La Justicia tumba la declaración de titularidad pública del antiguo camino de Hinojosas al molino de Flor de Ribera

La Sección Primera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) ha desestimado el recurso del Ayuntamiento de Hinojosas de Calatrava contra la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Ciudad Real, de 30 de diciembre de 2019, que da la razón a los propietarios de fincas que se oponen a que el antiguo camino al molino de Flor de Ribera sea declarado público por el consistorio.

La Justicia vuelve a dar la razón así a los propietarios, que recurrieron en un primer momento la resolución del Pleno del Ayuntamiento de Hinojosas de Calatrava, de 9 de mayo de 2017, en el que se acordó declarar la titularidad pública de todo el camino al Molino Flor de Rivera, especialmente el tramo que se inicia desde su intersección con el camino que va desde Horcajo a Mestanza, hasta el citado molino.

De hecho, ya la anterior sentencia del juzgado ciudadrealeño subrayaba que el juzgador "no alcanza a entender" los motivos que esgrime el Ayuntamiento para pretender dar naturaleza a un camino que "ahora resulta cuanto menos, borrado por el paso del tiempo, (en caso de haber existido en algún momento) y que, en todo caso, consta que tiene otro ahora en excelentes condiciones y con el mismo nombre y destino, que es utilizado por los ciclistas, caminantes, ecoturismo etc., con la misma finalidad que pretende conseguir".

En este sentido, el juzgado consideraba que la prueba presentada por los propietarios no ha sido rebatida de forma alguna por el Ayuntamiento demandado, y no se acredita la existencia del camino Flor de Ribera que procede del inventario. En esta línea, los propietarios argumentan que la finca en cuestión lleva vallada más de 50 años, "sin que se hubiese perturbado la posesión, ni transitado sobre ella vehículos ni personas ajenas a la finca, y la propiedad privada del Molino Flor de Ribera al que se dirige el camino".

Ahora, la reciente sentencia del TSJCM abunda en el mismo pronunciamiento que el juzgado de primera instancia. Así, los magistrados consideran que la incorporación, mediante el acuerdo del Pleno de la Corporación Municipal, del camino público al Molino Flor de Rivera al Inventario de Bienes y Derechos del Ayuntamiento no constituye un título constitutivo de la propiedad pública de esa vía, sino el resultado del ejercicio de una potestad que, si bien denota una "declaración de intenciones" de la administración para conseguir la formalización de esta demanialidad, "sólo puede obtenerse, en caso de controversia, como aquí sucede, ante el orden jurisdiccional civil".

Consecuentemente, la Sala subraya que ni el Ayuntamiento ni la jurisdicción contencioso administrativa tienen competencia para emitir un pronunciamiento con tal sentido y alcance, al corresponder a la Jurisdicción Civil, a margen de que "habría quedado de relieve la diferente prueba existente al respecto y entran en juego cuestiones como la existencia del uso público y privado y la posible confusión de linderos", que no pueden verse resueltos a través del expediente tramitado.

Contra esta sentencia cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

Relacionados

4 COMENTARIOS

    • Le sugiero que se de una vuelta por los latifundios de la zona, y trate con la amable guardería que le guiará con gusto por las zonas públicas (modo ironía funcionando), que estudie el cómo se ha comprado la declaración de privacidad de muchos caminos (los de la Garganta, por ejemplo) , que indague de dónde viene la titularidad de la mayoría de las grandes fincas (El Hoyo, la Torrecilla, etc, etc.) o que compare la situación de la zona con la situación de ….. el resto de Europa. Derecho a la propiedad , sí, latifundios mediovales, no.

  1. Qué paraje tan bonito, para que vayan a cargárselo cuatro garrulos de fin de semana, que lo dejen todo lleno de mierda, botellas, papeles, restos de comida y todo lo que la grosería popular suele hacer, incluso teniendo una papelera al lado, y si la grosería popular lo hace en las mismísimas ciudades rodeados de contenedores y papeleras, que no harán en mitad del campo los garrulo groseros del populacho educado en el botellón y todas esas mierdas.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

spot_img
Advertisement
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img