Mishima y el misterio del escritor y P. A. Beño

Jesús Millán Muñoz.- Por razones conocidas y desconocidas escritores que en un tiempo relumbran como soles y después se van apagando o… sean regionales o nacionales o internacionales.

Parto del hecho y del dato y, creo que de la realidad, que el ser humano, cada ser humano es un misterio y un enigma, y, que se envuelve de sociedad y cultura y metafísica, y, se vuelve más misterio y más enigma, porque existe diversidad de culturas, diversidad de sociedades, diversidad de metafísicas. Y, en todo ese juego o cóctel o cocido de ideas, percepciones, deseos, pasiones nos encontramos y cada uno se tiene que descifrar, ante la luz de multitud de espejos y lunas.

En un mundo actual, que si recorres una calle, de esas peatonales, de cien metros te encuentras con diez o quince personas, te cruzas, la mitad van mirando sus artilugios que parecen cajas de cigarros pero que sirven para comunicarse. Te preguntas si ya no miran la realidad circundante, pueden que estén hablando con alguien a mil kilómetros o a diez mil centímetros, pero ya hemos dejado, una parte de la población de mirar el exterior, y, de alguna manera de mirar el interior. Se está inventando otro modo de ser y de estar y de realidad. Ya, la realidad y lo real, no es lo que circunda a un ser humano con sus percepciones, a lo sumo, con su vista y ojos a cien metros, sino que puede estar comunicándose con cualquier persona, potencialmente, cientos a una distancia enorme.

En este recorrido por el articulismo de opinión/literario de estos terruños que llevo haciendo, me he encontrado con una columna y con un autor que antes no recuerdo haber tocado. Existen cientos y miles de columnistas en nuestra parcela de mundo. Un artículo titulado: Mishima o la visión del vacío, que se encuentra en una antología de artículos que el escritor Pedro Menchén, ha realizado sobre su amigo, Beño, recientemente publicado y lanzado al viento, titulado: Crónica Sentimental de la Vida ProvincianaArtículos 1956-2008, dicho artículo fue publicado en el Lanza el 01 de enero de 1986.

Por tanto, en este modesto artículo que está usted leyendo estamos hablando directa o indirectamente, de tres notables escritores, que se han entrelazado digamos: Mishima, Beño, Menchén, cada uno con su misterio y con su enigma, cada uno con su historia. No voy a decir, que conozco en profundidad vidas y obras de los tres. No sería cierto, pero algo conozco, en mayor o menor grado, de algunos desde hace lustros, como Mishima, aunque ha ido aparcándose en mi memoria y en mi interés.

Porque usted debe saber que en el hipermercado de los transcriptores de ideas en forma de manchas de color, o de palabras o de sonidos o de movimientos de danza, etc. Pues existen épocas, hay momentos que te acercas a unos o te alejas de otros. Sin saber muy bien el qué y el por qué, sin saber, muy bien tampoco el para qué… Cierto que de Beño leí o leía algunos artículos cuando publicaba en Lanza, deMenchén debo confesar que mi encuentro literario ha sido hace unos días o semanas, que yo recuerde.

Porque acontece, como todo en la vida, puedes cruzarte con alguien en la calle, y, no ser consciente, e, incluso hablar con alguien en un momento, y, no recordar, y, después, a través de los libros y las letras, volver a encontrarte. Lo que me está demostrando este buceo en el articulismo literario de opinión que llevó haciendo ya desde hace unos años, que la pesca es inmensa, existen cientos de nombres, solo en el panorama hispánico o en el terruño ibérico.

Y, debo confesar que la mayoría, si fuesen franceses o alemanes o ingleses o norteamericanos serían conocidos por el mundo. Pero debemos confesar lo que es real, existen cientos de articulistas en provincias de esta Hispania, y, en barrios de grandes ciudades de esta Iberia que apenas tienen proyección. Quizás, porque los caminos de las letras, no son la metodología científica, y, por tanto, nunca se sabe, qué obra y qué conceptos son de verdad, más verdaderos y más innovadores y más creativos…

Recuerdo diversas interpretaciones sobre el fallecimiento de Mishima (1925-1970), interpretaciones leídas por mí, mucho después de ese acontecimiento, se hicieron muchas especulaciones y muchos ecos a lo largo de años, recuerdo muchos lugares y muchos tiempos, muchas interpretaciones, desconozco si en su patria nipona el lugar que va ocupando y desocupando en los corazones de los actuales. Potencialmente, decía, iba a ser un Premio Nobel. Pero no lo fue por el fallecimiento. Lamentablemente si hubiese vivido treinta o cuarenta años, nos podría haber ofrecido enormes y grandes interpretaciones del mundo.

Una voz que se calló demasiado pronto, una voz, que quizás, no se adaptó al mundo de hoy. A los escritores y personas de letras y artes, debo recomendarles soporten la angustia y la pena y el desaliento y el fracaso vital y cultural. Soporten el tiempo, no se vayan antes de tiempo de este gran teatro ovoide del planeta. Por el bien de ustedes, por el bien de los demás. Existen clínicas donde curan heridas del alma y de la carne…

Algunas veces, me digo a mi mismo, sería una gran noticia internacional, que el Nóbel alguna vez, se lo diesen a una voz, que en su propia sociedad o país, es considerado de tercera. Quizás, si esa noticia llegase alguna vez, sería un buen campanazo cultural. Un autor, no pondré nombres, pero existen muchos, en todas las provincias de este planeta, supongo que en Alaska y en Patagonia y en Australia y en Siberia y en Islandia, que publican en pequeñas editoriales, en pequeños periódicos. Ese día, si es que ocurre, alguna vez, aunque yo no lo vea, porque ya haya viajado al Otro Lugar, ese día, el Premio Nobel se llenará de grandes descubrimientos…

Porque hay dos literaturas, la que impulsan las grandes empresas editoras, que seleccionan bien, y, otra literatura de miles de autores y autoras que se autopublican o en editoriales pequeñas… No sé, si ese milagro aparecerá, de momento pues lean ustedes a estos tres escritores que aquí hemos citado alrededor de un artículo… o, quizás dos columnas, el de referencia y éste, éste actual.

Relacionados

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí


spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img