Inicio » Ciudad Real

Religiosidad popular en la Semana Santa de Ciudad Real

- 28 marzo, 2021 – 18:3727 Comentarios

Julián Plaza Sánchez. Etnólogo.- Este año, lo mismo que el año pasado, no podrán procesionar las distintas cofradías y hermandades de España. El motivo no es las inclemencias del tiempo como en otras ocasiones, pues en la actualidad no se pueden celebrar actos multitudinarios por culpa del dichoso virus que vino para quedarse.

Misa de Domingo de Ramos en la Iglesia de San Pedro. 28 de marzo de 2021.

La procesión es el acto religioso de masas más importante, que pone en comunicación muy directamente a la Iglesia con el pueblo, fuera de los recintos propiamente sagrados. En las calles de Ciudad Real podemos observar, sujetos a la pared, mosaicos o azulejos que representan a los titulares de las hermandades. Estos sirven de guía para que los ciudadrealeños puedan seguir el itinerario procesional y al mismo tiempo, descubrir estas exposiciones. En un artículo anterior describí algunos de estos mosaicos, aunque faltaban otros para completar todas las representaciones. Pero como la finalidad era despertar la curiosidad de los ciudadrealeños, pretendía que fuesen ellos los que completasen el camino iniciado. Es interesante que el pueblo continúe participando en esta fiesta religiosa popular. Tenemos que pensar que, esta parte ceremonial de la Semana Santa pertenece a la participación multitudinaria del pueblo. Ahora bien, toda teoría sobre la religión popular se alimenta de una dicotomía que opone a ésta aquella otra que suele denominarse religión oficial.

            La mayoría de los antropólogos han reconocido sobre la dicotomía religión oficial versus religión popular, que ambos son inseparables en su existencia real en las distintas sociedades. Muchas de las manifestaciones de la Semana Santa están enmarcadas en la religiosidad popular. Atendiendo al aspecto popular, contiene una buena dosis de tradición, que es la que constituye la identidad cultual de un pueblo.

Fotografía  Antonio.

            En la actualidad las fiestas populares tradicionales han perdido muchos de los elementos socioculturales, que desde antaño las han caracterizado. En la mayoría de los casos, las celebraciones de estas fiestas cuentan con actividades planificadas que se alejan de la calidad requerida. Aunque esto es cierto, también hay que decir que desempeñan un papel muy importante en la conservación de las tradiciones, pues muestran las principales costumbres, hábitos y comportamientos de los diferentes territorios en donde se realizan. Además conservan los elementos socioculturales que se transmiten de generación en generación.

            Pero tenemos que reflexionar que hablar de la Semana Santa no se circunscribe exclusivamente a las manifestaciones procesionales. No estamos solamente ante la presencia de una manifestación religiosa convertida en una celebración cultural diversa que se quiere utilizar como reclamo turístico. La Semana Santa en su origen es la celebración religiosa de la iglesia católica que quiere rememorar colectivamente el núcleo central de su mensaje: muerte y resurrección de Jesús. Las celebraciones que ha desarrollado la liturgia católica siempre han tenido una carga simbólica. Muchas de ellas se van perdiendo con el paso del tiempo, aunque contaban con valores religiosos e incluso etnográficos. La liturgia como expresión simbólica de los contenidos religiosos se ha revestido de diferentes formas a lo largo de los siglos.

            Nos vamos a centrar en un rito prácticamente desaparecido en la actualidad y que se conocía con el nombre de Oficio de Tinieblas. Se celebraba al caer la tarde, desde el miércoles al viernes santo y consistía en el rezo de la Liturgia de las Horas (maitines, laudes y vísperas). Al celebrarlo en la entrada a la noche, tenía la peculiaridad de hacerse en tinieblas, de aquí su nombre. Para llevarlo a cabo se disponía de un candelabro especial, llamado tenebrario, que tiene 15 cirios que representan a los 11 apóstoles que permanecieron tras la traición de Judas Iscariote,  a las tres Marías y a la Virgen María con un cirio más destacado que los otros. Todas las luces del templo se van apagando tras el canto de los salmos, al final solamente queda encendido el cirio que más destaca al acercarse la muerte del Redentor.

            Al llegar al último cirio, se canta el Miserere (Salmo 50) y este cirio se sitúa en la parte posterior del altar ocultándolo. Esto simboliza la entrada de Jesús en la sepultura y la permanencia de la Iglesia con la esperanza de la Luz que renacerá en la Vigilia Pascual. Finalizado el Miserere, todos los asistentes hacían ruido con carracas y matracas, silenciándose al aparecer la luz del cirio oculto detrás del Altar. Esta liturgia de la tristeza en el dolor, estaba repleta de significaciones. En ella se mezclan la luz, los cantos y los sonidos en un espacio cargado de simbolismo. El rito cayó en desuso a partir de la aprobación del nuevo Breviario Romano de 1962 por el papa Juan XXIII. El Concilio Vaticano II no lo prohibió, pero impuso que su celebración quedara a expensas de una autorización expresa del obispo de la diócesis correspondiente.

            La religiosidad popular sigue necesitada de ser alimentada con el lenguaje que entiende: de una manera sencilla, elocuente, que entre por los ojos, que despierte sentimientos, que cale en lo profundo, que satisfaga plenamente, que responda a las expectativas puestas de lo que aprendiste de tus padres. Aunque en la actualidad esta religiosidad popular queda desdibujada, pues las hermandades penitenciales se dejaron llevar por la autoridad municipal y estatal. El deseo de todas ellas era, que su Semana Santa, fuese declarada de interés turístico.

            Por otra parte, es bueno recordar que la religiosidad popular  no queda circunscrita a las procesiones penitenciales, pues existe un amplio abanico de circunstancias donde ésta se pone de manifiesto.

                                   Ciudad Real a 27 de marzo de 2021

            Julián Plaza Sánchez.

            Etnólogo

Etiquetas: ,

27 Comentarios »

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.