Inicio » Descubriendo nuestro patrimonio provincial

El Carbonífero de Puertollano: la peculiaridad del futuro Geoparque Volcanes de Calatrava

- 30 enero, 2021 – 10:00Sin comentarios

Carlos Sanz.- Dentro del patrimonio geológico incluido en lo que será el Geoparque Volcanes de Calatrava no solo destacan edificios volcánicos, lagunas, hervideros, fuentes o centros de interpretación. También, se está trabajando en la conservación y puesta en valor de monumentos naturales protegidos que serán un atractivo para el geoturismo, esa modalidad emergente que encuentra en el turismo de naturaleza y la geología un nuevo revulsivo para visitar destinos.

El pasado 26 de noviembre de 2019, el Consejo de Gobierno de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha aprobaba el inicio del procedimiento para la declaración del Carbonífero de Puertollano como Monumento Natural. En total, se protegerá una superficie cercana a las 48 hectáreas que integrará tres unidades territoriales, las cuales albergan manifestaciones paleontológicas del Carbonífero de Puertollano.

Muestras de fósiles asociados al carbonífero (Museo Cristina García Rodero)

Estas manifestaciones están localizadas en la cuenca minera, muy presentes en los distintos estratos y cortes de las capas de carbón que durante tantos años se explotaron. Según refleja el propio decreto de aprobación, la cuenca carbonífera de Puertollano es la que representa la mayor información sobre vertebrados de toda España. En todo este tiempo, se han estudiado abundantes fósiles que han recibido nombres científicos con la toponimia de Puertollano, caso del Omphalophloios puertollanense, Pecopteris puertollanensis, Puertollanopus microdactylus, etc.

Mapa topográfico del monumento natural Carbonífero de Puertollano

Los expertos no dudan en que la cuenca puertollanense es clave para obtener datos valiosos con los que entender la paleogeografía y bioestratigrafía de las cuencas carboníferas europeas. Hasta ahora, se han llevado a cabo estudios de numerosos grupos de organismos, desde plantas hasta vertebrados como por ejemplo anfibios primitivos o tiburones xenacántidos. Todo aquello quedó fosilizado por enormes explosiones volcánicas, al estilo de lo que ocurrió en Pompeya, y a todo este entramado se le conoce como el Carbonífero de Puertollano. Pero no solo nos encontramos con restos fósiles; también hay una red de edificios volcánicos repartidos por el valle del Ojailén (la zona de Asdrúbal es la más significativa) así como en las inmediaciones de la pedanía del Villar.

Muestras de fósiles asociados al carbonífero (Museo Cristina García Rodero)

Lo jugoso del asunto es que todo este carbonífero se ha visto poco afectado por el paso del tiempo lo que lo hace muy interesante para su estudio pues el contenido paleontológico apenas se ha visto afectado y se ha podido conservar hasta la actualidad en unas condiciones excepcionales.

De hecho, en el Museo Paleobotánico de Córdoba hay una exposición permanente conocida como “La Pompeya Paleobotánica” donde se recrea una parte de la riqueza fósil del Carbonífero puertollanense. Consiste en una escenografía, es decir, una ambientación del yacimiento con fósiles reales y cuatro vitrinas encastradas, tres de ellas con ejemplares característicos y la cuarta con un vídeo donde se narra la formación del yacimiento y su estado actual de conservación, que está localizado en la mina de carbón a cielo abierto (Mina EMMA) que explotó la empresa ENCASUR. Esta exposición forma parte de una colección donada por el geólogo Roberto Wagner en 1983 y desde entonces ha ido creciendo con material de yacimientos carboníferos puestos de manifiesto en explotaciones de carbón de varias regiones de España (Córdoba, León, Asturias o Puertollano). Solo en restos paleozoicos es única en España y ha sido fuente de la que se ha nutrido la exposición del museo de Paleobotánica.

Muestras de fósiles asociados al carbonífero (Museo Cristina García Rodero)

La referencia a Puertollano en dicho espacio poner de relieve que la cuenca carbonífera tiene lugares de alto valor como patrimonio geológico minero. Según los estudios realizados por el paleontólogo Rodrigo Soler Gijón y otros autores, en la mina María Isabel afloran taludes de estratos carboníferos con gran valor paleontológico por su fauna fósil de vertebrados (peces y anfibios). También, en una corta de la mina La Extranjera se conservan restos de la cuenca carbonífera donde se puede estudiar in situ la paleontología y estratigrafía de los tramos finales del Estefaniense; hay que destacar la continuidad de capas que contiene restos de peces y flora. Sobre la capa 3 se encuentran las cineritas ricas en fósiles que Wagner denominó la Pompeya paleobotánica.  Además, en la conocida cantera de La Tejera se ha encontrado abundante flora fósil en todos sus estratos y lo interesante de este afloramiento es el marcado carácter fluvial de los sedimentos, lo que según los geólogos da idea de un modelo de cuenca carbonífera con influencia marina a la cual desembocarían ríos que aportarían una gran cantidad de sedimentos.

Muestras de fósiles asociados al carbonífero (Museo Cristina García Rodero)

Estos ejemplos ponen de relieve la necesidad de crear una figura de protección para que el llamado Carbonífero de Puertollano sea protegido y conservado. Con la declaración de Monumento Natural, la administración debe garantizar su conservación, restauración y correcta puesta en valor. Es el elemento singular que Puertollano aportará al futuro Geoparque Volcanes de Calatrava, pero debe ir acompañado de un sólido plan de dinamización turística del municipio.

Ortoimagen Monumento Natural Carbonífero de Puertollano

Son ya demasiados los intentos baldíos por querer situar a la ciudad minera en el mapa turístico provincial. Se pasó de ser la puerta del Valle de Alcudia a presentar en su día un plan estratégico de turismo industrial que cayó en saco roto. La creación de una marca para posicionar a Puertollano como destino turístico quizás encuentre en el futuro Geoparque Volcanes de Calatrava el estímulo decisivo para materializar un plan turístico acorde a las potencialidades y recursos que ofrece la ciudad industrial, en consonancia con los objetivos que persigue cualquier geoparque como es el ofrecer un turismo sostenible y de calidad.

Nota importante.- Debido al actual escenario de restricciones sanitarias en toda la provincia, que impide la movilidad más allá del término municipal, los itinerarios y rutas propuestas en esta sección no se pueden llevar a cabo hasta que mejore la situación sanitaria provincial. 


Carlos Sanz.- Durante más de 12 años me he dedicado al oficio de contar las cosas. En la universidad me convertí en historiador del arte, me metí en el proceloso mundo del turismo formándome como informador turístico y trabajando como técnico. De todo ese batiburrillo sale una devoción, la de comunicar, una pasión por el patrimonio, lo cultural y el arte. De eso va esto.

Etiquetas: , , ,