralazadas

- 10 febrero, 2020 – 11:008 Comentarios

Ana Carmona.- Portavoz del equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de Puertollano.- El viernes estuve en el Centro Cultural en la presentación de una nueva asociación de mujeres “Feministas de pueblo”, asistí junto a dos concejalas más Ana Mazarro y Natalia Fernández.

Ver nacer una asociación  es un placer inmenso. Escuchar sus planteamientos, sus objetivos, sus metas… me llevó a una reflexión personal.

Y, es que yo, también, soy una feminista de pueblo.

La primera razón porque nací en un pueblo pequeño de apenas 100 habitantes donde ser mujer es un poco más difícil ya que los roles están muy marcados y las oportunidades son más escasas. Desciendo de una familia humilde, mis abuelas no sabían leer ni escribir, mi madre apenas sabe escribir… no era la escuela cosas de mujeres.

La segunda razón es que soy feminista porque siendo mujer no puedo ser otra cosa. Pertenezco a una generación  donde la distinción entre hombres y mujeres era muy aguda, mi vida hubiera pasado por casarme, tener hijos y ser ama de casa, una vida de mujer-mujer que dicen algunos. Pero, me empoderó el feminismo y me enseñó que estas tres cosas, junto a otras muchas, eran una opción no una obligación.

El feminismo es la gran revolución del siglo XX, un movimiento pacifista, libertario e  igualitario que cambió el rumbo y la vida de muchas mujeres. “La hora violeta” que escribió Monserrat Roig ha supuesto un antes y un después en la historia de la humanidad, no podemos entender la Historia con mayúsculas sin el protagonismo de las mujeres.

Como todo movimiento, el feminista se ha ido aderezando con matices cada vez más consistentes hemos pasado del voto femenino, a poder ir a las universidades, a aprender a leer y a escribir, a decidir sobre nuestro cuerpo, al no es no, a las mareas moradas… sin duda hemos evolucionado en nuestra reivindicaciones hasta casi tocar el techo de cristal. Ese techo de cristal que no vamos a poder romper si no es con el empuje de todas y todos. Quiero, aquí,  hacer una pausa para hablar de los hombres, de ese aliento cálido, de nuestras parejas, amigos y compañeros que saben que la igualdad tiene que ser real, o no será. El feminismo no es exclusivo es inclusivo, las feministas hablamos de los hombres y queremos a los hombres a nuestro lado.

 El feminismo tiene un componente de sororidad que me gusta mucho, mientras exista una sola mujer que sufre solo por el hecho de ser mujer en cualquier parte del mundo el feminismo está vigente.

Ahora cuando algunos personajes o grupos políticos quieren demonizar al feminismo, ahora cuando el peligro nos acecha con sus garras fieras, ahora, más que nunca, no podemos desfallecer. Por ello, es necesario que se multipliquen las asociaciones de mujeres para estar unidas, luchando por nuestros derechos para seguir avanzado en igualdad, para que nadie se quede atrás. De ahí que, hoy, como portavoz del equipo de Gobierno dé la bienvenida a esta asociación, deseándoles toda la suerte en ese camino apasionante que se han marcado como reto. Dicen en el vídeo de presentación: “Soy feminista de pueblo, tengo la fuerza del viento y la suavidad del agua”.

 En esta lucha siempre nos encontrarán.

Etiquetas: ,

8 Comentarios »

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.