El feminismo entre zorrocotrocos y tiquismiquis

Estamos rodeados de expertos en arrancar las hojas del rábano. Qué lumbreras. Quieren convertir en hojarasca un lema que es una auténtica carga de profundidad del movimiento feminista: "Quiero volver a casa sola y borracha". Leen eso y  se acuerdan de las campañas de Alcohólicos Anónimos, o del debate acerca de las políticas públicas sobre el botellón de los jóvenes. Qué biempensantes. Y qué simples.

Qué despistado pero también qué cómodo es distraerse y no pensar en que el mensaje quiere profundizar en un hecho que, ése sí, nos debería avergonzar sin más excusas, a la especie humana y a los hombres en particular, porque nosotros sí que podemos volver haciendo eses hasta nuestra casa sin contraer los riesgos que suelen amedrentar a las mujeres por culpa del machismo naturalizado y silencioso, podemos ir con una tajada graciosilla, jijijaja, quizás con miedo al ridículo por ir borrachos, pero no con miedo a que nos puedan ver como piezas de caza o como reclamos sexuales.

Las mujeres, en cualquier circunstancia, deben poder ir por la vida sin miedo, de día, de noche y de madrugada, paseando, haciendo deporte o de ligue o de fiesta, de lo que ellas quieran, con gente, en pareja o a solas, sin que deban asumir el coste de llevar dentro la carga de tener que ser bien interpretadas o el terror a ser malinterpretadas, sin que tengan que dar por hecho que un posible macho cabrón o una manada de chulitos encabronados las pueda ver como objetos de atención y atracción, de baboseo o de seducción y abordaje, y hasta de forzamiento y violación.

Aléjense de esa jauría los colegas despistados, por favor, que esto no va de un mero intercambio de opiniones y libres expresiones, que hay guerras culturales que, como ésta de ahora, en la práctica son cambios que parecen dramáticos, a vida o muerte, porque desvelan dramas que no podemos seguir consintiendo. Hay que aprovechar la eclosión del movimiento feminista,  convertido ya en un fenómeno social de primera magnitud en la historia de la humanidad, para dejar de asumir el silencio de los hombres complacientes con el machismo que nos rodea y envuelve desde la cuna y desde la escuela, ese machismo silencioso que calla y otorga ante los privilegios de los niños y los hombres mientras naturaliza la violencia física y simbólica contra las niñas y las mujeres.

No ayuden a los zorrocotrocos haciéndose los tiquismiquis. Por favor compañeros. Porque ya verán cómo, a este paso, en las cavernas mediáticas y políticas del ultraderechismo rampante, misógino y excluyente, llegarán a decir barbaridades cada vez de mayor calibre antifeminista; de hecho, los más desvergonzados incluso podrían empezar a decir que el movimiento feminista está subvencionado por J&B, por Larios o por Bodegas Ayuso. Por el diablo, no te jode.

Pedro Oliver Olmo
Sobre el muro

Artículo anteriorParásitos y pobreza
Artículo siguienteUnidad para la Igualdad

Relacionados

Euromillones

34 COMENTARIOS

  1. Pues qué suerte tiene usted de que siempre ha podido volver a su casa borracho sin ningún problema, por ser hombre. Me alegro enormemente. A otros por desgracia nos ha tocado ser asaltados varias veces con intención de robarnos lo que llevábamos encima o bien de algún chalado que quería medir sus fuerzas. Así que me temo que el hecho de ser hombre no exime de los peligros nocturnos.
    Acerca de lo que dice de «machismo silencioso que calla y otorga ante los privilegios de los niños y los hombres». Nos podría citar cuáles son esos privilegios con los que he nacido por el hecho de ser hombre?, lo digo para hacer uso de ellos cuanto antes.

  2. Yo como hombre no soy antifeminista…

    Soy antigilipollez.

    Y que el Ministerio del Trans-Lesbianismo Político elija como lema «Quiero volver a casa sola y borracha» dice mucho de lo poco que eso tiene relación con el Feminismo de verdad y con la dignidad de las personas.

    Los que tanto os compadecéis de vuestro género masculino, o sea, os sentís culpables de pensamientos y cosas que no habéis hecho, habéis entrado en una dinámica de gilipillez que tampoco tiene nada que ver con subrayar la dignidad de la mujer y en general de todas las personas, porque somos todos iguales.

    Yo sí lo creo porque lo practico.

    Quien no lo haga se sentirá culpable de ello, hombre o mujer.

  3. Lo peor no es que las mujeres no puedan volver a casa ,sin miedo, a las 3 de la mañana. Lo peor es que , hasta no hace demasiado tiempo, se sentían culpables por hacerlo hecho, cuando eran seguidas y perseguidas.

    Pero no se vaya muy lejos, dentro de dos o tres días, en este mismo diario, uno o dos articulistas, harán , como viene siendo habitual en los últimos años, su particular crónica con las tópicazos cavernarios del tipo: de qué se quejan las mujeres si hacen lo que quieren , si tienen más derechos que en los países árabes…

    • O no.

      Lo que ya es irritante es tanta gilipollez.

      Hombres y mujeres, hay muchos y cada cual piensa y vive como quiera.

      Pero eso es demasiado sensato.

      Aquí los hombres tenemos que sentirnos culpables por lo que otros hacen (violar, asesinar o agredir) o son (machistas).

      Toda una gilipollez.

      Aquí las mujeres tienen que pensar todas igual y motrar fobia a los hombres.

      Todo un fascismo.

      Aquí leñes, tenemos que tragar por cojines con gilipollas o fascistas que van de progresistas, cuando de eso nada en absoluto. La Inquisición era una comuna hippie en comparación.

  4. No hace falta ser mujer e ir borracha, para ser trofeo de caza, u objeto de deseo carnal o material, de uno o una, varios o varias, desaprensivos o desaprensivas. Por muy sobrio o sobria que estés, si eres menor, anciano o anciana, o presentas algún tipo de dispacacidad, no te exime de ser víctima de un malnacido o malnacida, que también las hay.

  5. Es una mierda de mensaje y punto.
    Estoy hasta los mismísimos de buenistas y elementos que bailan al son de estas nuevas nazis.

  6. Precisamente porque el tema es serio un lema debe ser claro y no dar lugar a que se pueda ir la gente al chiste fácil o al despiste cómo bien se dice o a dar una imagen denigrante de cualquier ser humano, hombre o mujer, como si ir borracho a casa no fuese una pena sea hombre o mujer, como si fuese casi virtud; vea usted qué fácil es cambiar la última palabra por «segura»o por un «y como yo elija», por poner dos ejemplos a bote pronto.

  7. Yo, el domingo, con mi mujer y mis dos hijas, iré a la manifestación. La pena es que, este año, no nos pilla en Madrid como en años anteriores. Los hombres de verdad son feministas. O lo intento.

  8. Se les quiebra el discurso. Habla de la mujer y su drama para terminar enzarzado con la ultraderecha. Porque es ideología y el uso de un drama: la muerte de mujeres a manos de hombres. Olvida que somos hijos que daríamos la vida por nuestra madre, y padres que moriríamos por nuestras hijas. Pero, ay; llevamos a cuestas el pecado original.

  9. Excelente texto. Breve, contundente y sensible. Un placer leerle, Oliver. Sensibilidad, eso que hace tanta falta , a muchos hombres y no pocas mujeres, para entender y erradicar los modos y maneras machistas, cuyos aspectos tenemos grabados a fuego en nuestras cabezotas.

    • Creo más bien que esos «modos y maneras machistas, cuyos aspectos tenemos grabados a fuego en nuestras cabezotas» básicamente los tenéis quienes os sentís tan culpables que aceptáis que las feminazis os pongan verdes y encima les deis las gracias y agacheis la cabeza. Sentimiento de culpabilidad? seguramente es eso. Yo muy orgulloso y con la conciencia muy tranquila.

  10. Porque no me doy por aludido con lo de zorocotroco ni tiquismiqui…
    Pero yo diría que de sensible tiene poco éste tipo. En todo caso, su sensibilidad se inclina hacia otra dirección..

  11. Pillando el rábano por las hojas no adentáis nada.
    El verdadro problema es que los que se mofan de un slogan que a lo peor ha sido poco acertado, pero que se entiende perfectamente si se quiere entender. Seguro que vosotros también queréis que las chicas lleguen a sus casas sin que las asalten ni las violen, quee s de lo que se trata….

  12. Señores y señoras: Si su hija llega a casa sin que la acompañe un maromo y además no está borracha, su hija es de derechas….

    • Y de qué hemos de sentirnos culpables la mayoría también de hombres para quienes una agresión, una violación o un asesinato es una conducta intolerable y punible?

      También tenemos hermanas, parejas, madres, hijas, sobrinas, amigas.

  13. Más de uno debería verse las 22 temporadas de «Ley y orden: Unidad de Víctimas Especiales». Ha hecho más por las mujeres que cientos de políticas estatales.

    • Don Ángel no se pierda los pocos capítulos de Chernobil.

      El coronavirus es muy igualitario.

      Y esa serie no sabe lo que ha hecho por la Democracia desenmascarando la INEPTOCRACIA de su izquierda que ya es extrema izquierda.

    • Los que trabajamos día a día con las leyes, evitamos ver series que suelen tener bien poco en común con la realidad.
      Como entretenimiento está bien, pero nada más.

  14. Con estos mensajes que dentro de poco pedirán la vejación y fustigación del hombre en actos públicos para regocijo de la pobre femina victima por tener vagina y querer empatar en ser lo mas parrcido a lo que ahora critican. El frminismo se está convirtiendo en hembrismo, y títeres todos de la propaganda política de la estrema izquierda que todo lo que no sea zurdo esta mal. Se ve qur por eso nos está yendo tan bien con los niños y adolescentes, que ya en el mismo articulo condenamos por ser «niños».
    Cada vez más extremismo entre nuestros jóvenes y más maxhismo… Es lo que tiene hacer con inocentes lo que se ha hecho con la mujer desde tiempos lejanos. La solución no es cargarse la presunción de inocencia de alguien según su género, lo mas parecido al racismo… Imaginen si algún iluminado dijera que todo integrante de su ministerio deberia ser de un género, raza y religión… Pues eso. Luego no nos asustemos del monstruo que estamos creando llamando al racismo y la discriminación «feminismo».

  15. Eso sí, a la hora de aplicar justicia, el socialcomunismo no quiere cadena perpetua, ni prisión permanente revisable. Ni comisiones de investigación a las niñas y niños que se los han quitado a sus padres para tutelarlos y acabaron prostituyendolos.
    Cuando el feminismo que sale a la calle no entienda de política quizás tenga mas credibilidad y sea de verdad un movimiento entendible. Que no por ser de derechas o izquierdas o centro o arriba o abajo seas, tengas mas derechos o una moral mas válida en el feminismo.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img