Inicio » Sin tapujos

Nacimiento y consecuencias del COVID-19. Parte 3

- 17 mayo, 2020 – 10:3040 Comentarios

Como todo acontecimiento excepcional, esta pandemia está moviendo placas tectónicas de todo tipo. Consecuencia de estos movimientos ha sido y es la aparición de una serie de hechos inexplicables, entendiendo como tales aquellos cuya razón es difícil de entender o advertir. Difíciles de advertir, porque suceden sin darnos cuenta; y de entender, porque nuestras ideas preconcebidas podrían ser un obstáculo para tener una idea clara de lo que está ocurriendo.

Pero también han aparecido hechos extraordinarios, esos que se salen de lo común y corriente.

Para analizar el evento Covid- 19 está bien fijarse en España, pero insuficiente; es imprescindible coger altura y contemplar al resto de los Estados-nación del mundo.

El primero de estos hechos extraordinarios, de unas consecuencias trascendentales, fue la actuación de médicos patólogos italianos que estuvieron en desacuerdo con las recomendaciones/instrucciones de la OMS y decidieron que si no se efectuaban autopsias nunca se sabría qué estaba pasando. Realizaron 500 y se encontraron con que los procedimientos emanados de la OMS eran erróneos. Hasta entonces, los respiradores eran considerados un elemento fundamental del tratamiento; recordemos que en España, su falta hizo que el Gobierno pidiera ayuda a la OTAN.

Las autopsias sacaron a la luz que el virus producía una tormenta inflamatoria en los pulmones debido a las alteraciones de las citroquinas, pudiendo generar trombocitos y, por tanto, el riesgo de obstruir las arterias o venas encargadas de irrigar cada segmento del pulmón. La carencia de sangre producía la muerte de la parte pulmonar afectada. Cuando esta situación continuaba, la oxigenación pulmonar desaparecía, produciendo la muerte del paciente. En los procedimientos de la OMS, la parte pulmonar afectada fue catalogada como zona neumónica, confundiendo a los médicos, quienes dieron por sentado que se trataba de una neumonía. El uso de los respiradores pudo haber causado un número de muertos imposible de cuantificar; en vez de oxigenar pudieron asfixiar a los afectados. Cuando los médicos italianos cambiaron el procedimiento de la OMS por otro basado en antiinflamatorios, anticoagulantes (antiagregantes plaquetarios) y antibióticos para combatir la acción bacteriana en la sangre -origen de los trombocitos-, en 48 horas fueron dadas de alta alrededor de 20.000 personas.

La Dra. argentina Chinda Brandolino ha manifestado que la prohibición de hacer autopsias y cremar a los cadáveres ha servido para ocultar la verdad.

También en Argentina, la abogada Déborah Huczek ha reclamado que la OMS y sus directivos sean juzgados por crímenes contra la humanidad por ser responsables de la propagación del virus.

Todos deberíamos salir a los balcones para aplaudir a estos patólogos italianos que antepusieron su deontología profesional al seguidismo jerárquico portador de instrucciones, cuanto menos, extrañas.

El segundo hecho extraordinario es, a mi entender, el informe del Centro de Información Nacional Bacteriológica de EE.UU.; su título: “La vacunación contra la influenza e interferencia con otros virus respiratorios en el personal de Defensa en la temporada 2.017-2.018”

La Dra. Brandolino difundió la conclusión de dicho informe, donde se establece: “La interferencia viral derivada de la vacuna se asoció significativamente con el coronavirus y el metaneumovirus humano”.

Esta interferencia viral podría haber sido la responsable de lo sucedido en Italia: La misma doctora afirmó que el 100% de las personas afectadas por el coronavirus en Lombardía había sido vacunado obligatoriamente contra la gripe; y denunció el error sobre el llamado enfermo asintomático, sencillamente porque “cuando alguien no tiene síntomas está sano”, y que aquellos que pasaron el Covid – 19 y presentan anticuerpos tienen un virus débil, domado, que si contagiara a otra persona crearía un efecto benefactor, ya que lo haría inmune sin riesgo para la salud debido, precisamente, a la poca virulencia del patógeno. Esta llamada inmunidad de rebaño es lo que ha permitido la supervivencia de la especie humana, no el confinamiento.

El tercer hecho extraordinario se está produciendo en África.

La coalición de partidos de la oposición de Nigeria (CUPP) ha denunciado el intento de soborno de Bill Gates -10 mill. de dólares- para que la Cámara de Representantes aprobara de forma urgente, soslayando el trámite parlamentario, el Proyecto de Ley de Control de Enfermedades Infecciosas 2.020, conocido coloquialmente como Proyecto de Ley de Vacunación Obligatoria “que propone la vacunación obligatoria de todos los nigerianos, incluso aunque no se hayan descubierto las vacunas”. Es decir, el Sr. Gates pretende que cada vez que su entramado “filantrópico” “descubra” una nueva vacuna contra lo que sea, los nigerianos deberán ponérsela obligatoriamente.

El presidente de Tanzania, John Magufuli, utilizó a los órganos de seguridad del país para enviar al laboratorio donde se analizaban los test del Covid -19 muestras de cabras, ovejas, pájaros, papaya…., haciéndolas pasar por humanas. El resultado fue que algunas, como las de la papaya, cabra y pájaros, dieron positivo de coronavirus. Magufuli, que es matemático y químico, manifestó:

“Es posible que haya errores técnicos o que los reactivos importados tengan problemas. También es probable que los técnicos estén siendo pagados para inducir al error”

De manera muy diplomática, el presidente tanzano lanzaba la sospecha de sabotaje y corrupción con la finalidad de crear una epidemia en dónde no la había. Tampoco evitó cuestionar a la OMS, elegantemente.

El cuarto hecho fuera de lo común ha sido la llamada del presidente de Madagascar para expulsar a la OMS de África. Acusó a Europa de mala fe con África. De crear instituciones para controlar a los países africanos. Afirmó que África ha encontrado un medicamente contra el coronavirus, pero que Europa lo desprecia porque “cree que tiene el monopolio de la inteligencia”.

Supongo que Andry Rajoelina ha hablado con conocimiento de causa. Siento mucho que dentro de ese nombre genérico de Europa se encuentre España que no tiene vela en este entierro. Efectivamente, la Europa transpirenaica ha dejado mucho, muchísimo, que desear con el continente Africano.

El medicamento en cuestión procede de la artemisa, en concreto de la variedad “artemisa annua”.  Esta planta también se encuentra en las Canarias.

Desconozco el éxito del llamamiento del presidente malgache. La “ilustrada y revolucionaria” Francia; la “liberal” Gran Bretaña; la “laboriosa” Alemania; la “comerciante” Holanda; la inane –sin comillas- Bélgica, tienen sobrada experiencia en encarrilar a quienes osan alzar la voz.

El cuarto hecho extraordinario vuelve a nacer en Italia. Este país, como España, está controlado por el mundialismo. Sin embargo, los actos disidentes obtienen repercusión por su valentía. Que un médico sea valiente por hacer su trabajo - una autopsia - nos indica el grado de coacción totalitaria de las democracias posmodernas. Lo mismo sucede en la política. Que una diputada, Sara Cunial, haya saltado a la fama por hacer el suyo, nos señala tres cuartos de lo mismo. Esta mujer llena de coraje puso voz a lo que es un secreto a voces y, lo mismo que con sus compatriotas médicos, me quito el sombrero ante ella y le hago una reverencia en señal de mi más sincero respeto.

Cunial nos recordó como el filósofo inglés Hobbes decía que “el poder absoluto no nace de una imposición desde arriba sino de la elección de individuos que se sienten más protegidos renunciando y concediendo la propia libertad a otras personas”.

En su discurso, Cunial fue muy clara y habló sin ambages sobre la finalidad escondida tras el Covid – 19:

“El verdadero objetivo es el control total, el dominio absoluto de los seres humanos, convertidos en conejillos de indias y esclavos, violando la soberanía y el libre albedrío. Todo esto a través de engaños, travestidos de compromisos políticos.”

La comparecencia de la diputada italiana terminó dirigiéndose al presidente italiano:

“Querido presidente Conmte, la próxima vez que reciba una llamada del filántropo Bill Gates envíelo directamente a la Corte Penal Internacional por crímenes contra la humanidad, de lo contrario, díganos cómo deberíamos catalogar al amigo abogado (refiriéndose a Conmte) que recibe instrucciones de un criminal”

Son pocas, pero cada vez más, las voces disconformes, disidentes e, incluso, rebeldes. No es fácil.

He hablado con profesionales médicos, enfermeros, conocidos de los medios de comunicación más representativos, políticos de diferentes siglas de nuestro país y con gente de Hispanoamérica de los mismos sectores. Si tuviera que resumir mi experiencia con una palabra, sería confusión. Mi opinión más íntima es que se trata de una confusión fingida; un parapeto cimentado en ideas preconcebidas de años. La idea de la “Armonía Universal” vive con mucha fuerza; cada uno la manifiesta a su manera. Incluso gente con ideologías diversas se aferran a ella. Enfrentarse a la realidad es un choque difícil de asumir. No existe ninguna “Armonía Universal”. La experiencia vital es el resultado de una dialéctica permanente de intereses encontrados; en ella, el “boquerón que se duerme, la corriente se lo lleva”, dice el refrán y no se equivoca. Los medios audiovisuales tienen magia, crean nuestra realidad y proporcionan al televidente la impresión de estar bien informado. Es casi imposible mantener, no digo ya cultivar, el espíritu crítico conviviendo día tras día con el televisor y las películas o programas cuyo contenido es una droga evasiva llamada entretenimiento; ese instrumento utilizado para “desconectar”. Lo malo es que al desconectar de los problemas, desconectamos de darles una solución; con el peligro de convertirnos en el boquerón que la corriente se lleva. Pensemos si no ha llegado el momento de desenchufarnos de tanta pantalla extraplana y salir a pasear para hablar con uno mismo o con amigos, familiares, no para buscar la evasión, sino para debatir sobre la realidad de las cosas y romper el cascarón mental en que estamos confinados.

Marcelino Lastra Muñiz

PD:

Cuando me propuse escribir esta serie de artículos sobre lo que llamé el Evento Covid – 19, creo que acerté en los asuntos a tratar de acuerdo al enfoque que pretendía dar a mi análisis; me equivoqué, sin embargo, en la extensión. Tres artículos, a pesar de su amplia largura, son poca cosa.

Por eso, la serie sobre el Covid – 19, continuará en próximos artículos.

Fuentes:

https://www.infobae.com/america/opinion/2020/04/23/la-oms-es-responsable-de-la-diseminacion-del-coronavirus-y-debe-ser-juzgada/

https://dailypost.ng/2020/05/04/bill-gate-offered-house-of-reps-10m-bribe-for-speedy-passage-of-compulsory-vaccine-bill-cupp-alleges/?fbclid=IwAR01kRMqzhAgVRPKfSwvhTuCHHlsGBIqybQ2zXCYdhCwkpd8ckvad0Hp1oY

https://www.laprensa.hn/mundo/1377893-410/tanzania-coronavirus-presidente-pruebas-test-covid-19-animales-positivos

_

Sin tapujos
Marcelino Lastra Muñiz

Etiquetas:

40 Comentarios »

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.