Inicio » La antorcha de Diógenes

Contra de Cospedal se vive mejor

- 17 febrero, 2013 – 23:063 Comentarios
Rafael RoblesLos castellano-manchegos pensaron ilusionados que tras la muerte de Franco alcanzaron la mayoría de edad y se creyeron dueños de su vida política. Sin embargo esta tierra adusta, masoquista y austera anhela más que nunca mano dura, reprimendas y volverse a poner los pantaloncitos cortos. El manchego vive mejor contra de Cospedal y alcanza su plenitud en esta crisis-estafa tan hortera. La dictablanda de tres décadas del PSOE aturdía al manchego que no sabía qué hacer con su pequeña cuota de libertad. Es así que los demonios amanchegados guiados por intereses egoístas (básicamente conservar la propiedad) renunciaron a la pavorosa libertad para delegar su parte de soberanía en el Leviatán neoliberal representado por de Cospedal y sus secuaces. La Sra. de Cospedal es una buena persona porque dedica su vida laboral a imponer a los manchegos el orden que le exigen, como una madre que pone sanos límites a sus hijos. Es cierto que a veces se deja seducir por el subjetivismo moral de las mafias financieras, pero lo hace por nuestro interés siguiendo la máxima de “tener amigos hasta en el infierno”. Es también admirable su moral utilitarista, como exige la nación manchega, lo que explica que esté más pendiente de agradar a la mayoría con carnavales, procesiones y panderetas en vez de centrar su política en los minoritarios desempleados, discapacitados o enfermos. Ella ha entendido a la perfección el espíritu gregario de la oveja manchega a la que despreocupa la diferencia entre cliente y paciente, entre consumidor y estudiante o entre siervo y ciudadano. Su voluntad, aunque equivocada, es bondadosa porque hace todo lo que puede para que aflore el bien confiando ciegamente en la fortaleza manchega: recorta salvajemente para que el pueblo resuelva los problemas por sí mismos, como una madre que se desprende de su bebé en la piscina para que aprenda a nadar. Quizá tanta fe la haya cegado del todo, pero la intención es lo que cuenta y sus propósitos para con los manchegos son de todo punto inmejorables, así que Sócrates le lanzaría un condescendiente “¡nadie hace mal a sabiendas!” mientras desde el infierno miles de iluminados que también tuvieron buenas intenciones observan con malicia a la nueva candidata. El manchego lo único que exige es orden, una política firme y un rumbo fijo. Dada la imposibilidad de comprender su conducta irracional -ayer solo hubo novecientos asistentes a una necesaria manifestación mientras, al mismo tiempo, varios miles bailaban al son del carnaval en plena cuaresma- hay que deducir que el manchego lo aceptará todo siempre y cuando tenga un vaso de Señorío que echarse a los labios. Cospedal se frota las manos con las cifras ridículas de manifestantes y se parapeta con una sonrisa burlesca y confiada gritando “¡La Mancha va bien”, como la madre de un niño mediocre que orgullosa proclama a los cuatro vientos “¡pero qué listo que es mi hijo!”. Además declara pícaramente -esa picaresca que tanto gusta por estos lares- que sin gentes como ella gobernarían los generales y el populismo a sabiendas de que ella misma es una generala y una populista, dos virtudes que agradan en La Mancha porque el manchego es consciente de que únicamente la fuerza y la demagogia gobiernan eficazmente esta tierra yerma e iletrada. Lo de erigirse en interlocutores válidos y demás zarandajas de la progresía suena aquí a charlatanería, por eso maquiavélicamente alimenta con astucia conflictos educativos y sanitarios, para que, tras aplastarlos, su grandeza se vea aumentada. También es conocedora de que el manchego es de naturaleza voluble, y es fácil convencerle de una cosa, pero es difícil mantenerle en esa convicción, así que renueva mensualmente las ocurrencias para tenernos entretenidos. Lo mejor es que hoy en día la progresía de salón y de vacaciones en el Caribe ha recobrado la razón de su existir y se siente dichosa tras la esquizofrenia y crisis de identidad que sufrieron los últimos años. Han encontrado en de Cospedal la justificación de sus esfuerzos y al enemigo que da sentido a sus vidas. Por todo ello y mucho más que no acierto a expresar doy gracias a de Cospedal por devolver a esta tierra lo que nunca debió perder: una madre protectora. ¡Gracias! http://www.rafaelrobles.com @RafaelRob
Etiquetas: , , ,

3 Comentarios »

  • Botebote dice:

    Para colmo, tiene que salir a desmentir que su marido pagó 208.000 euros a Método3 por la realización de diversos «trabajos».

    Lo de esta mujer de verdad que provoca escalofríos. Y nos recuerda aquello de «los mismos perros con diferentes collares». Parece mentira los frecuentes que son los «lugares comunes» de la política…

    Y, dice el refrán «juicios tengas y los ganes». Pues yo le deseo eso a la señora de la Peineta (la de la cabeza), que todas las demandas y querellas que está poniendo para defender su honor -ella y sus correligionarios-, sean analizadas y diseccionadas con lupa y bisturí por las fuerzas de orden público, las fiscalías y la propia judicatura porque, huele raro, no sé a qué, pero el río suena y trae un tufillo un tanto nauseabundo. Recuerda a aquella desafortunada frase de Chávez «Huele a assufre…»

    Ojalá que la policía judicial, los fiscales y los jueces se batan el cobre hasta las últimas consecuencias y, actos como la peineta de Bárcenas al Cuarto Poder se vuelvan contra sus protagonistas. Porque que te roben jode pero que, encima se cachondeen de ti ya rompe la barrera del sonido. Y a la prensa se la puede engañar, pero no se la puede culpar de robar dinero público ni de que España tenga una imagen infame internacionalmente. La prensa solamente es testigo de lo que ocurre. Los protagonistas son ellos. Exclusivamente.

    En cuanto a lo del «manchego doliente», amigo Rafael, no tiene solución. Y mira que las dos cosas son compatibles -lo de ir al carnaval y ejercer de ciudadano-. Pero, el manchego no tiene sangre caliente en las venas ni sangre de Viriato, Agustina de Aragón o cualquier otro héroe patrio.

    Al manchego aún no le duele «La Mancha» como le dolía España al filósofo. Al manchego todavía le quedan genes de «Los Santos inocentes» que le impiden ponerse en marcha y luchar por lo que es suyo. Eso sí, al manchego le viene bien que haya medios que se lo digan y que le planteen el problema en la cara como se hace en MCR.

    Así es que, manchegos jóvenes que no habéis vivido en épocas pretéritas de inmundicias ideológicas y bajezas políticas: ni un paso atrás, ni para coger impulso. Defender lo que hemos construido no es ni más ni menos que defender el patrimonio propio de la expropiación de la derecha más rancia que hemos podido vivir en estos años de democracia. Es defender el progreso social (que no socialista) ante la excavadora de Cospedal que pretende convertirnos en la «zona del servicio» otra vez. Que Castilla La Mancha vuelva a ser la que aporta chachas y porteros a Madrid y no, eso ya pasó.

    Castilla La Mancha exporta chachas y porteros como cualquier otra comunidad, pero también profesionales altamente cualificados que se forman con las escuelas, los institutos y la Universidad de todos, que usan la Sanidad de todos y que tienen un sentimiento hacia lo público que supera con creces lo que podemos esperar de la señora de la Peineta (la de la cabeza).

  • Rafael dice:

    Es excelente, Botebote, tu fuerza expresiva. Gracias por compartirla. Un saludo

  • Blisterr dice:

    Pues nada hombre, si esa es tu diversión, dale, dale a lo mandril. Invita a Rayo y disfrutáis juntos. Jajaja.

Leave a comment to Botebote

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.