Inicio » Sin tapujos

Covid -19: Análisis de los hechos

- 17 septiembre, 2020 – 08:2323 Comentarios

Las filias y fobias hacia el Gobierno actual pueden jugarnos una mala pasada colectiva. No se trata de ensalzar o vituperar a nadie por más méritos o deméritos acumulados en su haber. Se trata de averiguar la verdad, por encima de partidas o banderías. Al menos, indicios racionales nacidos de una reflexión lo más objetiva y desapasionada posible, que aporten algo de luz a deseables investigaciones posteriores.

Propongo un análisis de los que considero los hechos más notables.

A los efectos de este artículo, es indiferente si el virus es natural o consecuencia de una investigación quimérica; procedente de China o de otro lugar. Incluso carece de importancia que haya sido, o no, aislado y el debate al que solo ese hecho podría dar origen. Aceptamos su existencia y la enfermedad que comporta.

Vayamos a los hechos posteriores

Voy a distinguir entre a) hechos relacionados con la logística y la organización y b) hechos de trascendencia curativa.

  1. Hechos logísticos y organizativos

1.-La inexistencia de material de protección para los sanitarios y otros sectores: ¿Sólo incompetencia?

2.-Falta de apoyo a la atención primaria: ¿Sólo incompetencia?

3.-Errores encadenados para adquirir material médico y de protección: ¿Sólo incompetencia?

  • Hechos de trascendencia curativa

4.-Prohibición de hacer autopsias: ¿Sólo incompetencia?

5.-Muertes masivas en las residencias de ancianos: ¿Sólo incompetencia?

6.-Uso de las pruebas “PCRs” como herramientas de diagnóstico: ¿Sólo incompetencia?

7.-¿Cómo se averigua que las muertes las causa el Sars Cov -2?

8.-¿Cómo se detecta a un enfermo asintomático?

¿Es razonable atribuir la falta de equipos médicos y de protección a la imprevisión o falta de pericia?

Opino que sí. Las decisiones tomadas podrían encuadrarse en el apartado de mala gestión.

¿Fue razonable el retraso en las compras de los mismos?

Podría haberlo sido a causa de la fuerte competencia de los mercados internacionales. En este sentido, las decisiones podrían enmarcarse -como en el punto precedente- en el apartado de mala gestión.

¿Fue razonable rechazar la colaboración de Inditex?

Bajo ningún concepto. Esta decisión no puede justificarse como impericia o inexperiencia del equipo de Gobierno. Rechazar la ayuda de alguien experimentado y contrastada solvencia en el principal mercado proveedor de los artículos necesitados, con la consecuencia que la carencia de los mismos tuvo entonces en el personal médicosanitario y otros, es difícil catalogarlo como un mero error de gestión.

Si entendemos como razonable aquello que haría cualquier persona promedio en una determinada situación, si un inexperto y/o incompetente rechazara la ayuda desinteresada de alguien de reconocido prestigio, a mi entender, esta decisión no podría aceptarse como una incompetencia más.

Rechazar la colaboración de Inditex es difícil de entender como sólo un error de gestión.

¿Fue razonable recurrir a intermediarios de dudosa cualificación para adquirir los equipos citados?

No, y esto por varios motivos:

La única explicación para rechazar a Inditex hubiera sido disponer de otra alternativa mejor, no lo contrario, como sucedió.

La fuerte concurrencia internacional exigía recurrir a los mejores, no a empresas dudosas. Ninguna persona razonable hubiera actuado así. Esta decisión es difícil encuadrarla como otra incompetencia más. A mi entender, no fue sólo un error de gestión.

¿Fue razonable menospreciar la importancia de la atención primaria?

Algo que ha destapado la Covid -19 es que los médicos ya no actúan con autonomía profesional. Lo hacen como operarios de una cadena de producción, donde la solución de las patologías de los pacientes ya no depende de su facultad soberana, sino a lo establecido en un manual operativo: los llamados protocolos, que no son otra cosa que los conocidos procedimientos fabriles “tayloristas” adaptados al mundo de la salud humana. Un médico con bastantes años de profesión puede arriesgarse a sortear el protocolo, sabiendo que si hay un problema deberá afrontarlo solo aunque antes haya tenido innumerables éxitos, mientras que si el protocolo llevara incluidas manipulaciones o prescripciones farmacológicas con resultados indeseados –como veremos en el siguiente punto- los médicos estarán respaldados.

El protocolo como eje de la medicina actual. Este es el paradigma en vigor.

En este paradigma, los medicamentos se incluyen o retiran del recetario del facultativo según criterios superiores.

¿No se trataba de evitar el colapso de los hospitales?; entonces, ¿por qué no se reforzó el papel de la atención primaria?

Un aspecto clave en el sistema sanitario español es su extensa red de atención primaria. No sucede con la red hospitalaria, donde el ratio de camas por habitante nos sitúa en lugares inferiores dentro del escalafón internacional. Cualquier persona con un raciocinio moderado hubiera entendido que el parachoques estaba en aquélla no en ésta. Hasta un ciego lo podría ver.

¿Otra incompetencia más?

Aceptando una manifiesta incapacidad de los responsables de la salud pública, podría aceptarse en los primeros días; muy difícil de justificar, después. Por ello, está pésima forma de organizar el sistema, no fue, a mi entender, otro error, uno más, imputable a la mala gestión.

¿Fue razonable prohibir las autopsias?

La autopsia es el oráculo para determinar la causa de cualquier muerte. Prohibirlas servirá para sumir en la confusión a los médicos a la hora de enfrentar a los afectados por una enfermedad nueva.

Precisamente, ese componente de novedad hace inexplicable la decisión tomada por la OMS y acatada por las diferentes autoridades sanitarias de los Estados.

La OMS tomó dos decisiones letales: Prohibir las autopsias y establecer un protocolo con el uso de respiradores como medida estrella. La combinación de ambas dejó la primera estela de muertes.

Los respiradores aplicados, además, a una presión inadecuada llevaron al límite las inflamaciones pulmonares, produciendo la muerte; porque se trataba de inflamaciones pulmonares acompañadas, en algunos casos, de trombos; pero no se supo hasta que médicos forenses italianos infringieron la prohibición de no hacer autopsias.

El Dr. Pascuale Bacco fue uno de esos forenses. Al observar el organismo de los cadáveres se percató de las consecuencias letales del protocolo de los respiradores emanado de la OMS. De los resultados de dicha decisión pueden extraerse algunas conclusiones: La principal de todas, que la concentración del poder fue catastrófica.

¿Cuánta gente hubiera muerto por mala praxis sin la insumisión de los forenses italianos?

En esta locura de la Covid -19 se ha calculado casi todo, excepto los fallecimientos que hubieran llegado a producirse si todos los forenses del mundo se hubieran cruzado de brazos, obedeciendo una orden absolutamente ilógica y anticientífica.

Se argumentó que la prohibición pretendía evitar riesgos desconocidos a los facultativos. El forense italiano refutó con claridad el sinsentido de la premisa: Un virus, como todo médico sabe, es un parásito, y un parásito es incapaz de vivir por sí solo, necesita a otro ser vivo, no a un ser muerto, luego la justificación para no hacer autopsias no se sostiene científicamente; se pretendía que no se supiera la verdad, dijo con palabras parecidas.

La realidad es que la acción conjunta de los respiradores y el acatamiento irracional de la instrucción de la OMS estuvieron relacionados con la destrucción de muchas vidas humanas. Más que la Covid -19, en muchos casos fue la mala praxis.

¿Fue razonable que las comisiones asesoras de los gobiernos aceptaran sin rechistar el mandato de la OMS, por más que los países miembros estén obligados a acatar sus resoluciones?

No, no lo fue ¿Acaso no sabían que los virus son parásitos y que no sobreviven a la víctima? Por lo que se ve, los únicos que aprobaron esa asignatura fueron los italianos insumisos.

¿Nadie le ha preguntado a ese tal Simón si sabe algo tan básico? Si no lo sabe, ¿qué hace ahí?; y si lo sabe y sabía, ¿por qué no actuó científicamente?; y si lo hizo, y la decisión de prohibir las autopsias fue política, debería haber dimitido y explicar a la opinión pública la verdad.

La prohibición de las autopsias es un hecho insólito. Según el Dr. Bacco, únicamente puede entenderse bajo el prisma de la ocultación premeditada. Este valiente forense no dudó en calificar de corrupto al gobierno italiano; calificativo aplicable ¿a quién no?

¿Fue razonable abandonar a los ancianos a su suerte en las residencias?

No, ni médica ni moralmente. Esta sociedad que ha incorporado a su vocabulario términos como visibilidad y vulnerabilidad, decidió abandonar a quienes más necesitaban de su apoyo y refuerzo. Cuesta reprimir calificativos acordes con este comportamiento.

No reforzar la atención primaria facilitó la saturación hospitalaria y ésta obligó a establecer prioridades sobre los pacientes a quienes atender. Nuestros mayores fueron descartados. Es llamativo que a pesar de que las autoridades sanitarias observaran que estaban condenando a miles de ancianos, no movieran un dedo para reorganizar el sistema ¿En qué estaban pensando?

En este mundo poscristiano y utilitarista que organiza el sistema de salud como una cadena de fabricación, las personas apenas son unidades de producción y el control de calidad aparta a las de menor vida útil. No seamos hipócritas ¿En qué consiste el triaje, si no? ¿Era la única opción para salvar a productos con mayor potencial de explotación vital? Cuando el frente de batalla, es decir, la atención primaria, se ha infrautilizado, por no decir marginado, la saturación se hacía inevitable y con ella la selección de a quién salvar y a quién no ¿Torpeza? ¿Otra torpeza más?

Las residencias de ancianos son eso, residencias, no clínicas; ni siquiera una casa de socorro de la posguerra.

Calificar el abandono a su suerte de nuestros mayores como otro error de gestión me parece inadmisible. Cualquier persona promedio tendría la consciencia suficiente para atisbar el enorme riesgo que actuar así tendría para sus vidas.

¿Es razonable utilizar una PCR como herramienta de diagnóstico?

No. Primero, porque la propia OMS ha tenido que reconocerlo; segundo, porque el propio Ministerio de Sanidad lo afirma en su página web; tercero, porque su creador y premio Nobel de Química por el hallazgo, Kary Mullis, lo dijo claramente. Las PCRs son inespecíficas. Apenas detectan 200 nucleótidos de los casi 30.000 que debería tener el virus. Dar positivo en el test no significa nada; la reacción podría darse con otro virus de la familia de los coronavirus o, incluso, con otro distinto. Sin embargo se sigue identificando a un positivo PCR con un contagiado; esto es un enorme error ¿Por qué se actúa así? ¿Otra incompetencia más? Señoras y señores, el Gobierno podría estar integrado por la gente más inútil del mundo -es una posibilidad, por eso digo podría y no, podrá- pero tiene a su disposición a los mejores especialistas del país o del exterior, si se lo propusiera.

La utilización de las PCRs como instrumento diagnóstico, tanto por el gobierno de la nación como de las CC.AA., es incomprensible y no es razonable considerarlo sólo un error de gestión.

¿Cómo se averigua que las muertes las ocasiona el Covid -19?

En el mejor de los casos, mediante un instrumento desprestigiado: los reiterados PCRs; cuando no, por síntomas similares a los de un resfriado, gripe o alergia.

Lo inespecífico del test contamina la fiabilidad de sus resultados. Esto no es una especulación, es un hecho científicamente cierto. Cuantas más pruebas se hagan más falsos positivos saldrán, mayor será la alarma social y mayores las restricciones a las libertades individuales y colectivas.

¿Cómo se detecta a un enfermo asintomático?

Me limitaré a reproducir las palabras del Presidente del Colegio de Técnicos Superiores Sanitarios de la Comunidad Valenciana a EL Mundo –Anexo 1- informando de los resultados del rastreo en dicha Comunidad:

“(…) los positivos asintomáticos, en la práctica, no están contagiados. Una cosa es haber sido infectado, es decir, haber tenido contacto con el SARS COV-2, pero si tus anticuerpos actúan y tú no desarrollas la enfermedad en un período de entre 10 y 14 días, no deberías ser considerado como contagiado”

Añade que “la terminología genera en ocasiones confusión a la hora de informar”; esto mismo lo acabo de afirmar supra y en otros artículos al manifestar que un positivo de PCR no es equivalente a un infectado/contagiado.

La misma persona pone como ejemplo el caso de Benigámin, el municipio valenciano sobre el que se dictaron medidas restrictivas por detectar un brote de casi 100 personas.

“En este pueblo hubo unas 70 PCRs positivas, pero contagiados hubo realmente tres o cuatro (…) sólo dos acabaron ingresados en el hospital y otro par fue mandado a casa a recluirse con sintomatología leve (…)”

“Si comparamos las PCRs positivas con el número de ingresados, no hay correlación. Generalmente si realizas un millar de PCRs, el porcentaje de positivos suele rondar el 10%, pero de esas 100 personas suelen enfermar sólo 12 o 14”

En otras palabras, lo que está diciendo es que entre el 86 y el 88% de los PCRs positivos suelen ser falsos positivos. Algo ya sabido por la comunidad científica ninguneada por los medios masivos y que ha venido repitiendo hasta la saciedad. De hecho, a fecha de hoy, la política informativa sobre el Covid -19 sigue la pauta del más puro terrorismo informativo.

¿Otra incompetencia más?

Recapitulación y conclusiones

A mi entender, la marginación de la atención primaria, los errores encadenados en la adquisición de los equipos sanitarios y de protección, junto con la prohibición de hacer autopsias, el abandono de los ancianos en las residencias, utilizar las PCRs como herramientas diagnósticas equiparando al positivo con un enfermo y considerar a los asintomáticos como peligrosos vectores de infección, ha tenido consecuencias nefastas; no somos conscientes de su alcance y magnitud, ya que estamos en medio de un proceso inacabado.

Los estudiosos del comportamiento humano han podido apreciar con un caso verídico la obediencia irracional, ciega, de los seres humanos en esta época poscristiana.

Todo, menos poner en peligro una silla, un puesto, unos galones.

Los ejemplos más paradigmáticos los encontramos en el clamoroso silencio de los colegios médicos, a quienes se debió olvidar el papel insustituible de las autopsias y callaron o hablaron tan bajo que nadie los escuchó ¿No vieron los facultativos los efectos perniciosos de los respiradores? Sus quejas, y no muchas, fueron para denunciar la carencia de los equipos de protección, los conocidos EPIs, pero de las fatales consecuencias del protocolo estrella que ellos debían ver diariamente sólo nos enteramos por la valiente insumisión de unos pocos –muy pocos- forenses italianos.

El mito del valor supremo atribuido al veredicto democrático de la mayoría fue, una vez más, puesto en entredicho por la acción comprometida de una reducidísima minoría. Es para reflexionar: Qué fácil resulta intimidar, atemorizar, manipular y condicionar el comportamiento de las masas en esta época, insisto, poscristiana.

¡Qué decir del abandono de los ancianos!

Mientras unos dictaban las órdenes, otros las cumplían con la prolijidad del funcionario obediente. Un ejemplo más de la banalidad del mal denunciada por Hannah Arendt al referirse al funcionario nazi tan preocupado en cumplir con precisión las órdenes que no advertía las barbaridades que acarreaban.

En los hechos analizados, he obviado conscientemente los de carácter más político, como la autorización de las manifestaciones y concentraciones del 8M o el no cierre de fronteras.

De los analizados, resulta complicada su catalogación como simples actos de incompetencia, sólo errores de gestión.

La Covid -19, más que una enfermedad – o además de – es un evento y este evento tiene un calificativo.

Trataré de explicarlo en el artículo próximo.

Marcelino Lastra Muñiz

mlastramuniz@hotmail.com

Anexo 1:https://amp.elmundo.es/comunidad-valenciana/alicante/2020/09/

11/5f5a02aafdddff351c8b4666.html?__twitter_impression=true&s=09

_

Sin tapujos
Marcelino Lastra Muñiz
mlastramuniz@hotmail.com

23 Comentarios »

  • Pájaro Espino dice:

    Y ahora te das cuenta del calamitoso estado en que nos dejaron de material y personal a la Sanidad Pública mientras se hacían y se pagaban autovías sin coches, entre otras barbaridades…?, qué pena que no lo hayáis visto antes para evitar las carencias en las que nos ha sumido esta maldita pandemia sanitaria mundial. Nuestro país no se merecía desmantelar una Sanidad Pública tan necesaria. ¿sólo incompetencia o corrupción? ¿o las dos juntas?.

    Imagino que a la mayoría de las preguntas te contestarán desde 17 CC.AA. distintas tanto con su sanidad transferida como sus gestiones de Residencias de ancianos. ¿sólo incompetencia o llenarse los bolsillos sin prestar la debida atención y necesidades de nuestros mayores?.

    Te imaginas que hubieran estado tomando decisiones sobre esta pandemia sanitaria un imaginario gobierno de toreros, militares chusqueros de antaño, y chiringuiteros?… Yo no quiero ni pensarlo.

    Todos queremos contestaciones. Y espero que alguien debidamente cualificado al respecto te las pueda contestar con hechos reales. Ojalá veamos en el trullo a quien se lo merezca.

  • AMSG dice:

    Qué artículo. Te has explicado maravillosamente y diría que se puede haber experimentado lo que describes en él y es quizás por ello por lo que resulta convincente. Fueron meses de confinamiento pero de gran conciencia de los hechos que describes.

    Enhorabuena pero tengo interés en que traslades tus conclusiones sobre qué es realmente lo que ha provocado la muerte de tantas miles de personas solo en España. Que buena parte se deba a la nefasta gestión es simplemente el resultado de un nexo causal entre lo que describes y la muerte de más de 50.000 personas. Un nexo causal que explica que tengamos una de las mayores tasas mundiales de fallecidos.

  • pepe dice:

    Qué gran virólogo, epidemiólogo, médico, enfermero, anestesista y gestor sanitario se está perdiendo este país.
    Además de enorme ingeniero, economista, político, historiador y filósofo.

    Cuánto le debería este país si contara con Marcelino como plenipotenciario del Estado. Cuánto!!!!!!.

  • Ángel dice:

    Bien, Marcelino. Tienes buen criterio. Y das motivo para reflexionar. Tú mismo reflexionas y tienes sentido crítico. Eso nunca lo ha tolerado el fascismo. Por eso te critican tanto, o pretenden hacerte el vacío. Cinismo y envidia. Sigue escribiendo. Llenas un hueco en este digital.

  • Charles dice:

    Hay que ser cauteloso porque la ansiedad está llena de suposiciones…..

  • Luismi dice:

    Y, por eso,…..debida a tanta ¿sólo incompetencia? la derecha madrileña recalcitrante pide con tanta ansia que el Gobierno retome las riendas en la Comunidad de Madrid. Sois de lo que no hay¡¡¡.

    • Luismi dice:

      …qué falta de respeto del Gobierno Autonómico de Madrid, con las peores cifras del mundo, a sus perrocacerolas después de pedirles que salieran en manada por el centro a pedir que las decisiones se tomaran por Ayuso y su troupe. No tengo palabras, quizás las tengas tú…Lastra.

      • Madrileño dice:

        Pero qué dices si Barajas depende del Gobierno y durante todo el año ha sido el coño de la Bernarda!! Si hablamos de las costumbres de buena parte de esa inmigración que ya casi sólo os vota rojo!!! Ni una puta mascarilla utilizan en los parques cuando se juntan. Entérate rojo que el Covid se expande en los barrios que votan rojo o morado. Normal el virus es rojo comunista de mierda como tú.

        • Luismi dice:

          Soy de izquierdas (rojo), no soy comunista,…. y la mierda en todo caso eres tú. A Ayuso se le acaban los truquitos y las escusas y al final pide ayuda al gobierno central…, o sea, que tenéis en el gobierno autonómico una mierda de incompetentes tan grande como tú.

          • Madrileño dice:

            Aragon, Cataluña, País Vasco, La Rioja y por supuesto Castilla La Mancha no están mejor. Allí los sociatas o los socios. Y en Madrid además en los barrios y ayuntamientos donde más os votan.

          • Monaguillo dice:

            No le tomes en serio, es el Obseso, que debido a estar encerrado por el confinamiento se ha quedado gilipollas del todo. Tu veras si se habrá quedao colgao que se ha pasado al anonimato que tanto criticaba…

          • Madrileño dice:

            Tú eres gilipollas o simplemente te drogas? Obseso lo serás tú. Yo describo la realidad Rojo Goebbles.

          • Luismi dice:

            Pobre cabezahueca…está Angelmanuelao total.

          • Madrileño dice:

            Sois como Goebbels. Con vosotros todo es propaganda, señalamiento y manipulación. Sois un panda de mafiosos.

          • Luismi dice:

            Acabas de definir a los de tu derecha perniciosa. Bravo¡¡

          • Madrileño dice:

            Qué derecha y qué carajo, la realidad. Sacamos conclusiones. No podéis pretender pensar por nosotros fascistas.

  • Javi dice:

    Luismi a que tú como Charles estais a sueldo del PSOE?? Tomarnos por tontos debe estar pagado porque si no no se explica.

    Ah por cierto, ya se sabe por donde entró el coronavirus en España. A través de Vitoria y Madrid en febrero procedente de ITALIA. Anda que se sabía y lo veíamos en las noticias y sin embargo os dió igual y no cerrásteis fronteras.

    Deberíais estar en la cárcel por ineptos y criminales.

    • Luismi dice:

      Eso espero Javichuelo, que alguien pise la cárcel por inepto/a y/o criminal por sus negligencias en esta pandemia sanitaria.

      Por cierto, el que está a sueldo de la derecha retrógrada eres tú, ¿a que sí?. Se cree el ladrón……

      • Javi dice:

        O sea que lo estás. El chiringuito se acaba SociaLISTO.

        El PSOE ya solo es mafia porque es una gran agencia de enchufes y aunque sea llevándonos a la miseria más absoluta y a la guerra no puede dejar de serlo. Ojalá os pase aquí lo que a los socialistas griegos.

        • Javi dice:

          En Grecia os echaron a vosotros y a los comunistas y anarquistas y qué causalidad han sabido controlar la pandemia!!!

          El autor de este artículo tiene razón. El desastre lo es en buena parte por culpa de vuestra gestión.

          El coronavirus vino de Italia!!! En febrero!!!

          • Madrileño dice:

            Bien sabíamos todos Javi lo que se avecinaba. También ellos.no hicieron nada. Los controles en Barajas siguen siendo de risa. Y en Barajas no manda Ayuso.

            Son unos sinvergüenzas.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.