Inicio » Opinión

Una nueva esperanza

- 29 noviembre, 2021 – 18:25Sin comentarios

Ricardó Martín.- Asistí como castellanomanchego y espectador al debate sobre el estado de la región el pasado mes de octubre, algo decepcionado. No en particular con nuestro presidente, Emiliano García-Page, ni con ningún otro diputado allí presente. Ni siquiera de ningún signo político en concreto. Mi apatía era hacia todos los políticos en general.  

Contemplé cómo los discursos de unos tenían la contestación esperada por otros, con más gritos por un lado y, por otro, con más simpatía, pero percibí que cada vez había más homogeneidad en sus discursos, dependiendo de si están en el poder o, por el contrario, están en la oposición. Incluso, aunque padezcamos una crisis económica tras un año de pandemia. Incluso, aunque anuncien nuevas medidas de presión fiscal, otra más. Lo que cuenta son los apoyos parlamentarios y el presupuesto, el resto parece un adorno de atrezzo. 

Pero ese día, no sé si muchos más como ustedes, sintieron lo mismo que yo. Ese día percibí algo positivamente diferente. Una voz que no esperaba escuchar, una nota musical que no esperaba disfrutar. Era un sonido que irrumpía en un monótono diálogo y lo convertía en una conversación más interesante, más real, más aterrizada, más clara, más como yo, que me considero una persona normal. Esa voz, vehemente, aunque moderada, hizo despertar en mi un sentimiento de rebelión contra lo establecido, lo mediocre, lo conformista, lo esperable, lo de siempre de unos y otros durante casi 40 años de democracia.  

Ese sentimiento me ofreció la oportunidad de pensar que, tal vez, solo tal vez, no esté todo perdido. De que la próxima vez que ejerzamos nuestro derecho al voto, sepamos que si todos tenemos ese sentimiento de ilusión al mismo tiempo podemos de verdad mejorar lo que no nos gusta y que nos rodea constantemente. De que nuestro sistema democrático, como el de la mayoría de los países avanzados, no es perfecto, pero aun así permite voces distintas que, pese a sus errores y aciertos puedan ser escuchadas, comprendidas y empáticas con lo que de verdad nos pasa.  

Esa voz en el debate del estado de la región no se enfrentó a un movimiento, partido o dirigente en concreto, miró de frente valientemente a un sistema que ha sucumbido a un conformismo durante décadas de intercambio y reparto de poder que permite que cada día se marchen nuestros jóvenes a otras comunidades, que nos den a Castilla La Mancha lo que sobra de regiones que tienen la llave de gobierno, que nuestros pueblos se vacíen y que no solo nadie haga nada, ni unos, ni otros, sino que ya ni siquiera nos tengan en cuenta. Conformados con esa realidad ajena a la nuestra, a la de los ciudadanos, una burbuja palaciega que prefiere hablar – otra vez- de reformar el número de diputados, de generar más gasto público con asesores, de nombrar a dedo a jueces y asociaciones afines, de subir impuestos que de defender lo que realmente hablamos con nuestra familia, nuestros amigos, en el trabajo, como los altos precios de los productos, la gasolina, nuestro piso ocupado o nuestras futuras pensiones. ¿Quién nos defiende realmente? 

Esa voz inconformista a la par que ilusionante, capaz de mirar con alegría al abismo negro de nuestra realidad asumida, era la de Carmen Picazo, una representante normal que dice lo que piensa y dice y piensa lo que muchos estamos pensando. Habla claro y de lo que, al menos a mí, más me interesa, que es que no me ocupen la vivienda, que no me suban los impuestos, que no suban los precios de la comida o de la gasolina y que defienda mis derechos como contribuyente a tener buenos servicios o infraestructuras, no mejor que otros, pero al menos igual que otros. Despertó, al menos en mí, una ilusión que por primera vez me hizo dejar atrás la decepción que acumulaba y mirar al futuro teniendo en cuenta que no está escrito, tan solo está en nuestra mano y que todavía, existen, al menos en nuestra región pequeños hilos de esperanza y fe en el futuro.  

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.