Advertisement
Advertisement
Inicio » Opinión

Pachamama

- 1 octubre, 2021 – 09:14Sin comentarios

Pilar N. Fernández.- Ciudad Real está perdiendo un activo muy importante y no parece afectar a nadie. Pachamama está herida de muerte.

Termina el segundo verano pandémico, se acaban los conciertos de artistas, empieza el otoño. Cuánto se echarán de menos los encuentros con cantantes y poetas en la Tetería Pachamama que la especulación y la codicia quieren expulsar de Ciudad Real.

La tetería Pachamama ha funcionado durante más de 20 años sin apoyos institucionales, solo con el sano apoyo de los adictos a la cultura. Prado sobrevivió sin reclamar ayudas y sin faltar a sus obligaciones como empresaria de la cultura, obligación que todavía mantiene.

Ahora, no solo pierde Ciudad Real un activo cultural muy importante, sino que además se pretende arrinconar al "alma mater" de la tetería Pachamama, y la única salida que le dan es la de acceder a los servicios sociales. Una molestia menos, es el peaje a pagar por huir del servilismo.

La tetería Pachama ha sido un local emblemático por donde han pasado artistas como El Kanka, Rozalen, Marwan, Andrés Suárez
Rafa Pons, Lucas Pez Mago, Aldo Méndes, Luis Pastor, Pedro Pastor, El Jose, el Kanka, Luis Ramiro, Zahara, Javier Ruibal, Javier Krahe (después de 25 años sin pisar ciudad Real), Diego Ojeda, Rupatrupa, María Ruiz , Tecanela o Pancho Varona, entre otros grandes artistas del panorama musical de este país.

Y ello sin olvidar artistas locales como Miguel Ángel Maroto Negrete, Pablo Moreno o Jesús Miguel Horcajada, y otros muchos que han hecho que Ciudad Real estuviera en el mapa del circuito nacional de cantautores gracias al trabajo que durante más de 20 años ha llevado a cabo Prado.

Repito, un trabajo sin apoyos institucionales, sin ningún tipo de subvención, a la que sin duda alguna hubiera tenido derecho y que no recibió porque NUNCA LAS PIDIÓ. Creció y sobrevivió sin esas ayudas, hasta que la codicia, que no la ambición, cerró el local.

Ahora, a Ciudad Real la han sacado del mapa de la música de autor, de los certámenes poéticos, y se ha abandonando a la creadora de la tetería Pachamama. De esta forma se van a perder conciertos y los contactos con todos los artistas que, enterados de la terrible situación en la que está Prado, han mostrado su apoyo mostrándose a su disposición.

Una actitud muy diferente a la de las instituciones. Es alucinante que el Ayuntamiento deje morir Pachamama y desprecie los contactos y la especial relación que Prado tiene con ellos. Alucinante que alcaldesas y concejales desprecien y entierren un activo cultural de la ciudad. Artistas y asiduos a Pachamama alucinamos con la actitud de los regidores municipales.

¿Cómo evitar que Ciudad Real se pierda en el olvido?

El Ayuntamiento de Ciudad Real tiene capacidad para no enterrar definitivamente ese oasis de música y poesía. Pero ¿qué hace, además de enviar a Prado Pachamama a asuntos sociales? ¿Las alcaldesas se han reunido con Prado? ¿Cómo van a aprovechar un activo para la ciudad?