Inicio » Ciudad Real, Destacadas

Colette Chaumier, guía Montesori: «El error tiene mucho valor, es una oportunidad para aprender»

- 2 octubre, 2013 – 14:54Sin comentarios
Eusebio Gª del Castillo Jerez.-La guía Colette Chaumier imparte este viernes, a las 17:00 horas y en la Facultad de Educación de Ciudad Real, una charla sobre el método Montessori organizado por miciudadreal.es y Caracolín, en colaboración con Creativitas. Maestra de educación infantil y primaria con más de 15 años de experiencia en la escuela pública francesa, Chaumier dirige desde 2006 un proyecto educativo en la provincia de Málaga. Lleva más de 10 años impartiendo formación sobre esta metodología alternativa que cada vez atrae con más fuerza el interés de padres y educadores. colette01Pregunta.- ¿Cuál es la esencia de método Montessori? Respuesta.- El respeto absoluto de los procesos de desarrollo del niño, de sus necesidades auténticas en cada etapa de su crecimiento. A partir de ahí, se trata de ofrecerle un entorno adecuado, un ambiente preparado que le ayude a autoconstruirse a través de su actividad propia, con autonomía y responsabilidad. P.- ¿Qué implica respetar al niño? R.- Es respetar su proceso interno de desarrollo físico como psíquico. Es algo natural que empuja al niño hacia lo que necesita, con la condición de que el ambiente le ofrezca la posibilidad de actuar por sí mismo, en libertad. La educación no se impone desde fuera. Eso implica una actitud de humildad por parte del adulto que lo acompaña, de observación del niño para dejarse guiar por él, de observación de sí mismo también. P.- ¿Qué caracteriza a los niños educados con esta pedagogía? R.- Suelen tener mucha autonomía, se expresan con facilidad, tienen sentido de la responsabilidad y colaboran con gusto  con los demás, sean niños o adultos. P.- ¿Cuál es el rol de educador en este método? R.- Un aspecto importante es la preparación del ambiente. Luego, en el día a día, observar y registrar  las manifestaciones de los procesos de los niños para conocer sus necesidades, dar las pautas necesarias para que el ambiente se mantenga relajado, mostrar cómo se usan los materiales pero luego dejar a los niños la libre elección de sus actividades, fomentando siempre su autonomía y su responsabilidad. María Montessori decía: "el papel de la maestra ha cambiado". De hecho, ahora se nombra guía. P.-  Quizá lo más conocido del método Montessori sea el ambiente del espacio donde se aplica y sus llamativos materiales ¿Cuánta es la importancia de estas cosas? R.- Sí, el ambiente preparado con la riqueza de materiales y actividades propuestas es un punto clave, en el sentido de que son herramientas para ayudar al niño a aprender por sí mismo, a desarrollar todas sus potencialidades y a crecer. Invita al niño a actuar. Cada material tiene un propósito directo y un propósito indirecto que lo prepara para algo que necesitará más tarde. Hay orden, belleza, diversidad, el niño tiene que sentirse en su casa... Pero también tiene que haber adultos preparados para crear el vínculo entre el niño y el ambiente, para que el niño esté activo en sus aprendizajes. P.-  El curso escolar ha comenzado recientemente. Algunos padres me han transmitido su pesar porque sus hijos están viviendo una experiencia negativa. Estos niños, de entre 3 ó 4 años, están tristes, no quieren ir a la escuela e, incluso, llegan a tachar los dibujos que hacen en casa mientras gritan “¡está mal, está mal!”… ¿Por qué un sol que no se pinte de amarillo merece una reprimenda? R.- Es realmente triste lo que les pasa a estos niños. No merecen nada de reprimenda o comentarios para sus dibujos, podríamos hablar de "error profesional". Nosotros los adultos siempre damos más importancia al resultado; resultado que además queremos de una manera bien definida. El niño expresa algo a través de su dibujo si lo ha decidido libremente, es algo suyo que no podemos calificar, y menos todavía descalificar. Lo peor es que a los niños, además tan pequeños, se les queda grabado el comentario o la reprimenda y pierden total confianza en ellos mismos, renuncian entonces a sus capacidades. Es como un freno a su desarrollo, un bloqueo...colette03 P.-  Si reprimimos el error, con calificaciones o castigos, quizá estemos privando a los niños de las herramientas con las que experimentar y aprender; especialmente para aprender por sí mismos. Y eso, a la larga, genera déficits de confianza y autonomía. ¿No debería prestar más atención el sistema educativo formal a estas cuestiones que a otras como una malentendida excelencia o el bilingüismo? R.- Sí, sin duda. ¿Para qué sirve en que insistamos en que hable inglés o sea muy bueno en cualquier asignatura si no hay en la base un profundo respeto por lo que es, lo que siente y lo que expresa el niño?. En el método Montessori,  el error tiene mucho valor: es considerado como una oportunidad para aprender más. En la mayoría de los materiales está incluido el control del error por el propio niño. Se le acostumbra a valorar su trabajo, rectificar, sacar conclusiones... y, así, aprende. Todos nos equivocamos y aprendemos de nuestros errores. Es un proceso normal en el camino del auto aprendizaje. P.- ¿Considera importante el método Montessori el aprendizaje, o la introducción, de una lengua diferente a la materna en edades tempranas? R.- Sí, se contempla y de la manera la más natural posible. Es decir, desde pequeños, puesto que están en el período sensitivo del lenguaje y lo absorben sin esfuerzo, como esponjas. Lo ideal es que haya en el salón (se dice así en Montessori, en lugar de aula), una guía que hable siempre en el otro idioma. P.-  En Alemania, al menos en las zonas donde emigrantes españoles que conozco se han instalado, es habitual comenzar el curso con una fiesta. Aquí, en España, lo que se estila es el drama y los coros de llanto. ¿Por qué un período de adaptación tiene que ser necesariamente una experiencia traumática? R.- Si hablamos de período de adaptación, es justamente para evitar trauma, creo. Es un paso importante pero difícil para un niño pequeño dejar el nido de su casa para compartir un espacio nuevo con otros niños y otros adultos que no conoce. Se tiene que hacer muy progresivamente. Tiene que darse la posibilidad de acercamiento progresivo, un tiempo corto al principio para, poco a poco, ir alargándolo. Y tiene que haber una atención personalizada para cada niño nuevo que entra. En las escuelas Montessori se suelen acoger a un niño o dos a la vez, para poder darles la atención y la seguridad que necesitan. P.- ¿Hay quien se acerca a Montessori para aumentar el potencial de su hijo en términos de competitividad? ¿Hay escuelas libres –independientemente del método o la pedagogía en que se basen- que utilizan esto como reclamo, especialmente para captar alumnos entre las élites económicas? Porque, en cierto modo, algo así encerraría una gran paradoja. R.- Antes de todo, este método lo que pretende es ayudar a niño para la vida, en el sentido de educación global y respetuosa, no solamente académica, y no en términos de competitividad. Aprende mejor, estupendo... aquí deberíamos preguntarnos por qué aprenden mejor y ofrecerlo a todos los niños. Lo de utilizar esto como reclamo… confiemos en que estos niños aprendan algo más allá de lo que pretendían sus padres.colette02 P.-  Entiendo que, en términos generales, a los padres que se interesen por proyectos educativos con influencia Montessori, les motivará en mayor medida la felicidad de sus hijos que el hecho de que sean, en un futuro lejano, profesionales más o menos competitivos. En fin, ¿qué papel juegan los padres en la educación Montessori? R.- Sí, en mi experiencia, lo que más veo son padres que realmente quieren que respetemos todos los aspectos de la personalidad de su hijo, sobre todo al nivel emocional; que respetemos sus decisiones y  que lo tomemos en serio en cada momento. Quieren verlo feliz, contento de venir a la escuela. Muchas veces es el seguimiento lógico de una educación más consciente, holística; una búsqueda de algo mejor que lo que han conocido ellos de pequeños. El papel de los padres es importante, tienen que comprender el propósito del método y actuar en casa en el mismo sentido, confiar en las posibilidades de su hijo, dejándolo actuar por sí mismo, enseñándole justo lo mínimo necesario. P.-  Dentro de unos días impartes un curso de nivel 1 de Montessori en Ciudad Real ¿Qué cuestiones se abordarán en este taller? R.- Hablaremos primero de la etapa de desarrollo del niño de 0 a 6 años,  de sus necesidades autenticas. Luego hablaré de los principios básicos del método, de la metodología y de su puesta en práctica, del ambiente preparado, del rol del adulto... Esto será la parte más teórica del viernes. Y ya el sábado y el domingo, veremos el abanico de actividades de la vida práctica y los materiales sensoriales que podemos proponer a los niños de 3 a 6 años, particularmente. Será la parte más práctica donde los participantes podrán ver y manipular los materiales.
Etiquetas: , , , ,

Sin comentarios »

2 Pingbacks »

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.