El Comité de Empresa de RSU Ciudad Real pide la dimisión de la gerencia por incumplimiento del convenio colectivo

Comunicado.- Durante el Estado de Alarma, fueron considerados parte de los héroes que trabajaban en primera línea de batalla. Sin embargo, el Comité de Empresa que representa a más de 260 trabajadores del Consorcio de Residuos Sólidos Urbanos (RSU) de la provincia de Ciudad Real, formado por CSIF, USO, CCOO y UGT, resalta que pese a todo la única recompensa recibida ha sido la vulneración de sus derechos laborales.

Por ello, el Comité exige, por consenso y unanimidad, la dimisión de la actual directiva de la empresa pública por incidir reiteradamente en el incumplimiento tanto de varios de los puntos contemplados en el Convenio Colectivo de la empresa pública, así como de buena parte del acuerdo establecido tras la convocatoria de huelga de 2018, donde la presidencia de aquel periodo se comprometió a asumir una serie de mejoras laborales que, a día de hoy, no se han cumplido.

Con vistas en esto, los representantes sindicales subrayan que los abusos de autoridad del actual gerente son los que han llevado a incongruencias como la creación de un nuevo contrato de trabajo para las incorporaciones recientes, donde se modifica la jornada laboral habitual por una de siete días semanales a repartir de lunes a domingo, festivos incluidos.

En este sentido, el Comité no solo considera que la existencia de dos contratos distintos dentro de una empresa pública con convenio único es impensable y discriminatoria, sino que además esto perjudica la conciliación laboral y familiar de los empleados al tener que someterse a la modificación arbitraria de sus horarios por los jefes de planta, que recurrentemente cambian rutas, horarios y turnos sin avisar con el fin de no asumir pluses complementarios, pese a que cualquier modificación es competencia de la comisión paritaria.

Asimismo, los sindicatos subrayan que la plantilla de RSU Ciudad Real afronta una falta de personal que lleva a la directiva del Consorcio a amenazar a sus empleados con trabajar de forma obligatoria los domingos, día que desde hace 30 años se mantiene de forma consensuada como jornada de descanso.

Por otro lado, señalan que los trabajadores del Consorcio también se enfrentan a otras injusticias como la realización de rutas en solitario, que se acordó que se suprimirían tras la movilización ciudadana de 2018; a tener que reclamar constantemente el abono de las horas extras trabajadas en 2019 y otros pluses comprometidos, y a asumir una escasez de EPI que les obliga a trabajar con una misma mascarilla durante cinco días, entre otros aspectos.

Por tanto, desde el Comité de Empresa alientan a que se modifique la directiva de esta empresa pública que no cumple con la palabra comprometida con sus trabajadores pese a ser un colectivo fundamental para la ciudadanía que, por si fuera poco, ha ejercido durante los peores meses de la pandemia aun con el riesgo que esto podría suponer para su integridad y la de sus seres queridos.

En caso contrario, los sindicatos representados advierten que se procederá a las actuaciones que sean convenientes en pos de la recuperación de los derechos laborales de los trabajadores de RSU Ciudad Real.

Relacionados

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img