Inicio » Historias Peludas

Semana 1: No idealices la maternidad gatuna

- 18 mayo, 2020 – 09:03Sin comentarios

Historias peludas

Historias peludas es una rúbrica de la asociación Gatómicas que intenta dar voz a los más de 70 gatos tutelados por la asociación. Nace de la exigencia de sensibilizar sobre las consecuencias del abandono animal, así como de compartir con la ciudadanía el precio emocional que pagamos las voluntarias cuando creemos haberlo visto todo y descubrimos que hay más y peor…

Semana 1: No idealices la maternidad gatuna

Me llamo ARHRIEL y soy una de las últimas llegadas a la familia Gatómicas. Tengo 6 meses, estoy sana y soy sociable con otros gatos, aunque ahora mismo estoy demasiado ocupada para socializar. Os estaréis preguntando por qué.

Arhriel

Los gatos somos muy listos pero hay algo que no sabemos controlar: nuestras hormonas. Tanto es así que si el clima “nos acompaña” podemos entrar en celo con solo cuatro meses, o si tenemos suerte, seis. Si nos esterilizan, esta tortura acaba (encima nos salvamos de poder tener tumores en el futuro o de pelearnos por las calles y los tejados) pero, cuando esto no pasa, empieza el infierno.

Vivimos días y semanas de mucho estrés y cuando al final nos apareamos, no hay romanticismo, ni cariño, solo un calvario. El pene de los gatos tiene ganchos en forma de anzuelo que apuntan hacia atrás, que literalmente desgarran las paredes de la vagina durante el apareamiento para que las gatas podamos ovular y el esperma pueda sobrevivir trasportado por la sangre.

Kendal

Si leerlo te ha parecido muy fuerte, piensa lo que es vivirlo…

Como si no fuera suficiente, a los humanos os encantan nuestros cachorritos y os provocan mucho amor y ternura, pero no respetáis nuestra maternidad. Es por esto que solo 4 días después de dar a luz a mis primeros 5 bebes, uno de vosotros se creyó en derecho de arrebatarme 2 y “regalarlos”, como si de juguetes se tratasen.

Littie

No sé si habrán conseguido vivir (si lo han hecho crecerán más débiles y con más probabilidades de enfermar que los demás), me duele pensar lo asustados que estarán, pero yo no puedo parar de luchar. Gracias a las voluntarias puedo y debo sacar adelante a mis otros 3 cachorros.

Mi sueño es que pasados los 2 meses en que pueda criarlos fuertes, sanos y socializando de forma correcta, cada uno de ellos encontrará una familia que los mime y los cuide como si fueran uno más de los suyos. Para mí, deseo un poco de descanso.Me encantaría sentarme en un sofá, con la cabeza en las piernas de un humano y ronronear hasta dormirme.

Zor

Ahriel y sus pequeños serán dados en adopción en dos meses, pero tu puedes hacer que su sueño se cumpla ahora mismo escribiendo a gatomicas@hotmail.com.

Si quieres ayudar, pero no puedes adoptar, te dejamos nuestro:

PAYPAL: gatomicas1@gmail.com

Teaming (1 euro al mes) : http\://www.teaming.net/gatomicas

 O nuestra cuenta, GLOBAL CAJA: ES97 3190 3953 1949 0877 1720

Etiquetas: ,