Inicio » Puertollano

Homenaje a la mujer en el IES Fray Andrés de Puertollano. La mujer en el siglo XX: vida cotidiana y logros

- 10 marzo, 2020 – 14:55Sin comentarios

Roberto Cortés Bermejo.- Hasta el próximo 15 de abril, el IES Fray Andrés de Puertollano dispondrá de una exposición sobre la mujer del siglo XX. Una exposición dedicada a ellas, a las mujeres que durante el siglo pasado cambiaron el rumbo de la historia.

La jornada del 8M en Puertollano, al igual que en el resto del mundo, fue un punto y seguido para que las mujeres de nuestra región consigan todos sus derechos fundamentales. Porque sí, los derechos fundamentales no son sólo votar y poder salir a tomar café, sino vivir en consonancia y en libertad como los hombres lo hemos hecho desde el comienzo de la racionalidad humana. Actualmente vemos cómo algunos dan cobertura al odio hacia corriente feminista, vemos esas injusticias a la hora de juzgar y a veces, tendemos a señalar antes a la víctima que al verdugo. Es por eso por lo que nace el Feminismo como corriente y como doctrina política, para eliminar cualquier signo de opresión y desventaja de un sexo hacia el otro. Las mujeres han jugado un rol importante a lo largo de nuestra historia. No solo han sido motivo de guerras como Helena de Troya. También han sido piezas clave en cuanto a ciencia, cine, literatura y política. Las mujeres no son piezas más pequeñas, son exactamente iguales a las de un hombre. Precisamente, los 8 de Marzo simbolizan que el mundo está más en pie que nunca, que tanto hombres como mujeres, de todas las edades, razas y culturas, creemos que debemos tener los mismos derechos y libertades. No lo digo yo, lo dice nuestra Constitución.

Las mujeres de nuestra región las han encuadrado como si de un puzle se tratara diversos artistas, fotógrafos y profesionales de distinta índole. Han tenido de siempre un rol especial para nuestra sociedad. Desde su invisibilidad han sido capaces de construir y crear grandes cosas, entre ellas, a todos nosotros. Digo invisibilidad porque no es que ellas tuvieran el poder sobrenatural de ser invisibles, sino que los hombres nos hemos empeñado siglo tras siglo en hacernos los ciegos. No hemos sabido ver ni observar los hallazgos de las mujeres, sus creaciones, de hecho nos hemos atrevido hasta de apropiarnos sus descubrimientos. Muchas mujeres prefirieron su pseudónimo masculino para tener su hueco en la literatura o en diferentes aspectos sociales. Otras, con nombre y renombre como Frida, Rosalía de Castro o Marie Curie son algunas de las millones de mujeres que han conseguido lo imposible. Sin embargo, más del 80% de las mujeres que han logrado la diversidad y visibilidad son anónimas, mujeres de a pie, como nuestras hermanas, madres o abuelas que se jugaron la vida por tenernos, por vivir en libertad. Así como convivían en una sociedad ligada a la religión, con leyes estrictas y normas absurdas, también disfrutaban de la vida porque la concebían como un regalo y no como un castigo de Dios. Sus tiempos de ocio valían más que los nuestros y sus chismes no se contaban con la misma cotidianeidad. Es por eso por lo que pintoras como Frida, actrices como Meryl Streep o políticas como Merkel han luchado contra viento y marea para que ahora, en 2020, las mujeres gocen de la libertad que desconocían. De una libertad que sabe a gloria. Que en definitiva, sabe a libertad. Esos encuadres de la sociedad son los que ahora han hecho que mujeres en España o en Egipto se manifiesten no para ir en contra de los hombres, sino para disfrutar de lo que siempre hemos disfrutado nosotros. Para disfrutar como cualquier humano merece y para ser tratado como tal. Para que el dolor del parto merezca la pena. Porque gracias a ellas, a aquellas anónimas y conocidas, gracias a sus sacrificios, vivimos, somos y amamos.

“Feminismo” significa “Igualdad” y, si nos posicionamos frente al feminismo, ¿también nos declararíamos en contra de algo tan básico como la igualdad?

Etiquetas: ,