«Un 98,5 % de los estudiantes erasmus de la UCLM que se encuentran en Italia tienen alojamiento, a pesar de las dificultades existentes»

Raúl Martín Martín. Vicerrector de Internacionalización de la UCML.- Una de las mejores formas de conocer la realidad internacional es la realización de intercambios académicos que contribuyen a la formación de nuestros estudiantes y a la mejora y enriquecimiento cultural de nuestra Universidad. El programa Erasmus+ ha sido y es una de las herramientas por excelencia que no solo nos ha permitido abrir los ojos al mundo, sino también fortalecer la identidad y ciudadanía europea fomentando un mundo mejor.

Este curso 2022/2023, la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM). al igual que la mayoría de las Universidades, ha vuelto a ver cómo sus estudiantes quieren experimentar esa apertura al mundo, alcanzando unos datos de movilidad similares a los cursos previos a la pandemia e incluso superando los números anteriores en algunos países. No tenemos claro si este es el factor determinante que explique las situaciones de falta de alojamiento que estamos encontrando en los distintos destinos, pero con toda seguridad, no es el único. La situación social, el mercado inmobiliario, la economía de las regiones, el aumento del turismo, etc. son variables muy cambiantes e imposibles de controlar. En cualquier caso, la dificultad de la búsqueda de alojamiento, a la que siempre se enfrentan aquellos que se lanzan por el ancho mundo, no es un problema nuevo. En este punto, y aunque el caso de cada persona es único, suelen darse casuísticas: (1) aquellas personas que buscaron su alojamiento antes de irse; (2) aquellas personas que no habiendo encontrado alojamiento se fueron para buscarlo in situ; (3) aquellas personas que no habiendo encontrado alojamiento decidieron renunciar a su movilidad.

En el caso particular de Italia, uno de los tres países de destino más solicitados por los estudiantes de la UCLM, el número de movilidades de larga duración adjudicadas es de 204, repartidas en 40 ciudades. De hecho, este país recibe el 36 % de las movilidades de larga duración. Los destinos con mayor movilidad son Roma (25), Bari (15), Padua (11), Nápoles (10) y Florencia (9). Antes de comenzar su estancia, cinco estudiantes con destinos a Turín, Padua, Roma, Bolonia y Viterbo renunciaron a su beca debido a la imposibilidad de irse con el alojamiento asegurado. Respecto a los estudiantes que han salido sin alojamiento, las mayores preocupaciones que hemos recibido han sido de estudiantes que se encuentran en Roma, Ferrara, Padua y Génova.

Según la carta Erasmus, las universidades de acogida tenemos obligación de “proporcionar apoyo activo a los participantes en movilidades entrantes en la búsqueda de alojamiento” antes de realizar la movilidad, pero los estudiantes siempre contactan con su casa, la UCLM, y el equipo de internacionalización de la universidad, en particular las oficinas de relaciones internacionales y los directores académicos de cada campus, así como con la persona encargada de la movilidad de su centro/facultad (coordinadores de internacionalización) siempre están disponibles para asistir a nuestros estudiantes salientes, así como a los entrantes.

Desde la UCLM hemos apoyado en la búsqueda del alojamiento bien contactando con las universidades de destino (responsables de internacionalización, profesores conocidos y estudiantes de dichas ciudades que hicieron movilidad en alguno de los campus de la UCLM), creando grupos de WhatsApp entre estudiantes que están en la misma ciudad, puesta en contacto con la mayor asociación de ayuda y desarrollo de intercambio de estudiantes, la Erasmus Student Network (ESN), etc. Actualmente, son tres los estudiantes que se encuentran en una situación aún sin resolver. Si en algún caso la dificultad continúa y el estudiante se viese obligado a regresar, como ha ocurrido anteriormente por otras dificultades, el estudiante continuará sus estudios en la UCLM.

A nivel nacional, la UCLM ha informado de esta situación al Servicio Español de Internacionalización para la Educación (SEPIE), que es la agencia nacional española para el desarrollo y gestión del programa Erasmus+, quien a su vez está en contacto con la agencia nacional italiana.

En relación con la ayuda económica, tal y como se refleja en la convocatoria y según lo establecido en el programa Erasmus+, la cantidad depende del nivel de vida del país. En Italia, la cuantía de la ayuda es de 260 €/mes si se realiza la movilidad de estudios y de 410 €/mes en el caso de prácticas. Además, la UCLM ofrece a todas las personas que realizan movilidad una bolsa de viaje de 350 €, que se puede ver incrementada en 50 € y cuatro días de apoyo adicional en el caso que opten por realizar un viaje ecológico. Los estudiantes en situación de desventaja económica que tengan concedida una beca general del Ministerio de Educación y Formación Profesional pueden recibir 250 € más al mes. Estas cantidades se liberan del siguiente modo: al inicio de la estancia reciben el 80 % y la bolsa de viaje. El resto se liquida al finalizar su estancia.

De cara al futuro, dentro del asesoramiento que ofrecemos al estudiantado saliente, seguiremos informando de destinos con mayores problemas de alojamiento, animando a iniciar la búsqueda en cuanto tengan una beca asignada y hayan confeccionado su contrato de estudios tanto con su facultad/escuela de origen en la UCLM como con los responsables de la universidad de destino. La próxima convocatoria de movilidad para la realización de estudios y prácticas en el curso 2023/2024 se abrirá durante la tercera semana de este mes de octubre.

Relacionados

Euromillones

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img