La constelación Michelin C-LM suma Estrellas para Oba- (Casas Ibáñez), Ababol (Albacete) y Ancestral (Illescas)

La constelación de Estrellas Michelin de Castilla-La Mancha se ha ensanchado tras la gala de este martes en Toledo, donde se ha desvelado que tres nuevos restaurantes se cuelan entre los más grandes para la prestigiosa guía.

Son Oba-, el proyecto de Javier Sanz y Javier Sahuquillo tras Cañitas Maite en Casas Ibáñez (Albacete), que además se lleva para la localidad albaceteña la primera Estrella Verde de un restaurante castellanomanchego; Ababol, de Juan Monteagudo, ubicado en Albacete capital; y Ancestral, de Víctor Infantes, que ha hecho a su cocina manchega merecedora de esta distinción en la localidad de Illescas.

La cruz para Castilla-La Mancha ha sido para Jesús Segura, que tras mudarse de su restaurante estrellado Trivio en la capital conquense hasta su proyecto más personal en Casas Colgadas y Casa de la Sirena se ha dejado la Estrella por el camino.

Castilla-La Mancha, además de estas tres estrellas, luce ahora un total de 13 en 11 restaurantes. Con las distinciones de este martes, Albacete suma tres restaurantes y cuatro Estrellas, ya que a los que hoy la estrenan hay que sumar a Maralba (Almansa), de Fran Martínez.

García-Page reconoce la capacidad de la gastronomía regional y nacional para alcanzar la “excelencia” y recuperar la “autoestima colectiva del país”

Toledo, con la Estrella que luce desde hoy en Illescas, suma otras cinco, contando con las dos de Iván Cerdeño en su restaurante homónimo; la de Pepe Rodríguez en El Bohío, también en Illescas; y la de Carlos Maldonado en Raíces (Talavera de la Reina).

Guadalajara tiene, por su parte, otras dos Estrellas, las dos en Sigüenza, concretamente en El Doncel de Enrique Pérez y en El Molino de Alcuneza de Samuel Moreno; mientras que Ciudad Real atesora otras dos, en la figura de Miguel Ángel Expósito en Retama y de José Antonio Medina en El Coto de Quevedo. Con la salida de Jesús Segura de la lista, Cuenca se queda seis años después sin Estrella Michelin.

 El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha reconocido esta noche, en Toledo, la capacidad de los profesionales de la cocina castellanomanchega y española para alcanzar la “excelencia”, así como su contribución a la recuperación “de la autoestima colectiva de este país” en las últimas décadas, ha valorado.

Así lo ha remarcado en el transcurso de la gala de la Guía MICHELIN España & Portugal 2023, en la que se han entregado los galardones a los restaurantes premiados en esta edición en la que la ciudad de Toledo ha sido anfitriona, con protagonismo para los chefs castellanomanchegos más reconocidos como Iván Cerdeño o Fran Martínez, que han coordinado la parte gastronómica de este evento internacional.

“Este país se puede plantear que, en los próximos 45 años, en vez de querer imitar, nos imiten” ha proseguido García-Page, quien ha considerado que la gastronomía nacional y regional han conseguido “romper una barrera y un cierto complejo” que “alcanza a todos” gracias a la “alta cocina”, ha concluido.

En los instantes premios a la entrega de las estrellas MICHELIN, el presidente autonómico ha puesto en relieve que, como ocurre en la propia de ciudad de Toledo, “lo que termina quedando en pie es aquello que se construye con altas miras”. En este sentido, ha indicado que, actualmente, “nos atrevemos a hablar de excelencia y lo reivindicamos”.

En este contexto, García-Page ha valorado el “esfuerzo” de los profesionales de la gastronomía y de la hostelería y ha concluido que no es posible salir de “ningún tipo de crisis sin la superación que hay detrás del esfuerzo de todos ustedes”, ha elogiado.

Una cocina con orígenes

“Esta es una ciudad verdaderamente espectacular que nos une además con Lisboa a través del Tajo”, ha aseverado Emiliano García-Page, quien ha comenzado su intervención en esta gala dando la bienvenida a “nuestros hermanos portugueses” en un edificio cercano al lugar en que “nació Alfonso X El Sabio” gracias a quien “durante muchos siglos solo aquí se traducía lo que venía de Oriente a Occidente y al revés”, ha recordado. “Muchas de ellas, seguramente, eran recetas gastronómicas”, ha puntualizado.

“En el buen saber, en el buen comer y en el buen beber está buena parte de la obra humana”, ha reseñado el presidente castellanomanchego en alusión a El Quijote, obra que “conecta muy bien los sentimientos del cuerpo”, ha reflexionado. Al respecto, el jefe del Gobierno regional ha recordado que, desde el año 2015, una estrella tiene el nombre de Cervantes y otros cuatro planetas fueron bautizados como Quijote, Sancho, Dulcinea y Rocinante.

Durante esta gala, que ha colocado a Castilla-La Mancha en el epicentro del mundo gastronómico, Emiliano García-Page ha estado acompañado por el vicepresidente regional, José Luis Martínez Guijarro; la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco; el presidente de la Diputación Provincial de Toledo, Álvaro Gutiérrez; la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, entre otras autoridades.

Asimismo, ha estado arropado por la presidenta de la organización en estos dos países, María Paz Robina; el director de la Guía, Gwendal Poullennec; o la presentadora talaverana Berta Collado, quien ha ejercido de maestra de ceremonias ante una nutrida representación del sector en la Península Ibérica.

Relacionados

Euromillones

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img