Inicio » Opinión

¿La necesidad de un Museo de libros de Artista en España?

- 19 junio, 2021 – 19:36Sin comentarios

Jesús Millán Muñoz.- ¿El libro de Artista, que es un género del arte plástico y literario, que es una obra de arte en sí, necesita, al menos, un museo-fundación dedicado al estudio, análisis, divulgación, exposición permanente en la Celtiberia actual? 

El libro de artista, sin entrar en demasiadas digresiones, no es un libro de arte o sobre arte, es decir, un libro, que pueda tener estudios y análisis con muchas fotografías sobre arte plástico, sino el libro de artista, es, en el formato libro, con cierto liberalidad, se convierte en una obra de arte en sí, esa pieza o ese objeto o esa entidad o esa realidad

Existen muchas clasificaciones, y diríamos, al entrar en la producción-creación, miles de personas, miles de autores y autoras plásticos, pues se van creando una enorme cantidad de modalidades, de facetas, de posibilidades, de materializaciones. Pero, yo indicaría, que existen, dos modalidades esenciales, el libro de artista objeto o único, y, el libro de artista seriado o con diferentes copias o ejemplares del mismo (numeradas o no, firmadas o no por el autor, bajo notario o sin ello). 

Como todo lo que surge nuevo, tiene muchos padres y muchas madres, no está muy claro los orígenes, diríamos, pero sin suficiente precisión, en la etapa actual o contemporánea, la Boite Verte de Duchamp, sería de los primeros casos. 

Una cantidad enorme de movimientos de vanguardia, han realizado sus autores o autoras, algunas de las obras en este subgénero plástico. Dicho de otro modo, según los cultivadores de este arte, quieren y piensan que tendrían el mismo nivel de desarrollo y de calidad y de profundidad, cuándo pase el tiempo suficiente, que la pintura, en cualquiera de sus técnicas, el dibujo, el grabado, la escultura, la fotografía, el videoarte, etc

Si nos fijamos bien, estos dos últimos siglos, la época contemporánea en la que existimos, se ha producido un movimiento de revalorización de tecnologías y técnicas artistas, que durante siglos han estado, silenciadas o marginadas, por ejemplo, el grabado. Elevándose el grabado a los niveles más altos de esteticidad, y, por tanto, de valoración económica. Pero además se han incorporado nuevas técnicas que han creado nuevos artes, por ejemplo, el libro de artista, la fotografía, el Art Mail, el videoarte, el cine como arte, etc. 

Existen diversas colecciones y coleccionistas de libros de artistas, públicos y privados de importancia en nuestro suelo patrio, que entre otras, siempre olvidando algunas, estarían las colecciones de Ivorypress, la Colección del Museo Reina Sofía, la Colección de la BNE, la colección de la UPV, Universidad Politécnica de Valencia, Colección MIMB, Colección Artika, Fundación Ankaria, Archivo LaFuente, etc. 

Pero, en este suelo que se va secando por el sol y las vueltas de la historia, ¿la pregunta sigue en pie, no necesitaríamos un Museo o Fundación física o material, o al menos, virtual, sobre el libro de artista? ¿En estos lugares de la Celtiberia actual, que tantos conventos, monasterios, palacios, grandes casonas, se están quedando vacías, que se están silenciando-durmiendo-resecando-vaciando de personas, no se podrían llenar y rellenar con una Fundación o Museo permanente, al menos, virtual sobre el libro de Artista…? ¿No podrían algunas regiones, realizar esta labor, para sus territorios, para el resto de la Península Ibérica…? 

¿Existen, hasta dónde sé, colecciones de particulares, que posiblemente, algunos, desearían encontrar un lugar, para esos esfuerzos económicos y culturales, que han realizado en los treinta o cincuenta últimos años de existencia, y, a estos, podrían invitárseles que donasen o cediesen sus colecciones o prestasen, para que fuesen los fondos de dichas entidades… 

Se indica, que todo artículo o columnas periodística, es un subgénero del ensayo, algunos denominan microensayo, concepción, que me parece adecuada, por tanto, el ensayo, entra diríamos algo de la personalidad del escribiente, algo de su experiencia, mi modesta vivencia en esto, es que en cuarenta años, he realizado, más de quinientos libros de artistas, ejemplares únicos, que se enviaron a determinadas instituciones y entidades y colecciones y personas, y, no sé, que ha sucedido de ellas, en la mayoría de los casos... 

También, indicar, que realicé, de las primeras exposiciones de libros de artista, en nuestro suelo del País de los Conejos o Piel de Toro, una o dos de las diez primeras que se realizaron en este terruño de nuestra Península, como lo he demostrado, muchas veces, pero no se incluyen, en los listados oficiales de las exposiciones de libros de artista. 

Que he construido, y, están o deben estar en museos o fundaciones o colecciones particulares, libros de artista, que dentro de la categoría de libros y de libros de artista, ejemplares únicos, de los más grandes en tamaño del mundo, y, tampoco se menciona… en mi caso, llegué a lo que después se llamó libro de artista, sin yo conocer el nombre, ni la existencia de este género o esta realidad, sino por imitación de los libros medievales, literarios-religiosos-artísticos, y, eso, eso es lo que he hecho, algo, que se parece más a los libros medievales miniados, pero con los estilos actuales… 

¡¿Algo, algo, puede que no funcione, con este modesto ejemplo, en el mundo de la cultura, en el mundo del arte, en el mundo del arte plástico, en el mundo de la pintura, en el mundo del libro de artista….!? 

¿Pregunto, y les pregunto, no es prueba suficiente, que quizás, no solo tendríamos que revalorizar este género, a mitad de camino, entre el mundo de lo literario y el mundo de la plástica, sino que algo tendríamos que hacernos preguntas, y, quizás, un museo o una fundación, física o material o virtual, podría ser el principio, de empezar este caminar…? 

¿Dónde se incluyesen, cientos de nombres de autores y autoras, y algo de su producción, o enlaces a sus páginas o webs, con sus datos, algo…? 

¿En una estructura geográfica, que tanto necesitamos el empleo y el trabajo, quizás, un modesto museo o fundación sobre el libro de artista, tanto de obras únicas o de obras seriadas, podría dar un aire fresco, crear un poco de turismo a alguna zona de algún barrio poco visitado, o algún pueblo, con una casona o palacio o convento que se está derruyendo…? 

La experiencia es que el que empiece, aunque sea de una forma modesta, sea entidad pública o privada, sea de una gran ciudad o sea de un pueblo desconocido, se dará cuenta, que con pocos medios, solo con un gran interés, empezarán a venirle, regalos y donaciones de libros de artista, de colecciones, de autores y autoras, etc. 

¡Hasta aquí, hasta aquí, llega mi modesto papel, el de articulista o columnista, ahora, queda que alguien, en algún lugar de esta Celtiberia actual, recoja el guante en forma de hojas grapadas…! ¡Paz y bien y belleza…! 

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.