La caza furtiva descendió un 55% en C-LM durante 2020, cayendo hasta el 85,5% en Cuenca y aumentando un 50% en Albacete

La caza furtiva, en términos generales, descendió a lo largo del año 2020 un 54,9% en Castilla-La Mancha, sobre todo en la provincia de Cuenca, donde ese descenso llegó hasta el 85,5%, mientras que en las provincias de Albacete subió un 50%.

Así lo ponen de manifiesto los datos facilitados por el Gobierno de España a través del Boletín Oficial del Congreso de los Diputados, consultado por Europa Press, y que recaba información sobre las denuncias del Seprona por caza furtiva en las 5 provincias de la región durante los años 2019 y 2020.

En este sentido, en el conjunto de la región, durante 2020 se registraron 301 denuncias por cada furtiva, frente a las 667 de 2019, lo que supone un descenso del 54,9%.

La provincia de Cuenca es la que más descenso ha registrado, pasando de las 400 denuncias de 2019 a las 58 de 2020, lo que supone en términos porcentuales un descenso del 85,5%.

Misma tendencia sigue la provincia de Guadalajara, que pasa de 36 denuncias hace 2 años a las 16 del año pasado, lo que supone un descenso del 55,6%. También bajaron las denuncias por caza furtiva en la provincia de Ciudad Real, en concreto un 17,1%, pasando de las 175 denuncias de hace dos años a las 145 del 2020.

Al contrario, las provincias de Albacete y Toledo registraron aumentos de denuncias por caza furtiva. Según los datos del Gobierno central, en territorio albaceteño se denunciaron en 2019 48 actos, frente a los 72 de 2020, lo que supone un aumento del 50%. En la provincia toledana, de las 8 denuncias de hace dos años se ha pasado a las 10 del 2020, un incremento del 25%.

Relacionados

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

spot_img
Advertisement
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img