Inicio » Ciudad Real

La plena inclusión queda lejos

- 1 diciembre, 2020 – 08:564 Comentarios

Ángel Luis Colado.- La plena inclusión está tan lejos como el pleno empleo, no se producirá desde luego en los diez años que la nueva Ley de Educación otorga a los centros ordinarios para dotarse de los recursos suficientes para cumplir sus objetivos en materia de inclusión.

El problema principal queda aun fuera de la escuela, pues hay que cambiar la cultura excluyente que tenemos impregnada en el ADN de nuestro modelo social, y eso llevará décadas siendo optimistas. Pero admitiendo que queda lejos la plena inclusión, la nueva Ley de Educación es un paso hacia adelante.

Pero para entender, al menos una parte de la inclusión, la más sencilla de conseguir, comencemos por el principio. Hagamos la foto de la educación primaria en nuestra ciudad. Realizada la foto con distancia vemos un escenario de multisegregación. Una primera brecha entre concertada y pública que separa por origen, por clase económica y por atención a la diversidad. Una segunda brecha entre colegios de la misma titularidad (pública o privada). Una tercera brecha para los centros de atención especial (ni siquiera especializada) que rompe en dos la sociedad entre los que podrán y los que no podrán.

Quizás la foto está tomada con demasiada distancia y se podría suponer que la imagen mostrada solo se encuentra en la cabeza del que suscribe el artículo. Hagamos zoom en la imagen para verla algo más clara.

En la ciudad hay 16 los colegios públicos de educación ordinaria que acogen al 64% de los escolares matriculados y 6 colegios concertados  que acogen el 36% de las matrículas de escolares de ordinaria.

No existen datos de reparto de familias en los colegios por nivel económico, pero si existen datos del número de becados por colegio, que indudablemente dan información sobre como se reparten en los distintos colegios los alumnos de familias con mayores dificultades económicas. Según los datos de la Consejería un 25% del alumnado de educación primaria en Ciudad Real recibe algún tipo de beca, tanto de libros como de comedor y su reparto es muy desigual entre la concertada y la pública. Mientras la pública acoge al 87% de los alumnos becados, la concertada solo acoge al 13% de los becados.

Si siguiéramos haciendo zoom, veríamos que las diferencias dentro del segmento de la educación concertada son muy significativas, al igual que lo son las que existen dentro de la educación pública. Especialmente heterogénea es la situación en la educación pública, con colegios que van desde el 10% de sus alumnos becados hasta colegios con el 100% de sus alumnos becados.

Dejamos fuera del zoom la educación especial que merece un artículo aparte y veamos que implicaciones tiene esta imagen sobre la educación y sobre la calidad de vida en la ciudad. Para conocer esas consecuencias se puede acudir a informes de expertos, como por ejemplo el informe “Equidad y calidad de la educación: Apoyo a estudiantes y escuelas en desventaja” publicado por la OCDE en 2012. En este informe la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos alerta que los estudiantes de entornos socioeconómicos desfavorecidos tienen una probabilidad dos veces mayor de manifestar un rendimiento bajo y que la falta de equidad e inclusión puede llevar al fracaso escolar. Por otro lado el informe asocia la reducción del fracaso escolar a sistemas educativos que combinan calidad con equidad.

En defensa de una sociedad más justa y sobre todo del bien de todos los niños y niñas que tienen derecho a una educación plena, la Administración tiene el deber de potenciar una educación equitativa, y eso implica una redistribución del alumnado y de los recursos, que afecta profundamente a la educación concertada, pero también a la pública. Se debe acabar con las trabas económicas que algunos colegios concertados utilizan para filtrar su alumnado, vía comedores y vía cuotas obligatorias escondidas detrás de su opcionalidad. También se debe acabar con la segregación dentro del espacio de la educación pública, dedicando recursos a los centros que más necesidad tienen de ellos.

La nueva Ley de Educación tiene carencias, pero en las cuestiones centrales del debate que se ha generado en torno a ella durante estas semanas, es un paso adelante en cuanto a la mejora de la equidad como uno de los grandes pilares de la educación. Los debates interesados y manipulados que solo ofrecen consignas y no ofrecen argumentos no deben parar la implantación rápida y eficaz de sus propuestas. Cientos de miles de familias, estaremos apoyándola, con nuestros brazos, nuestras ideas y también nuestra crítica, siempre constructiva.

Etiquetas:

4 Comentarios »

  • paco dice:

    Muy bien, más cuotas y más imposiciones.
    Esto es como todo, en los barrios donde la vivienda sea cara es normal que no hayan muchos alumnos con rentas bajas. Lo mismo ocurre en los barrios marginales, no habrá muchos alumnos con rentas altas porque a la que puedan abandonan el barrio.
    No estaría mal que para dar ejemplo en todo esto la ministra de educación se fuese a vivir a la cañada real y mande a sus múltiples viviendas a pobres como la arabe del BMW y el Porche.

  • Charles dice:

    Lo cierto es que la ‘LOMLOE’ limita privilegios, elimina guetos y devuelve la educación pública al lugar del que nunca debió ser desviada……

    • Angel dice:

      La LOMLOE es solo papel. La tarea de transformación en base a las leyes tiene que hacerla la Administración, y está aun por ver que la Consejería de Educación de CLM consiga eliminar la actual situación. La ley anterior daba algunos instrumentos que no se han utilizado. La actual da instrucciones más claras, pero hace falta mucha voluntad política para modificar el status quo en una ciudad y una región conservadora.

  • Censor dice:

    Desde el principio muestra la superioridad moral del que excluye otras miradas o pensamientos distintos sobre la educación. Señala a la sociedad culpable por ser, por llevar en su ADN el pecado. La solución se me antoja muy de cámara de gas o Gulag. Hay que hacer un hombre nuevo.

    Si la concertada acoge al 13% de los alumnos becados, frente al 87% de la educación pública, esto significa que los padres de la concertada pagan las becas de los alumnos de la pública. Un ejemplo de solidaridad.

    Hace una acusación gravísima al afirmar
    la existencia de «trabas económicas que algunos colegios concertados utilizan para filtrar su alumnado». La matriculación en un colegio concertado es exactamente igual de libre que en uno público.

    Equidad es dar a cada uno lo suyo. Si un alumno se sacrifica y estudia, debe obtener mejor nota. La equidad socialista es obtener el bachillerato suspendiendo.

    El problema de la educación en España es que se utiliza para propagar ideología y adoctrinar. Hay lugares donde los niños no pueden educarse en español. La historia que se enseña es memoria impuesta por ley o manipulación nacionalista. Se enseña a los niños a distinguir géneros sexuales invadiendo ámbitos exclusivos de la familia.

    Y no aplica el zoom a la educación especial. No vaya a verse con claridad la infamia.

    Educación pública en libertad, que premie el esfuerzo. Libertad de elección de centro. Competencia entre colegios, fuera funcionarios acomodaticios. Si se expulsa la religión del currículum, que se expulse cualquier otra ideología de género que pretenda sustituirla. Premio a los mejores y promoción de la élite que luego ocupe los trabajos y responsabilidades sociales más altas. Que los mejores hagan a la empresas mejores y haya mayor prosperidad y riqueza que beneficie a toda la sociedad.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.