Inicio » Destacadas, Puertollano

Puertollano, la ciudad que bebe de un volcán

- 28 septiembre, 2021 – 18:2112 Comentarios

Literalmente, Puertollano aún bebe de los volcanes que aquí también desencadenaron su furia telúrica hace miles de años, hasta el punto de que la cuenca minera se presenta como un colosal mapa fosilizado por enormes explosiones, al estilo de lo que ocurrió en Pompeya.

La fuente de agua agria de Puertollano es el máximo exponente de manantiales ferruginosos y con alto contenido en CO2 asociados a la extensa área volcánica del Campo de Calatrava, escenario clave para el estudio de la fase póstuma del vulcanismo terciario y cuaternario.

Si bien el caudal está continuamente sujeto al régimen de lluvias y presenta un sistema hidrogeológico extremadamente frágil, la Fuente Agria sigue abasteciendo a miles de personas, que la consumen, más allá del hábito, como una seña de identidad puertollanera.

Según señala un estudio presentado por los profesores universitarios Ignacio Menéndez Pidal, Eugenio Sanz Pérez, Alejandro Lomoschitz Mora-Figueroa y Andrés Sanz de Ojeda, la Fuente Agria es una surgencia a presión que procede de la descarga bajo los depósitos miocenos del acuífero de cuarcitas de la Sierra de Santa Ana.

El manantial incorpora el gas carbónico en profundidad a través de fracturas situadas en la periferia de los acuíferos, que es donde se concentra el CO2. Surge a 20 º C de temperatura, tiene un caudal muy constante de 0,5 l/s y no acusa los estiajes, lo que parece sugerir un origen relativamente lejano y profundo.

Sus aguas son bicarbonatadas, magnésicas con hierro y unos 1800 mg/l de CO2. El informe destaca positivamente el establecimiento de un perímetro de protección para su conservación que lo protege de las excavaciones para cimentaciones, pero llama la atención de otros posibles impactos desde abajo, como sería la excavación de túneles.

El informe recuerda que es de común aceptación para los habitantes de Puertollano que desde 1950, y acorde con el desarrollo urbano de esta ciudad, se ha observado una evidente disminución de su caudal y calidad de la fuente agria que no ha dejado de deteriorarse en su contenido en gas carbónico, aunque siga siendo agua muy pura, como lo demuestra el hecho que en el punto de la captación no haya detección de microorganismos.

"En realidad, todas las excavaciones y pozos que se han excavado del lugar no han hecho si no adelgazar esta cobertera impermeable y aproximarse al acuífero confinado de las cuarcitas. Y han sido al parecer varios los casos en que ha aparecido agua agria en las excavaciones de las cimentaciones de los edificios del entorno, prueba inequívoca de la vulnerabilidad y sensibilidad de este manantial a las alteraciones del flujo natural provocado por la despresurización general debido al desarrollo urbano", señala.

La fragilidad de la Fuente Agria y su carácter excepcional bien merece una figura de protección adicional. Próximamente se dará un paso más en este sentido con su próxima declaración como Bien de Interés Cultural (BIC), junto al antiguo balneario de la Casa de Baños.

Las enormes explosiones volcánicas del Carbonífero de Puertollano

Mientras tanto, las administraciones siguen trabajando en el proyecto "Geoparque Volcanes de Calatrava", auspiciado por la Diputación Provincial de Ciudad Real. Puertollano será una de las referencias clave, no solo por la presencia de la Fuente Agria y de la Casa de Baños, sino también por otros elementos como el volcán de Asdrúbal, en la carretera de Mestanza.

El 26 de noviembre de 2019, el Consejo de Gobierno de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha aprobaba el inicio del procedimiento para la declaración del Carbonífero de Puertollano como Monumento Natural. En total, se protegerá una superficie cercana a las 48 hectáreas que integrará tres unidades territoriales, las cuales albergan manifestaciones paleontológicas del Carbonífero de Puertollano.

Según informa el periodista Carlos Sanz en un artículo publicado en este digital, estas manifestaciones están localizadas en la cuenca minera, muy presentes en los distintos estratos y cortes de las capas de carbón que durante tantos años se explotaron. Según refleja el propio decreto de aprobación, la cuenca carbonífera de Puertollano es la que representa la mayor información sobre vertebrados de toda España.

Los expertos no dudan en que la cuenca puertollanense es clave para obtener datos valiosos con los que entender la paleogeografía y bioestratigrafía de las cuencas carboníferas europeas. Hasta ahora, se han llevado a cabo estudios de numerosos grupos de organismos, desde plantas hasta vertebrados como por ejemplo anfibios primitivos o tiburones xenacántidos. Todo aquello quedó fosilizado por enormes explosiones volcánicas, al estilo de lo que ocurrió en Pompeya, y a todo este entramado se le conoce como el Carbonífero de Puertollano. Pero no solo nos encontramos con restos fósiles; también hay una red de edificios volcánicos repartidos por el valle del Ojailén (la zona de Asdrúbal es la más significativa) así como en las inmediaciones de la pedanía del Villar.

Lo jugoso del asunto es que todo este carbonífero se ha visto poco afectado por el paso del tiempo lo que lo hace muy interesante para su estudio pues el contenido paleontológico apenas se ha visto afectado y se ha podido conservar hasta la actualidad en unas condiciones excepcionales.

Muestras de fósiles asociados al carbonífero (Museo Cristina García Rodero)

La referencia a Puertollano en dicho espacio poner de relieve que la cuenca carbonífera tiene lugares de alto valor como patrimonio geológico minero. Según los estudios realizados por el paleontólogo Rodrigo Soler Gijón y otros autores, en la mina María Isabel afloran taludes de estratos carboníferos con gran valor paleontológico por su fauna fósil de vertebrados (peces y anfibios). También, en una corta de la mina La Extranjera se conservan restos de la cuenca carbonífera donde se puede estudiar in situ la paleontología y estratigrafía de los tramos finales del Estefaniense; hay que destacar la continuidad de capas que contiene restos de peces y flora. Sobre la capa 3 se encuentran las cineritas ricas en fósiles que Wagner denominó la Pompeya paleobotánica.  Además, en la conocida cantera de La Tejera se ha encontrado abundante flora fósil en todos sus estratos y lo interesante de este afloramiento es el marcado carácter fluvial de los sedimentos, lo que según los geólogos da idea de un modelo de cuenca carbonífera con influencia marina a la cual desembocarían ríos que aportarían una gran cantidad de sedimentos.

Estos ejemplos ponen de relieve la necesidad de crear una figura de protección para que el llamado Carbonífero de Puertollano sea protegido y conservado. Con la declaración de Monumento Natural, la administración debe garantizar su conservación, restauración y correcta puesta en valor.

Etiquetas: , , ,

12 Comentarios »

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.