Inicio » Puertollano

El Santo Voto de Puertollano, símbolo de la unión de un pueblo ante la desgracia

- 27 mayo, 2020 – 13:305 Comentarios

Asociación Cultural Portus Planus.- Este año, la fiesta del Santo Voto de Puertollano cumple 672 años y ha sido declarada Bien de Interés Cultural. Repasemos un poco el origen de esta nuestra más antigua e importante tradición.

Fue en 1348 cuando la peste negra llegó a Castilla. Esta epidemia, de la que apenas se conocía su origen y no se conocía cura, seguramente ha sido la más mortífera de la historia, de las que tenemos constancia. En Europa, se llevó la vida de más de un tercio de la población, varios millones de personas, y en Puertollano también hizo estragos. Según nos cuenta nuestro paisano el doctor Alfonso Limón en su obra “Espejo cristalino de las aguas de España”, escrito unos 330 años después del hecho, la villa de Puertollano hizo un voto a los desposorios de la Virgen y de San José, celebrándose el octavo día de la Ascensión de la Virgen a los cielos. Se daba una limosna de pan y de carne. Sigue relatando nuestro paisano sobre la fiesta del Santo Voto, que era “antiquísima su solemnidad, y se votó en una peste en que sólo quedaron trece casados en dicha Villa los cuales hicieron este voto”.

En estos casi siete siglos de historia, nuestra festividad más importante ha cambiado bastante, tanto en su forma como en su organización. Pero no vamos a recordar cómo ha evolucionado la fiesta, sino que nos vamos a centrar en su origen y en lo que ha quedado hoy en día.

Su origen pudo tener dos connotaciones: o bien ser un ruego a la Virgen y a San José para que parase la epidemia de la peste o bien ser una ofrenda que se hizo tras el término de la pandemia. En cualquier caso, son los ciudadanos de la villa de Puertollano, los que sobrevivieron a la peste, los que hacen este Voto, que en un principio consistió en que cada año darían pan y carne (de vaca) una vez al año a todos los necesitados y pobres de la ciudad. Era un modo de dar gracias por sobrevivir a la enfermedad.

No fue ni la primera ni la última epidemia, aunque seguramente fue la más mortífera de nuestra localidad.

 En 1486 hubo en Puertollano otra gran enfermedad que se llevó por delante muchas vidas y es cuando el pueblo de Puertollano hace su segundo Voto, que fue el de erigir una ermita a la Virgen, actual iglesia de la Virgen de Gracia.

A lo largo de la historia ha habido más epidemias que han asolado nuestra localidad y justo este año, por desgracia, otra epidemia ha asolado nuestra población. No ha sido tan mortífera como la peste de 1348, pero se ha llevado a muchos de nuestros paisanos y a otros muchos los ha dejado con secuelas. Pero los puertollanenses, una vez más, seguiremos recordando a los que nos han dejado, ahora o en 1348, de una u otra forma.

Los ciudadanos de Puertollano, tras esta última pandemia, deben de unirse, apoyarse mutuamente. Hay que dejar los egoísmos y abrir la puerta a la empatía. Son muchas las familias que han sufrido mucho por la pérdida de sus seres queridos o por los estragos del COVID19 en sus organismos. Llevamos tiempo sin abrazarnos, sin darnos el amor que necesitamos unos de otros, y pronto llegará ese momento en el que todos podremos abrazarnos y recordar a los seres queridos que nos han dejado.

El Voto de Puertollano a partir de este año debería cambiar. La Historia se repite, aunque pronto la olvidamos. El Voto debe ser símbolo de unión, de confraternización, de apoyo al necesitado, al que ha perdido el empleo, al que ha tenido que cerrar su empresa, al que ha perdido a un familiar, al que ha tenido que estar aislado en una habitación quince días sin poder tener contacto ni con su familia. El Voto simboliza la unión de un pueblo ante la desgracia. Simboliza un acto de empatía hacia los que han sufrido o los que sufren. Ese debe de ser el valor principal de nuestra más antigua y grande festividad.

 Textos adjuntos:

  1. Artículo del periódico Lanza de 1943, donde se nos describe cómo se celebraba la festividad en los primeros años de la Dictadura.
  2. Un fragmento de la obra Gervasio Montero “Impresiones de un viaje a Baños. De Madrid a Lisboa” publicado en 1872.
Etiquetas: , , , ,

5 Comentarios »

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.