Advertisement
Inicio » Divagario

Todo/toldo cambiará

- 16 agosto, 2021 – 09:4529 Comentarios

Los días calurosos y sofocantes –como los que llevamos viviendo en la actual ola de calor Lucifer– nos permiten reconocer y repetir las limitaciones del diseño urbano y de los malos usos de ciertas prácticas edificatorias.

Habrá quien se pregunte aún a estas alturas ¿pero hay aquí, en Ciudad Real, diseño urbano eficiente?

Todo ello a la vista de tantos abandonos y de tantas deserciones.

De tanta tosquedad en la resolución de asuntos menores, que por ello se convierten en cuestiones mayores.

Abandonos en la resolución de problemas simples y deserciones en la eliminación de cuestiones complejas.

Acerados inservibles, pavimentos desportillados, zonas verdes insuficientes –por más que valoren el alto estándar que tenemos–, edificios públicos sin uso previsto, solares que duermen cierta eternidad y una limpieza altamente mejorable, son algunos de esos atributos que orlan el valor de la forma urbana y desmerecen a la ciudad.

Y a los ciudadanos con ella.

No basta con las medallas colgadas por los concejales –algunas merecidas, otras inmerecidas– con motivo de la inauguración de las últimas peatonalizaciones de rigor.

Digo últimas peatonalizaciones de rigor, porque siempre hay últimas peatonalizaciones, con independencia de su necesidad, de su acierto constructivo y de su acierto formal.

Y es que se acentúa el logro a mayor gloria corporativa –MGC, casi como una productor cinematográfica y en prolongación del AMGD: a mayor gloria de dios– ejecutado con los presupuestos que son de todos y que a todos concierne.

Y se omiten las peticiones ciudadanas razonadas y fundamentadas, como si fueran majaderías o fruslerías.

Como las de entoldar las calles más soleadas–Cruz, Carlos Vázquez y Lanza–, calles comerciales, muy transitadas y expuestas a las inclemencias solares en horas punta.

Como ocurre con la Plaza Mayor misma.

A la que van a parar figuradamente –como los ríos va a parar a la mar– como un caldero caliente y a punto de ebullición.

Creo haber escrito en estas páginas de Miciudad real repetidamente sobre esos extremos que, de conseguirse, nos hacen más urbanos y más civilizados.

Así los hice, particularmente, en junio de 2015 en el artículo Toldos y sombras.

Reclamando una evidencia de todos conocida y de Toldos conocidos.

Y a ello me remito, me sigo remitiendo seis años después.

Lo hizo tiempo después, Antonio Fernández Reymonde en 2019, con Un verano para pensar.

Punteando la misma cuestión de la Plaza y sus sombras.

Finalmente, en ese año prepandemia, se anunció con solemnidad corporativa la propuesta para entoldar la Plaza.

Llegándose a fijar un presupuesto en octubre de 2019, de 217.800 €.

Sin que se hubiera elaborado el oportuno proyecto.

Por lo que la estimación del importe de la actuación cayó en saco roto: por inviabilidad, por imposibilidad o por ineficacia.

Se apuntó, incluso, el beneficio de la actuación en la estructura comercial del centro mismo.

Hay evidencias que señalan y apuntan a esos beneficios que produce la sombra sobre el comercio y sobre la convivencia.

Pero en lugar de ello, insistimos en actuaciones duras y soleadas –muy soleadas– como la del atrio de la Puerta de Toledo.

Del que hablamos ya en 2016 en Urbanismo duro, urbanismo plano.

Espacio impracticable en verano, incluso en invierno muy limitado para su uso.

Dos años más tarde, con cambio de titularidad en la alcaldía, con el Plan Modernizador en curso zigzagueante y con la inversiones –desconocidas aún– del Plan de recuperación y resiliencia en el alero, seguimos devanando la madeja del tiempo lento y del urbanismo más lento aún.

Y de la inefable y esquiva modernidad.

¿Tan difícil es conciliarse con el tiempo y comprometerse con los programas?

Y es como ya escribí en mayo pasado aquí (Tiempo avariento, tiempo desnudo): “Se anuncian inversiones cruciales para el mañana ciudadano como compromiso del gestor de turno; se comprometen gastos con subvención europea, que serán la lanzadera del desarrollo que anhelamos y nos hará despegar definitivamente; se publicitan compromisos ineludibles, que dejan de serlo al paso de algunos años como si hubiera sido un error de cálculo”.

En el fondo, y en palabras de Michel Tournier: “el tiempo no se distingue del espacio más que por su irreversibilidad”.

De igual forma que, cada vez más, los políticos son indistinguibles unos de otros.

José Rivero
Divagario

29 Comentarios »

  • Neutral jovito dice:

    Entoldar la plaza es una cuestión funcional y me preocupa más la resolución estética que técnica ya que está última no es problema. Para entoldar como muestra la primera foto, mejor no hacer nada. Tengo curiosidad si se hace algo, como será. Aunque sean cuatro telas es un tema complicado

  • Hobbes de luto dice:

    Porque no nos ponemos en nuestro sitio como ciudadanos, Rivero.

    Votamos y dejamos que hagan sin auditar y sin asistir a plenos o reuniones donde la opinión técnica debe estar al mismo nivel que la política. Es cierto que el político tiene el poder democrático, que debe ejercerlo, pero siempre en base a un informe técnico.

    Hacer lo contrario ya sabemos dónde nos lleva. La pandemia y las CCAA responsables de la sanidad han dado ejemplo de ello.

    Ciudad Real necesita con urgencia algún tipo de Consejo Ciudadano en el que se plasmen de manera muuuuy influyente estas cosas. Lamentablemente l@s concejal@s y alcaldes de esta ciudad llevan años demostrando una incapacidad importante a la hora de ser originales y hacer cosas que nos hagan un poco más habitable la ciudad.

    Pero no solo hablo de los toldos, sino la propia sostenibilidad de la Ciudad que está por los suelos. Justo ahora que el mundo guerracivilista reniega cualquier cosa que nos ayude a no morir antes, porque lo de salvar el mundo es obvio que ya lo hemos perdido, se hace necesario trabajar por una ciudad que sea amable al ciudadano, vivible, limpia, con todo tipo de recursos no contaminantes, atractiva. Y no el vertedero de RCDs que es, porque eso es lo que es, donde no merece la pena, si quiera, salir a dar una vuelta. No hay un puñetero bulevar con arbolado, aparte del Torreón donde se pueda pasear a gusto. Si no te vas a un parque, claro.

    Si no hacemos esto, corremos el riesgo de que el cabreo siga aumentando y seamos Kabul 2 con la llegada de estos talibanes al poder. Que ya nos han demostrado para lo que valen….tendremos más autobuses diésel, más tráfico rodado, más terrazas y más mierda en general.

    Ciudad Real está completamente desertificada en su entorno, el aire no es de calidad en el centro, no se puede disfrutar ni en invierno, ni en verano, está sucia, llena de coches, sin actividad vecinal, sin movilidad, sin un POM…en fin, somos un Getafe, con lo peor de Getafe. Y eso que somos capital de provincia y, por tanto, podríamos tener recursos muy interesantes.

    Hay que movilizarse y conseguir que la ciudad sea una extensión de nuestra casa. Porque ese es el primer paso, que entendamos la ciudad como algo propio que hay que cuidar, igual que cuidamos el salón de casa.

    • José Rivero dice:

      Eso, en castizo, es una enmienda a la totalidad. Se mire como se mire. Siguen faltando ideas y menos buenas intenciones. Que de ellas están llenas los Plenos municipales. Y sus asesores varis y variados. Aunque poco efectivos. Por lo demás una historia de decadencia.

      • Hobbes de luto dice:

        Te diría más: Ad Hominem… jejejeje.

        Porque creo que hemos llegado a un momento en el que, o sacamos la guillotina a la plaza, o ponemos el culo y que sea lo que el Señor quiera.

        Ya no es posible más aguante. Y no miro a ningún partido, miro a todos. Porque todos han tenido responsabilidad en el gobierno local y en la oposición local. Si los gobiernos han sido malos, las oposiciones han sido peor.

        Creo que, en esta ciudad, hay gente con suficientes neuronas y formación cualificada para hacer algún tipo de «Ateneo» en el que decir basta ya y proponer ideas que a los gestores de cada momento les sea imposible negar por presión social. Gente que no cuadra de palmeros en los partidos políticos, pero que tiene inquietud ciudadana.

        Un Ateneo en el que haya arquitectos, biólogos, ingenieros, urbanistas, abogados etc etc que tengan interés en el desarrollo de la ciudad. No en hacerla crecer, sino en hacerla vivible. Gente con prestigio laboral que tenga detrás un respaldo social haga análisis y propuestas en pro de una ciudad sostenible y agradable. Porque está claro que el Pleno del Ayuntamiento, con todo su valor democrático respetable, no está sirviendo para casi nada desde 1978.

        Yo no tengo ni tiempo, ni ganas. Pero si alguien quiere investigar, que haga una relación de nombres y apellidos por concejalía, junto a sus logros como tales. Para que veamos lo que han hecho en sus años de concejal/a. Eso estaría bien colgarlo de una web para que sepamos quién vino a trabajar y quién a figurar. Sean del partido que sean.

        Sobre todo, concejalías de urbanismo y economía, que son las más importantes.

    • Terminator2 dice:

      Movilizarse? Ya estás otra vez con querer liarla parda? Menudo alborotador estás tú hecho…

    • Hobbes de luto dice:

      Ciudad Real y Puertollano están tan jodidas como ciudades,que esto debe ser ya un clamor.

      Una se va a mantener por ser capital de provincia, pero la otra, con todos los huevos puestos en Repsol…tiemblo. Ojalá y los proyectos energéticos no se evaporen. Y para eso hace falta inteligencia local.

      Veo Talavera y se me caen las lágrimas. La han dejado morir sin piedad.

  • Antonio R. dice:

    Esta ciudad decadente, donde el caciquismo político no tiene contrapoder porque no es una ciudad comercial ni industrial sino eminentemente de servicios dirigidos esencialmente a consumidores jubilados o funcionarios obliga: 1) buscarse el trabajo fuera; 2) conformarse con su inercia estéril y; 3) asumir que esta capitaleja es pasto tanto del sol abrasivo como de la mediocridad de sus gestores, que anteponen el figureo a la más eficaz y provechosa de las gestiones.

    Todos los políticos que se suceden son fiel reflejo de la mediocridad imperante en los partidos políticos, figurantes caciquiles que no valen un duro.

    José Antonio Ruiz Valdepeñas era la persona idónea para hacerse cargo de la reforma de la ciudad. Su trayectoria en la empresa privada y su éxito profesional le hacían mentalmente preparado para emprender la revolución que necesita Ciudad Real para salir de la dinámica decadente, caciquil y administrativa en la que lleva hundida durante años.

    Venda usted un proyecto donde puedan llevarse sus comisiones estos inútiles chupatintas y lo mismo le hacen caso. El sistema podrido funciona así.

    • Hobbes de luto dice:

      Parece que eso es lo que quieren algunos y que realmente es repugnante. Todo a base de urbanizaciones cerradas, en las que quien tiene dinero se monta un barrio con todas comodidades y, al resto que le vayan dando. La Poblachuela que hace lo que le sale de los huevos con total libertad y en el otro extremo San Martín de Porres, donde también hacen lo que les da la gana pero por todo lo contrario. Enmedio, los que sufrimos un urbanismo haitiano cutre salchichero.

      Los Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos por la ONU son los que determinarán el grado de sostenibilidad de nuestras ciudades alrededor del mundo. Sin embargo, no se puede establecer un modelo fijo para todo el mundo, sino que se deben tener en cuenta las características propias de cada comunidad, al igual que el tamaño, para determinar la forma de actuación. Así, para establecer el nivel de sostenibilidad podemos recurrir a algunos de los siguientes principios:

      Espacios naturales
      Fuentes de energía renovables
      Comercio local
      Movilidad sostenible
      Garantías sociales y laborales
      Planificación de la construcción para la preservación del entorno natural

      Si nuestros políticos son incapaces de cumplir estos 6 puntos, que se vayan a Vitoria, Pamplona, Huesca o San Sebastián y copien como locos lo que están haciendo esas ciudades.

  • Escolastico Gonzalez dice:

    Son muy pocas las voces que se alzan en la ciudad sobre la falta de iniciativas y desidia de los munícipes locales. Las tragaderas de los ciudadanos son muy grandes y se niegan en el ámbito local debates de aquellos asuntos que les afectan de cerca y no obstante se preocupan de los grandes asuntos que polarizan la política nacional. Algo que, además, se ocupan en fomentar los partidos mayoritarios desde las redes sociales.
    Una vez más aciertas en tu articulo y pones sobre la mesa la deficiente planificación municipal en todos los aspectos, incluido el incumplimiento de los acuerdos del pleno. En el caso de los toldos de la Plaza Mayor y calles adyacentes se da la circunstancia, además, de que es un mandato de pleno del año 2017 fruto de una moción aprobada por mayoría, y, cinco años después, no han sabido ni diseñarlo, ni licitarlo, ni ejecutarlo, con lo cual el cáncer está extendido en todos los departamentos municipales, especialmente en aquellos que afectan a la organización.
    Durante estos años he tenido la oportunidad de escribir y publicar sobre los toldos de la Plaza mayor en fechas de 09.03.2020 y 12.07.2021 sin resultado alguno, como de costumbre. Es más, en esta ciudad la crítica de un ciudadano está mal vista por quienes gobiernan la ciudad.
    Una vez más se pone de manifiesto en tu articulo y lo comparto plenamente que en Ciudad Real la política local es cortoplacista y la dedicación de sus responsables escasa. La actitud igualmente que se tiene desde los partidos políticos sobre la ciudad está basada en un marketing político destructivo de las ideas. Quienes dirigen el partido son los mismos que dirigen los grupos municipales de gestión o de oposición. No existe colaboración política entre los grupos municipales sobre los grandes asuntos de la ciudad, por muchos planes que se presenten, porque el único interés es ganar al contrario para seguir manteniendo el puesto de trabajo porque es el único medio de vida de la mayoría de ellos.

    • José Rivero dice:

      Escolastico tengo la sensación de que tanto tú como yo, predicamos en el desierto.Y aquí de desiertos, exilios y juicios inquisitoriales sabemos un poco. Tus trabajos en La Tribuna(Fontanería municipal) junto a los que publico yo, tanto allí como aquí en desde hace muchos años , están construidos desde la crítica fundada en hechos y omisiones. Críticas constructivas y serenas, no vendettas personales. Rara vez hemos recibido una alternativa, una contrapropuesta o una razón diferente a lo que hemos defendido o expuesto. Todo se resuelve con la televisión municipal y con los remitidos del gabinete de prensa. Deben pensar, las nomenclaturas partidarias, que actuamos como el Soviet Manchego desde el rencor y el afán de venganza. Lo cierto, con el paso del tiempo, es que seguimos defendiendo los mismos valores de racionalidad, participación, eficacia, mejora de servicios, calidad en las soluciones y visión de futuro. Frente a todo ello, los tópicos electorales, los programas incumplibles, los partidos actuantes como un coro de agradecidos y los responsables de la gestión municipal moviendo el mismo agua ,como una noria que da vueltas sin aportar nada nuevo. Y en eso estamos, en un recuento interminable de aplazamientos, de soluciones pospuestas, de problemas no abordados y de encarecimiento de todas las soluciones. Con todo lo cual, el descrédito municipal no deja de crecer, con independencia de quien gobierne.

  • Estresao dice:

    El problema de Ciudad Real es que hay mucho cateto a babor con afán de protagonismo. Así no hay quien pilote este barco.
    Qué estrés…sí se puede tener estrés en Ciudad Real…entro en una terraza, salgo y vuelvo a entrar en otra. Esto es un sin fin de terrazas. Lo mejor para olvidar es beber. Y si bebes…mejor te proteges del sol.

    A falta de toldos…es lo que hay.

  • Charles dice:

    El crecimiento de Ciudad Real se ha caracterizado por una expansión en forma de mancha de aceite, es decir, sigue su crecimiento, en coronas más o menos concéntricas al trazado de la Ronda.
    Sin duda, se hace necesaria una planificación urbana más sostenible y acorde a las necesidades del ciudadano…..

  • Gila dice:

    Oye, toldos no habrá, pero las obras de delante de Carrefour…son una maravilla…pandilla de estúpidas y estúpidos…la nueva acera plagada de transeúntes…me recordo a la quinta avenida. Eso sí, el carril único petado llegando a la estación..
    Por lo demás…promesas que suena bien al oído y se aparcan después…que me dicen de la iluminación de la vía verde?
    Que les y las den. Pero mucho .

  • Canano dice:

    Para cuando una sección del tipo más abundante de este noticiario?
    Hobbes se lo ha ganado a pulso.

  • Manolete dice:

    Ayuntamientos cada legislatura en Más manos de muchas personas sin oficio ni beneficio ni haber trabajado y dirigido en sus vidas.
    Que me dicen de los pavimentos de muchas de nuestras calles?

    Para los y las que no somos viscerales, vemos que la falta de talla política se acaba evidenciando en una gestión nefasta..
    Pero sarna con gusto no pica, la política no solo no pica sino que hay a quienes les pone…

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.