Árboles singulares de Ciudad Real (III): Pinus pinea de la Avenida del Ferrocarril

Esta sección sobre árboles singulares de Ciudad Real, ofrecida en colaboración con la Concejalía de Medio Ambiente con la pretensión de dar a conocer parte del patrimonio natural de la capital, recopila el catálogo elaborado por José Arrieta, jefe de sección de Parques y Jardines.

Es una conífera que tiene un  gran  tamaño, desarrollo y antigüedad, de acuerdo a la zona de la ciudad donde se encuentra (antiguos terrenos de RENFE). Este árbol puede tener aproximadamente 110 años, teniendo además unas excelentes características fisiológicas con relación a las de su especie. 

Porte y descripción

Su porte es con copa en forma de parasol o sombrilla, sus ramas se encuentran repartidas de manera homogénea sobre el tronco, su desarrollo es regular en toda su altura, su tronco esta apenas un poco  inclinado, sin presentar peligro de caída.

El árbol se encuentra ramificado desde unos 16 m. de altura, su tronco es cilíndrico, macizo y con teselas alargadas, fisuradas y muy pronunciadas. Las ramas se encuentran bien formadas, tiene dos ramas principales que forman la copa y sus ramas secundarias están distribuidas homogéneamente a lo largo de las ramas principales. 

Estado de conservación general

El árbol se encuentra en un estado bueno de conservación, no se le aprecian plagas ni enfermedades, ni tampoco carencias de ningún tipo. El árbol no ha sido podado, pinzado ni recortado nunca, probablemente en su fase joven, se le realizaría un refaldado de las ramas iniciales. No se aprecian raíces espiraladas ni estáticas. Su fructificación es pequeña y su desarrollo y tasa de crecimiento es adecuado para su edad y la zona climática donde se encuentra.

Descripción del entorno

Se encuentra en el interior de la mediana ajardinada de la Avda. del Ferrocarril. Esta plantado en el centro de la mediana, llegando a la rotonda del Quijote Azteca y frente a la calle Valle de Alcudia.

Se puede apreciar el mismo, desde ambos sentidos de la Avda. del Ferrocarril, desde la rotonda del Quijote Azteca, desde la calle Valle de Alcudia y desde la Ronda de Ciruela.


El árbol de la RENFE

Para mí siempre será el árbol de la Renfe. Un referente, un gigante estable, inamovible en una ciudad donde todo cambia, se destruye, se edifica, se reinventa…

Él, como un faro, como un Hércules, proyecta su energía desde la avenida que un día fue paso y residencia de trenes. Sus raíces son ahora vías subterráneas como las que un día atravesaron este terreno, trayendo y llevándose trenes, pasajeros, mercancías… Bajo la sombra de este gran árbol iniciamos viajes y regresamos de ellos.

Hoy es el gran patriarca, el abuelo que se niega a abandonar su lugar de privilegio, observando nuestro devenir sin juzgar.

Todo queda y todo pasa, pero este gran pino permanece desde hace más de 100 años y ¡por cien años más! ¡¡¡Salud!!!

I L G

Relacionados

Euromillones

6 COMENTARIOS

  1. Mi árbol favorito de Ciudad Real. Quiero pensar que se salvó de la tala cuando se hizo coincidir la mediana de la avenida del ferrocarril con su posición. También guardo recuerdos que ya no sé si serán reales de cuando estaba dentro del recinto ferroviario rodeado de vías muertas, y estaba enredado de hiedra. Enhorabuena por la sección. Me encanta.

  2. Cuando se hizo esta calle había otro igual, no lo recordáis?? Alguien sabe qué le pasó!? Igual que los que había en la plaza de la constitución, de menor tamaño pero muy bonitos, antes de hacer el parquing subterráneo…

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img