Comunicado del PCE de Ciudad Real con motivo del 85º aniversario de la II República

Comité Provincial del PCE.- Una vez más, la efeméride del 14 de abril nos permite recordar que un día en España el cargo de Jefe del Estado fue electo. La llegada de la república supuso además la consecución de nuevos derechos, ayudando a avanzar hacia una mayor democracia, además de mejorar las condiciones de la clase trabajadora.

opinionEn el aniversario de la proclamación de la II República española también hay que recordar que la caída de la monarquía estuvo relacionada con la identificación de esta antidemocrática institución con un régimen político ineficaz, obsoleto, corrupto y dictatorial. Al igual que ocurre hoy en día.

En este día, las y los comunistas queremos en primer lugar recordar a aquellas/os que defendieron la legitimidad democrática del sistema republicano, a aquellas personas que durante la II República, la Guerra Civil y la dictadura de Franco lucharon por la democracia. Especial recuerdo se merecen las y los militantes que sufrieron la represión de la dictadura de Franco por defender sus ideas. También queremos rendir homenaje a los que luchan por que las víctimas de la dictadura tengan derecho efectivo a la verdad, la justicia y reparación. No se puede construir una democracia sobre los más de 100.000 muertos que siguen vergonzosamente olvidados en las cunetas.

No obstante, el 14 de abril no sólo representa una oportunidad para recordar los avances de la II República o a los que de forma tan generosa entregaron su fuerza militante a favor de la clase trabajadora.

Vivimos momentos de enorme trascendencia para el futuro de la clase trabajadora de nuestro país. Los derechos débilmente conquistados en la época de la Transición se han perdido y nuestro sistema político se ha mostrado incapaz de garantizar el derecho a la vivienda, a un trabajo digno, a servicios públicos de calidad y de acceso universal o a una redistribución más racional, justa y eficiente de la riqueza nacional. El modelo de Estado y de gobierno de la Transición se ha roto.

Por ello, desde el PCE planteamos la necesidad de poner en marcha un proceso constituyente hacia la III República que posibilite una Jefatura democrática del Estado pero que, sobre todo, permita acortar la brecha social entre ricos y pobres así como la recuperación de los derechos que nos han sido arrebatados en los últimos años. Planteamos también una III República en la que se constitucionalicen y garanticen otros derechos que también exigimos.

La Monarquía expresa, no sólo simbólicamente, también en la práctica, el poder de las oligarquías financieras y empresariales, bajo cuya hegemonía se han dado enormes retrocesos en derechos políticos, sociales, laborales, económicos y medioambientales, convirtiendo en papel mojado la Constitución de 1978. Por lo tanto, frente a la pretensión de refundar el sistema monárquico-oligárquico sobre la base de un nuevo bipartidismo o tripartito, es imprescindible plantear abiertamente la necesidad de una ruptura democrática y la apertura de un proceso constituyente de base popular.

Como propuesta republicana desde el PCE planteamos que:

– Todos los órganos representativos del Estado deben ser electivos y renovables, con limitación de mandatos. Por supuesto, la jefatura del Estado debe estar sujeta a elección popular.

– La garantía última del principio de sufragio universal debe sustentarse en el reconocimiento de un sistema electoral basado estrictamente en la proporcionalidad, donde se cumpla la premisa de “una persona, un voto”, para lo cual es necesario un sistema de circunscripciones que asegure dicho principio de proporcionalidad.

– Todos los miembros de las instituciones del Estado deberán rendir cuentas periódicas de su actuación, pudiendo ser revocados de sus cargos. En su actuación, todos los cargos públicos han de conducirse a través de un Código Ético de obligado cumplimiento.

– La Centralidad del municipalismo, como base de una democracia participativa y en la que la voz de los trabajadores y trabajadoras sea, no ya fuente de la soberanía del Estado sino, ella misma, portadora efectiva de la soberanía popular.

– Las organizaciones sociales también tendrán derecho a participar directamente, de acuerdo a las normas, en el ejercicio del poder público. Asimismo, deben desarrollarse otros instrumentos de democracia directa, como son el referéndum vinculante, la consulta popular o la iniciativa legislativa popular.

– Ha de ser un principio básico para el funcionamiento democrático del Estado la consecución de la igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres en todos los aspectos de la vida social, política y económica.

– La democratización de la economía para ponerla al servicio de los intereses de la clase trabajadora, lo cual supone, ineludiblemente, la creación de un banca pública y la nacionalización de los sectores estratégicos (energía, transportes…), medidas que no serán posibles en el marco de la UE del Euro y el TTIP.

– La República que propugnamos será laica en el funcionamiento del Estado y sus instituciones, garantizando la libertad de conciencia de las personas y una educación pública, laica, obligatoria, universal, gratuita y de calidad.

En definitiva, la Tercera República que defiende el PCE, supone un modelo social, político y económico donde se respeten los Derechos Humanos y la mayoría social viva de forma digna.

¡VIVA LA TERCERA REPÚBLICA!

homenaje-victimas-franquismo

Relacionados

Euromillones

5 COMENTARIOS

  1. La Segunda República Española se proclamó “democráticamente”.

    En las elecciones MUNICIPALES del 12 de abril de 1931 las fuerzas monárquicas obtuvieron 22.150 concejales; las republicanas 8.575. A pesar de la derrota numérica 48 horas después se amenaza al mismísimo Rey: el que luego sería presidente, Niceto Alcalá-Zamora exige que salga del país “antes de que se ponga el sol”. Y amenaza: “Si antes del anochecer no se ha proclamado la república, la violencia del pueblo puede provocar la catástrofe”. Y para evitar la catástrofe, el Monarca salió por patas… bueno, por Cartagena.

    Es curioso como los republicanos dan clases de “democracia” a los demás negando cualquier pedigrí democrático a los que no son de los suyos. Sirva como ejemplo de esa falta de respeto la frase incluida en el texto de arriba: “planteamos la necesidad de poner en marcha un proceso constituyente hacia la III República “.

    ¿Por qué constituyente? Ya tenemos una Constitución. Sigan el procedimiento expresado en ella para modificar el artículo 1.3, ese que dice “La forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria.”

    Es muy sencillo: se propone que sea: “La forma política del Estado español es la República”. Y luego nos vamos al artículo 168:
    “1. Cuando se propusiere la revisión total de la Constitución o una parcial que afecte al Título preliminar, al Capítulo segundo, Sección primera del Título I, o al Título II, se procederá a la aprobación del principio por mayoría de dos tercios de cada Cámara, y a la disolución inmediata de las Cortes.
    2. Las Cámaras elegidas deberán ratificar la decisión y proceder al estudio del nuevo texto constitucional, que deberá ser aprobado por mayoría de dos tercios de ambas Cámaras.
    3. Aprobada la reforma por las Cortes Generales, será sometida a referéndum para su ratificación.”

    Ah… que es muy jodido tener una mayoría de dos tercios cuando en un Congreso de 350 diputados elegidos democráticamente (sin comillas) hay: 2 comunistas confesos, 9 republicanos catalanes, 9 que dicen que es el momento, y 54 que dicen que pueden. Total 74. Muy lejos de los 234 que son los 2/3 de la Cámara Baja necesarios para empezar el proceso. Entonces, mejor dinamitar el sistema ¿no?

    Pues no. Señores. Si tan demócratas son como dicen, respeten las reglas.

    Y cuando quieran homenajeamos a las víctimas del comunismo: de 38.000 a 85.000 en España (según fuentes), unos 95.000.000 en todo el mundo.

    Sin acritud. Saludos cordiales.

    • Perfectamente explicado. Un par de cosas, con tu permiso: el comunismo no es democrático. El comunismo de raíz marxista es TOTALITARIO. Cuando hablan de represión franquista, ¿por qué hablan de 100.000 represaliados? ¿Por qué no 137.000, ó 200.000?

      Azaña definió la labor de los democráticos comunistas y sus secuaces en la Segunda República como «política tabernaria, incompetente, de amigachos, de codicia y botín, sin ninguna idea alta».

      El nivelazo de los políticos de la Segunda República era según Alcalá Zamora, y refiriéndose a Marcelino Domingo, Ministro de Agricultura, éste: «Marcelino Domingo diferenciaba el trigo de la encina, pero ya con dificultad el trigo del maiz y la encina del algarrobo”

      Y los logros de la República, extraordinarios: la vuelta del hambre a niveles de principios de siglo; un estado de excepción casi permanente; Casas Viejas; la planificación de la guerra civil; la Revolución de Octubre, las elecciones no democráticas de febrero del 36; la oleada de crímenes y el crecimiento en vertical del paro después de esas elecciones; los asesinatos de los miembros de la oposición; una enorme corrupción durante la guerra en la compra de armas y otras actividades, etc. Grandes conquistas, sin duda alguna.

      • Constituyentes para elegir otra constitución, que parecéis tontos. No durabais en un debate media hora.

        A ver, los diputados son elegidos de manera más o menos democrática, si lees algunas de las propuestas que se hacen en el comunicado verás que en nuestro sistema de elecciones de diputados no todo es proporcional ni profundamente democrático, como tampoco la ley electoral que se aplicó a las primeras elecciones democráticas convocadas por los franquistas en 1977 fue totalmente democrática.

  2. A ver chiquetes. ¿Cuánta lo mismo un concejal de Bollullos que uno de Madrid? ¿Es necesario el mismo número de votos?

    Segundo, la Constitución de la II república se aprobó por las Cortes, el 9 de diciembre de 1931, después de unas elecciones a Cortes Constituyentes en las que arrasaron los partidos republicanos.

    Se habla de más de 100.000 represaliados republicanos sin identificar ni homenajear. Las víctimas franquistas del levantamiento franquista gozaron de 40 años de homenajes por parte de la dictadura de Franco.

    La república trajo el sufragio universal, la democracia, la cultura de vanguardia a la cabeza del Estado…..

    Cómo os jode a los franquistas. Pues ajo y agua. España, mañana, será republicana.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img